Rudolf Becker nació el 7 de enero de 1923 en Königsberg, localidad de las inmediaciones de Magdeburgo. Al comienzo de la guerra era todavía demasiado joven para vestir el uniforme, pero fue admitido en el acuartelamiento de 66.º Batallón de Infantería de Reemplazo cuando cumplió 18 años en octubre de 1940.

Rudolf Becker

Una vez superada la instrucción básica, fue destinado a la 13.ª División Panzer. Esta formación había adquirido sus primeras experiencias de combate en Polonia y Francia como división de infantería, pero fue reorganizada como división acorazada una vez finalizada la campaña de Francia. En junio de 1941 formaba parte del orden de batalla de la fuerza de invasión de la Unión soviética.

La 13.ª Brigada de Infantería de la división fue empleada en la curva de L’vov, donde consiguió sus primeras victorias en Irpen y en la bolsa de Uman. La brigada estaba al mando del coronel Traugott Herr, que posteriormente se labraría un gran prestigio como oficial muy condecorado. Para entonces, Becker era cabo y jefe de escuadra en la 3.ª Compañía del 66.º Regimiento de Infantería Acorazada. El 8 de julio fue herido en combate y evacuado a un hospital.

Tras un periodo de convalecencia en el batallón de reemplazos del regimiento, Becker dio los pasos para convertirse en aspirante a oficial y fue autorizado a asistir a todos los cursos requeridos para aplicar a la escuela de oficiales. Tras un trabajo duro, recibió su despacho de teniente el 30 de mayo de 1942. Después de permanecer un tiempo en retaguardia en labores de cuartel general, regresó a su vieja compañía, renombrada para entonces como 3.ª Compañía del 66.º Regimiento de Granaderos Panzer, en el otoño de 1942.

Se le dio el mando de una sección, con la que el ambicioso joven sirvió bajo la tutela de su capitán, Brux, poseedor de la Cruz de Caballero. En el transcurso de la guerra acabaría ganando las Hojas de Roble y, finalizada la misma, continuó su carrera militar en el Bundeswehr. Para el otoño de 1942, tras intensos combates en el sector de Rostov, las fuerzas alemanas del teatro meridional del frente oriental se habían adentrado en las profundidades del Cáucaso. La 13.ª División Panzer era un importante activo del Grupo de Ejércitos A y era empleada de forma incesante en los puntos más calientes.

Panzer II, 13.ª División Panzer

Tras semanas de duros combates, las fuerzas alemanas habían llegado hasta el río Terek, desde donde podían ver algunos campos petrolíferos a través de los prismáticos. Por desgracia para ellos, los soviéticos no tardaron en lanzar su contraofensiva y los alemanes se vieron obligados a retroceder. La división estuvo en peligro de quedar aislada del grupo de ejércitos en varias ocasiones. Debido al elevado número de bajas, el segundo teniente Becker recibió el mando provisional de la 1.ª Compañía del 66.º Regimiento de Granaderos Panzer. Por su desempeño en combate y el liderazgo de sus hombres fue condecorado con la Cruz de Hierro de Segunda Clase en enero de 1943.

El comandante del batallón de Becker, capitán Waldemar von Gazen, recibió también por entonces las Hojas de Roble por el brillante desempeño de sus tropas. En los meses que siguieron, Becker consolidó el mando de su compañía y continuó mostrando su pericia durante las retiradas y la guerra de posiciones. Destacó especialmente en decenas de situaciones en las que la compañía quedaba rodeada y se ganó el respeto de sus granaderos, de mayor edad que él. En marzo de 1943, Bekcer fue condecorado con la Cruz de Hierro de Primera Clase.

Durante los intensos combates en el sector de Krimshaya, el Batallón Gaza logró repeler innumerables taques de elementos de fusileros apoyados por blindados. En este periodo, Becker se convirtió en un especialista de las patrullas de combate y de los contraataques locales. Parecía tener olfato a la hora de elegir las rutas correctas y las tácticas adecuadas, y era capaz de anticipar las acciones enemigas. En reconocimiento de su labor, fue condecorado con la Cruz Alemana en Oro en el otoño de 1943.

Cherkassy

Una vez que la división recibió descanso y fue reequipada en la línea del río Mius, fue enviada de nuevo al frente, donde libró duros combates en el área de Melitopol. Mostrando una gran iniciativa, la formación logró escapar de un cerco en Jefremovka. En Kirovogrado fue utilizada en los puntos más críticos del frente en función de apagafuegos, resultando de gran utilizadad a las debilitadas divisiones de infantería de la línea. Durante estos combates, la división perdió al dinámico mayor von Gazen por una herida de metralla, acababa de recibir las Espadas para su Cruz de Caballero. Posteriormente regresaría a la división como oficial de operaciones (Ia) de su estado mayor.

En febrero de 1944, los carros de combate y los granaderos de la experimentada y curtida 13.ª División Panzer fueron enviados al área de la bolsa de Cherkassy, donde formó parte de la fuerza de socorro. En esta operación, Becker, recién ascendido a teniente, ganó su Cruz de Caballero y poco después, el comandante de su regimiento le confirmó su 50º día de combate cercano, lo que significó que Becker recibiría el pasador de combate cercano en oro. Acababa de cumplir 21 años.

En el transcurso de las operaciones defensivas en Ucrania, Becker sobrevivió a tres heridas y se ganó un puesto en la Lista de Honor del Ejército. Tras un merecido permiso, Becker rechazó un destino en Alemania para volver a asumir el mando de su compañía. Era un líder incuestionable por su personalidad, sus éxitos y su conocimiento de las personas.

13.ª División Panzer. Debrecen

En agosto de 1944, la división ocupó una posición de bloqueo en las inmediaciones de Ermocilia y Leova durante un prolongado periodo. Los carristas y los granaderos recibieron una difícil misión: tenían que cubrir la retirada de un maltrecho cuerpo de ejército al otro lado del Danubio, que ya era territorio húngaro. Debido a la fuerte presión enemiga en ambos flancos, solo elementos dispersos de la división panzer lograron ponerse a salvo al otro lado del río. El resto sucumbió a las fuerzas soviéticas o fueron capturados. La compañía de Becker, reducida a la mitad, había logrado cruzar a la orilla occidental bajo un intenso fuego enemigo.

Cementerio de guerra de Budaörs

Allí se reunió a los restos de su división Restkamfgruppe 13. Panzer-Division, que formó parte de las defensas de la capital húngara, Budapest, junto con otras formaciones del ejército y de las Waffen SS. Rudolf Becker cayó el 13 de octubre de 1944 cuando defendía su posición en las inmediaciones de Püspök-Ladany, no lejos de Debrecen. Fue ascendido póstumamente a capitán, siendo uno de los soldados más jóvenes en obtener dicho empleo. Fue enterrado en el cementerio militar de Budaörs.

Viene de Cruz de Caballero – Franz Gössmann

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.