En la entrada anterior vimos el origen del término “kamikaze” y algunos casos de ataques desesperados que han pretendido verse como ataques suicidas. Hoy seguimos con la casuística y con los verdaderos orígenes de estas acciones.

En ciertas ocasiones se ha citado un ataque sobre el portaaviones USS Enterprise el 1 de febrero de 1942 como el primer ataque Kamikaze. Siete bombarderos Mitsubishi G4M “Betty” se aproximaron al navío del almirante Halsey frente a Wotje, en las islas Marshalls: seis fueron derribados rápidamente por el fuego antiaéreo y por la cobertura de cazas, pero el último superviviente trató de estrellarse contra la cubierta de vuelo del Enterprise, alcanzando uno de los bordes y cayendo al mar.

El propio Halsey comentó que el avión ya venía incendiado cuando alcanzó el portaaviones y que dudaba que fuese un ataque suicida. De la misma manera, se suele hacer también referencia como primer ataque suicida deliberado a otra acción, esta vez sobre los transportes norteamericanos de Guadalcanal el 8 de agosto de 1942, en el que el USS George F. Elliot (AP 13) resultó hundido después de recibir el impacto de un bombardero en picado Aichi D3A “Val”, aunque también en esta ocasión hay testigos que apuntan que el avión picó ya en llamas y probablemente hubiese un piloto moribundo en su interior.

El portaaviones Hornet (CV 8) y el destructor Smith fueron alcanzados también por aviones heridos de muerte en la batalla de Santa Cruz el 26 de octubre de 1942. No obstante, en lo que a operaciones kamikaze “oficiales” se refiere, lo más probable es que la adopción de armas y tácticas abiertamente suicidas se discutiese por primera vez en las altas instancias en Japón en 1943, aunque no se llegó a ninguna decisión firme hasta julio –agosto de 1944, cuando se concibieron los planes para Sho Go (Operación Victoria) en el Cuartel General Imperial.

El Sho Ichi-Go (Operación Victoria, Plan 1), buscaba la concentración de todos los recursos disponibles para una “batalla decisiva” en las Filipinas, y es posible que incluyese operaciones suicidas en la fase de planificación, en particular si se da por bueno que la aprobación del emperador Hiroito se produjo como consecuencia de una conversación con su hermano, el príncipe Takamatsu, que era oficial de la marina, en el mes de junio de 1944.

De ser cierto lo anterior, cabe entonces la posibilidad de que las que se han considerado acciones “independientes” del mayor Takata, del capitán Miura, y del almirante Arima que describiremos más adelante, podrían haber tenido una sanción oficial que diese trámite al desarrollo de las misiones suicidas, e incluso a ejercer presión para su puesta en marcha a todos los niveles de las fuerzas armadas japonesas. Con independencia de lo anterior, la admisibilidad o reproche moral de estas prácticas no es óbice para el reconocimiento del valor demostrado por aquellos jóvenes.

En la próxima entrega veremos el que es considerado primer ataque kamikaze genuino.

Viene de Viento Divino – El fenómeno Kamikaze japonés (I)

Si te gustó, te puede interesar Rituales y Tradiciones Kamikaze (VI) – ¿Todos los pilotos eran Kamikazes? ¿Eran voluntarios?

 

  1. Dani says:

    uffffffffff interviniendo el Emperador o su familia lo oficial y lo oficioso tendía a confundirse. En parte porque el Emperdor nunca daba órdenes sino que expresaba algo así como deseos. Lo que además se complicaba más porque el Emperador hablaba un dialecto del japones que pocos japoneses entendían del todo.
    Por ejemplo en la marcha de la muerte de los prisioneros aliados en Filipinas tuvo mucho que ver un coronel recién llegado de Japón que dijo actuar en nombre del Emperador. Y es que aunque estemos acostumbrados a ver a los japoneses com muy obedientes y jerárquicos había sus excepciónes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.