La velocidad a la que fueron entrenados los primeros voluntarios de las Ohka puede desprenderse de los planes iniciales para el despliegue de combate de estas armas. El 28 de noviembre de 1944, el Shinano, uno de los últimos portaaviones en entrar en servicio, zarpó de la bahía de Tokio con rumbo al área de maniobras de la flota de Matsuyama, cerca de Kure.

Comenzado como el tercer superacorazado de la clase Yamato, el Shinano fue convertido en portaaviones en pleno proceso de construcción. En su botadura el 8 de octubre de 1944 desplazaba 77.755 toneladas y tenía una eslora de 266 metros y una pista de 256 metros de longitud. Fue el más grande y mejor protegido portaaviones de la Segunda Guerra Mundial. Se pretendía que fuese un «portaaviones de suministro» y llevaba solo 47 aviones como grupo aéreo para su propio uso operacional.

La mayor parte de su inmensa ora muerta estaba atestada de aviones, piezas de repuesto y municiones – incluidas 50 Ohka Model 11, el primer lote operativo, con el que se planeaba establecer bases en las Filipinas. Se pensó incluso que el Shinano pudiese convertirse por sí en tal base, una pista móvil desde la que pudiesen lanzarse los bombarderos que llevaban a las Ohka.

Toshio Abe

El Shinano zarpó con una tripulación joven e inexperimentada, con obreros del astillero todavía en su interior, trabajando en sus múltiples compartimientos estancos y sin un sistema operativo de bombas de achique. A las 03:10 del 29 de noviembre, todavía en aguas costeras japonesas, el portaaviones fue alcanzado por al menos cuatro torpedos del submarino USS Archerfish del capitán Joseph F. Enright, que había detctado y seguido su enorme mole en superficie durante la noche.

Aunque el Shinano tenía grandes daños por debajo de la línea de flotación, el capitán Toshiro Abe mantuvo su rumbo original a entre 18 y 20 nudos durante unas horas. La inundación en las sentinas empeoró, los obreros y muchos miembros de la tripulación fueron presas del pánico y cuando Abe se dio cuenta de la verdadera gravedad de la situación y de los daños, su buque estaba condenado. A las 10:55, a unas 120 millas náuticas al sur suroeste del cabo Shiono, Honshu, el gigantesco portaaviones escoró a estribor y se dio la vuelta comenzando a hundirse de popa.

USS Archerfish

Se llevó consigo a su capitán Abe y a unos 500 hombres de sus 1.400 tripulantes. Con ellos se fueron también las primeras 50 Ohka operativas. Su periodo de actividad no había durado más de 17 horas. Las únicas Ohka que se desplegaron finalmente fuera de Japón fueron algunas del Modelo 11 enviadas a Okinawa, donde algunos ejemplares intactos fueron capturados tras la invasión del 1 de abril de 1945, y a otras bases, especialmente a Singapur. Con todo, hasta donde las fuentes permiten saber, no se llevaron a cabo misiones Ohka desde bases situadas fuera del territorio nacional de Japón.

Viene de Viento divino – El fenómeno kamikaze japonés (XXV): el Cuerpo del Rayo Divino

Sigue en Viento divino – El fenómeno kamikaze japonés (XXVII). Ataque de las Ohka al 58 Grupo de Combate (I)

  1. Dani says:

    Esta operación tan afortunada de un submarino me da la impresión que tuvo que ser causa de un gran trabajo de inteligencia con espías de por medio que aún se quieren ocultar.

  2. Sasi says:

    Ummmm
    Discrepo…Lamentablemente para ellos, los japoneses fueron un desastre en tácticas y medios anti submarinos, así como en la utilización de sus propias armas submarinas.
    Hay muchos ejemplos similares en el Frente del Pacífico al Shinano; el Tahio y el acoso submarino a las diferentes flotas japonesas en la Batalla de Leyte, la destrucción de la flota mercante japonesa, etc…
    Saludos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.