A las 11:15 la columna llegó a Iho-ri, una pequeña aldea en la orilla este del río Han, donde la patrulla de la 24ª División estaba esperando. El grupo de la 24ª estaba formado por el Teniente Harold P. Mueller y catorce hombres que había seleccionado de su sección de la Compañía F, de la 21ª de Infantería. Además de los fusiles, los hombres tenían seis BAR y una ametralladora ligera.

Tenían parkas reversibles que llevaban con el lado blanco hacia fuera, incluyendo capuchas blancas sobre sus cascos, mientras que los hombres de la División adscrita estaban vestidos con ropa de fatiga y chaquetas de campaña. La patrulla combinada contaba ahora con 4 oficiales y 56 hombres, incluido el capitán Stai, que decidió en Iho-ri acompañar a la patrulla en lugar de regresar al cuartel general del batallón. Procedió de inmediato hacia el objetivo, que todavía estaba aproximadamente a quince millas de distancia.

Los Túneles Gemelos estaban situados a unos cinco kilómetros al sureste de Chipyong-ni y a menos de una milla al noroeste de un pequeño pueblo llamado Sinchon. Al acercarse el teniente Mitchell en el vehículo de cabeza al objetivo, pasó por una gran colina que se elevaba abruptamente por el lado izquierdo (oeste) de la carretera, dominando toda la zona. Esta era la colina 453. Bordeando la base de la colina, el camino cruzaba un vado en un arroyo poco profundo y luego se dividía en la base de otra colina más pequeña. Una bifurcación del camino giraba a la derecha hacia Sinchon; la otra bifurcación se dirigía al oeste durante varios cientos de yardas, y luego giraba al norte durante otras dos mil yardas donde cruzaba la vía férrea entre los dos túneles.

En el vado, el teniente Mitchell se detuvo a esperar al teniente Mueller y al capitán Stai, que iban en los dos jeeps que había inmediatamente detrás. Como la patrulla ya estaba atrasada, el capitán Stai se ofreció a ir solo a Sinchon mientras el resto de la patrulla seguía investigando los túneles, tras lo cual estarían listos para volver. En consecuencia, los dos tenientes y los hombres que los acompañaban se dirigieron a la vía férrea, dieron la vuelta a sus vehículos en posición de volver y esperaron cerca de una granja. Los túneles no estaban uno al lado del otro, sino que estaban situados de extremo a extremo, cortando dos crestas empinadas, una a cada lado de la carretera y un estrecho valle. En el lado oeste la cresta se elevaba hacia el sur hasta la masa de la colina de la que formaba parte el cerro 453; la cresta del lado este del camino se inclinaba hacia el norte hasta el cerro 333. Entre estas dos crestas había un arroyo, arrozales en terrazas y álamos lombardos dispersos, todos ellos típicos del paisaje coreano.

Tuneles gemelos. Gerra de Corea. Mapa 1

El capitán Stai dejó a su conductor y su vehículo en la carretera, caminó solo hacia el grupo de casas monótonas de Sinchon y desapareció. La hora era alrededor de las 12:15.

El problema empezó en uno o dos minutos después de que los dos jeeps se detuvieran junto a las vías del tren. Los hombres de la patrulla de la 21ª de Infantería vieron a 15 o 20 soldados chinos corriendo desde una pequeña colina justo al norte del cruce del ferrocarril, y abrieron fuego contra ellos. Los demás de la patrulla corrieron para ver lo que estaba pasando. Poco después de los primeros disparos, diez o doce proyectiles de mortero dispersos cayeron cerca de la carretera, llegando justo al sur de los dos jeeps estacionados y delante de los otros vehículos que se estaban acercando a la zona de los túneles.

Tuneles gemelos. Guerra de Corea. Mapa 2

Más o menos en ese momento el avión de enlace apareció de nuevo. El oficial ejecutivo del batallón (Mayor Millard O. Engen) estaba en el avión que, después de haber dado la vuelta en Iho-ri debido a la niebla del suelo, ahora volvía ya que la visibilidad había aumentado. El Mayor Engen vio las mismas tropas enemigas que los hombres del Teniente Mueller habían atacado, así como otro grupo del tamaño de una compañía en la Colina 453. Inmediatamente informó de esto por la radio SCR-619 junto con instrucciones para que el teniente Mitchell diera la vuelta a su patrulla y saliera de la zona de inmediato. El teniente Mitchell no recibió este mensaje debido a una recepción de radio defectuosa.

Cuando el último vehículo de la columna cruzó el vado cerca de Sinchon, Mitchell también vio el movimiento enemigo hacia el sur y sospechó que su patrulla había sido atrapada en una emboscada bien planeada. Se dio cuenta de que desde los extremos de la colina 453, que dominaba la carretera e incluso las zanjas a lo largo del camino, los chinos podían ver cuando el último vehículo de la patrulla se acercaba a la zona de los túneles. La colina 453 también bloqueaba la ruta de retirada. El avance de la columna fue detenido por las posiciones enemigas en la colina 333 al noreste del cruce de ferrocarril. Al carecer de comunicación por radio con el avión de enlace y también dentro de la columna, y dado que las cimas de la colina se amontonaban tan cerca de la carretera que los hombres de los vehículos de escolta no podían ver hacia delante, los vehículos y toda la patrulla se agruparon en la zona justo al sur del cruce de ferrocarril.

Viene de Acción de retirada en Corea (XXV) – Emboscada a la patrulla en los túneles gemelos (I)

Sigue en Acción de retirada en Corea (XXVII) – Emboscada a la patrulla en los túneles gemelos (III)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.