El manual especificaba dos acciones ofensivas. La primera consistía en un ataque de precisión con MLRS, helicópteros de ataque, ataques en profundidad de unidades de élite, transportadas por helicópteros de asalto, con el fin de golpear la línea de frente del enemigo, centrándose en los centros de mando, control y comunicaciones, la infraestructura de transporte y los depósitos logísticos.

Interdicción Aérea en el Campo de Batalla (BAI)

Estos ataques deberían crear brechas en las formaciones enemigas, que posteriormente servirían de base para el desarrollo de un gran contraataque acorazado. La segunda acción propuesta era la rápida detección de huecos en el despliegue enemigo, seguida de un poderoso ataque acorazado, apoyado por unidades aéreas tácticas y helicópteros de ataque.

En opinión de Starry, el carro de combate seguía siendo el principal sistema de armas en la batalla terrestre y el ATGM no podía destronarlo de su elevado estatus, pero su uso en el campo de batalla requeriría una mejor metodología de armas combinadas. Starry ha afirmado que ningún sistema de armas podría decidir la guerra por sí solo y que, a pesar de la importancia siempre presente del carro de combate, era necesaria una mejor integración de todos los sistemas de armas utilizados por el Ejército. Starry añadió que el ejército también debería adquirir varios tipos de misiles guiados para alcanzar dos objetivos. El primero sería mejorar la capacidad defensiva de las fuerzas de la OTAN.

El segundo objetivo consistía en que el uso de misiles liberaría más aviones y carros para misiones ofensivas contra las fuerzas enemigas. Como se mencionó anteriormente, el carro seguiría siendo el principal sistema de armas que se utilizaría contra los blindados soviéticos y Starry pretendía que se emplease como puños blindados en el ataque. Sin embargo, cuantas más armas contracarro hubiese disponibles, más podrían liberarse los carros de las tareas defensivas y pasar a la ofensiva, donde la defensa se basaría en plataformas lanzamisiles (contracarro y antiaéreas).

La revisión de estos dos modos de operaciones ofensivas muestra que la intención de Starry era permitir al ejército tomar la iniciativa creando una doctrina de lucha dual, es decir, una acción simultánea defensiva-ofensiva contra las unidades de primera línea del enemigo, combinada con una acción ofensiva contra su escalón de retaguardia. Sin embargo, la necesidad de atacar a las formaciones enemigas en lo más profundo de la zona de operaciones requería una visión operativa más amplia, más allá de la visión táctica del cuartel general de cuerpo.

Batalla Aeroterrestre

Tales capacidades sólo estaban al alcance de las Fuerzas Aéreas, por lo que el TRADOC comenzó a buscar la forma de integrar el Mando Aéreo Táctico (TAC) en esta nueva doctrina del ejército. El objetivo de esta integración sería ir más allá del papel del TAC en las tareas CAS e involucrarlo en misiones de interdicción aérea (AI).

Durante 1979, el TRADOC creó un grupo de análisis conjunto con el TAC para desarrollar una doctrina conjunta. Esta colaboración entre el Ejército y la Fuerza Aérea dio lugar a un conjunto de principios operativos conjuntos en 1983, resumidos en Las 31 Iniciativas, por las que el TAC se convertía realmente en una parte inseparable de la batalla terrestre.

De acuerdo con esta doctrina, el TAC asumió la tarea de atacar objetivos enemigos más allá del alcance operativo del nivel de cuerpo de ejército. Bajo este marco, el TAC desarrolló una doctrina denominada Interdicción Aérea en el Campo de Batalla (BAI), cuyo objetivo principal era aislar a las fuerzas enemigas que operasen en el frente e impedir que se reforzasen destruyendo las unidades enemigas que se dirigiesen a primera línea. Esta doctrina pasó a formar parte de la versión de 1986 del FM 100-5, Operaciones. Así pues, podemos considerar la integración de la ALB y la BAI como un ejemplo de operaciones conjuntas.

Viene de Egipto vs Israel: armas combinadas en la guerra del Yom Kippur (VI) – Lecciones aprendidas (I)

Más operaciones de armas combinadas: Operaciones de armas combinadas: la 80.ª División de Infantería cruza el río Mosela (I)

  1. Sasi says:

    Muy interesante..
    La evolución de la doctrina de combate estadounidense tras el fiasco de Vietnam, se demostró claramente en las aplastantes victorias contra un ejército masivo pero con doctrinas anticuadas como el iraquí en 1991 y 2003…
    Y esa evolución de doctrina sigue vigente y renovada como demuestra la guerra de Ucrania donde los estadounidenses esta aplicandola (con la sangre de los ucranianos, claro) con mucho éxito contra un ejército, el ruso, que esta anclado en doctrinas anticuadas, y no es rival contra el estadounidense.

    Saludos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.