Seguimos hoy con la serie GEHM dedicada a los pilotos kamikazes. Hoy abordaremos la cuestión de la uniformidad de pensamiento. ¿Estaban todos dispuestos a morir? ¿Era voluntario? ¿Cuáles eran sus posiciones respecto a ello y cuales eran sus argumentos?

Es lógico cuestionarse los motivos y sentimientos de aquellos aviadores japoneses que deseaban sacrificar sus vidas al servicio de su patria. Los generales y almirantes aseguraban que los hombres estaban orgullosos de morir por su país y que, más que cometer suicidio, se estaban entregando a la destrucción del enemigo. De acuerdo con el teniente general Masakasu Kawabe, Comandante General del Ejército del Aire General, «no importa como lo mires, todos los que particparon en estos ataques murieron felices en el convencimiento de que obtendrían la victoria final mediante su propia muerte».

Esta sería la visión que se tenía desde las altas instancias, pero no era necesariamente compartida por los pilotos. Recientes investigaciones llevadas a cabo por Emiko Ohnuki han arrojado nueva luz sobre el proceso por el que se convencía a los jóvenes de que la participación en el programa de ataque especial era algo aceptable. Según esta investigadora, estos jóvenes fueron víctimas de una propaganda cuidadosamente orquestada por el gobierno que utilizaba la flor de cerezo como un símbolo tanto del nacionalismo como de su juventud.

Entre los pilotos del Cuerpo Especial de Ataque había muchos que pensaban que la misión constituía un gran honor y que era la mejor manera de proceder. Tildados  de Kichigai (los Locos) por sus compañeros pilotos, estos aviadores vivían para la misión. Para ellos no había mejor manera de expresar la lealtad y el código del bushido que estrellar su avión en un buque enemigo. Uno de estos hombres, Yoshi Miyagi, cuyo avión kamikaze fue derribado el 19 de mayo de 1945, escribió sobre su orgullo de pertenecer a la unidad y del papel que ésta jugaba en las tradiciones miltares de su país. Rechazaba la noción norteamericana de que eso era un suicidio y establecía que los pilotos del Cuerpo De Ataque Especial estaban motivados por el patriotismo y el nacionalismo.

El teniente de la armada Takuji Mikuriya de la Unidad de Ataque Especial Shinpui dijo que ellos morirían de una manera feliz, habiendo dado sus vidas por su país. otros encajaban más en la categoría de sukebei (liberales). Estos pilotos también desesaban morir por su país pero veían el Cuerpo de Ataque Especial como el último recurso más que como un método preferible de combate. Hachiro Sasaki, un miembro de la Unidad de Ataque Especial Showa, evidenció una filosofía todavía más pragmática. Según él, era una cuestión de destino. Él había nacido japonés y el papel que le había asigando la vida era una responsabilidad que debía aceptar. Sasaki cayó mar adentro de Okinawa el 14 de abril.

El piloto de Okha Keichi Itoh del 722º Cuerpo Tornado, razonó que iba a morir en la guerra. Si ese era el caso, se consolaba por el hecho de que estaría realizando una contribución. Yasuo Ichjima, un miembro del Cuerpo de Ataque Especial que murió a los mandos de su avión a finales de abril de 1945, escribió: «No me puedo creer que moriré dentro de una semana. No me siento deprimido ni nervioso. Cuando trato de imaginar como serán mis últimos momentos, todo parece un sueño. No estoy seguro de si mantendré la calma tal y como la tengo ahora cuando llegue el momento, pero me parece que me será fácil.

Algunos aviadores no se oponían a volar este tipo de misiones pero fueron realistas sobre sus posibilidades de éxito. Yukihisa Suzuki describió que los aviones de los ataques especiales estaban en unas condiciones tan lamentables que tendrían dificultades a la hora de completar las misiones. Además de volar aviones anticuados, los pilotos kamikaze tenían también que atravesar una gran barrera de cazas norteamericanos para poder alcanzar sus blancos. El intenso fuego de la artillería antiaérea procedente de los barcos hacía casi impoisble estrellarse en uno. Él deseaba ir pero no era optimista sobre sus posibilidades de llevar a cabo una misión exitosa Se refería al obsoleto y deficientemente mantenido Kate que le habían asignado para volar como un «miserable ataúd».

Otros se mostraron abiertamente contrarios a la utilización de los Cuerpos de Ataque Especial como un arma. El oficial Jujisaki, antes de pilotar su Sonia desde Chiran a finales de abril de 1945, escribió su última carta a casa. Acusaba a los líderes miltares de «incompetencia y estupidez», y decíaque estaban explotando el patriotismo de los jóvenes pilotos. El teniente Yukio Seki era más realista. Le dijo a sus compatriotas que llevaría a cabo su inminente misión suicida desde Mabalacat por su esposa, no por el Emperador.


Se ha afirmado frecuentemente que todos los pilotos kamikaze japoneses eran volutnarios, pero no todos los investigadores parecen estar de acuerdo con esta cuestión. Shogo Hattori sostiene que hay evidencias de que «en los últimos meses de la guerra alrededor de un tercio de los kamikazes no fueron voluntarios». Yukihisa Suzuki informó de las palabras de su compañero piloto, el teniente Kawashima, que había dicho: » No me ofreceré volutnario para ser un miembro del Cuerpo de Ataque Especial, pero si soy seleccionado y obligado a ir, haré todo lo que esté en mi mano. Pero no quiero morir. Al nacer hombre, quiero morir ocmo un hombre».

Cuando le preguntaron si los pilotos kamikze habían sido voluntarios, Guy Toki respondió, «Nunca supe de ninguno». Sin embargo, admitió que hubo muchos que lo hicieron. Un amigo y él, ambos procedentes de la universidad, no quisieron ir voluntarios. Según Toki, los volutnarios procedían en su mayor parte de aquellos que habían asistido a escuelas militares o aquellos que tenían muy poca educación. El general Miyoshi, jefe del 30º Grupo de Vuelo, indicó que los primeros kamikazes eran todos voluntarios, pero que después «se hizo obligatorio y eso fue negativo»…

Continuará…

Resto de entradas de la serie: Rituales y Tradiciones Kamikaze

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.