Tras el primer volumen dedicado al Fw 190, Ediciones Salamina acaba de publicar la segunda entrega de su serie de cazas, dedicada al Messerschmitt Bf 109, una edición editada a todo color de uno de los cazas legendarios de la Segunda Guerra Mundial.

Hasta que el Messerschmitt Bf 109 voló por vez primera en septiembre de 1935, el proyecto de Willy Messerschmitt tuvo que recorrer un camino largo y complicado. El Bf 109 se convertiría en el caza por excelencia de la Luftwaffe a lo largo de toda la Segunda Guerra Mundial. Su creador nació en 1898 y para marzo de 1926 había implantado ya su propia compañía «Messerschmitt Flugzeugbau GMBH», con ayuda financiera del gobierno estatal Bávaro. Sin embargo, el gobierno estaba también interesado en otra compañía, «Bayerische Flugzeugwerke» (BFW / Compañía Bávara de aviación), pero incapaz de apoyar a ambas a la vez, instó a que se unieran, hecho que se logró en septiembre de 1927. El resultado fue una compañía en la que Messerschmitt proporcionaba la planificación y la especialización mientras que BFW se ocupaba de la construcción propiamente dicha del avión. Como sede se eligió la ciudad Bávara de Augsburg.

El primer aparato construido por la empresa fue un avión fabricado todo en metal, monoplano, con un solo motor capaz de transportar 8 pasajeros y con el nombre M-20. El aeroplano era impresionante y cautivó a Lufthansa que realizó un pedido inicial de 2 aviones. Sin embargo, el proyecto experimentó retrasos y durante las pruebas realizadas en febrero de 1928 su prototipo se estrelló contra el suelo, muriendo su piloto en el accidente. Este suceso provocó que el presidente de Lufthansa, Erhard Milch, cancelase el pedido. BFW se vio obligada a construir un nuevo prototipo, puesto a prueba con éxito. El nuevo aparato, basado en el M-20, fue aceptado de nuevo por Lufthansa que realizó un pedido de 10 aparatos. Pero la mala suerte quiso que en uno de los vuelos chocase uno de los aviones, con lo que las aerolíneas alemanas cancelaron el pedido y exigieron el reintegro del capital adelantado por la compra de los aeroplanos.

Con la depresión de 1929 y los fiascos iniciales la compañía quebró en junio de 1931, sin embargo, en la junta directiva de BFW había buenos hombres de negocios y consiguieron salir de la quiebra en 1933, reemprendiendo sus trabajos. Los fracasos con el M-20 habían enfrentado a Messerschmitt y Milch, no obstante, el ascenso de poder experimentado por Hitler en 1932 abrió un nuevo mercado para BFW. A pesar de todo, Messerschmitt buscó mercados fuera de las fronteras alemanas consiguiendo dos contratos en Rumania, uno para el M-36 que era un transporte comercial y el otro para el M-37, un entrenador aéreo.

A finales de 1933 y tras una larga cadena de problemas, BFW y Messerschmitt entraron en un periodo de calma. Fue en esta etapa cuando el Ministerio Aéreo alemán («Reichs Luftsfahrt Ministerium» o RLM) decidió que se iba a participar en la carrera aérea del 4º Challenge de Tourisme Internationale con lo que solicitó a BFW, junto con otras firmas, que desarrollasen un prototipo para el evento. De hecho, BFW ya disponía de un aparato (M-29) en 1932 pero quedó en entredicho al colisionar dos de los cuatro aviones construidos. Este desafortunado incidente obligó a Messerschmitt a construir un nuevo prototipo basado en el entrenador aéreo M-37 diseñado para los rumanos.
El resultado fue el Bf 108 A que voló por primera vez en febrero de Era un monoplano de un solo motor de ala baja, dos asientos con mandos duplicados, fuselaje rugoso y remachado con el tren de aterrizaje retráctil. El motor tenía una potencia de 250 caballos y tres palas que alcanzaba los 320 km/h. El resultado fue un aparato extremadamente ágil y de fácil manejo. El 27 de julio de 1934, fechas antes de la carrera, el prototipo inicial tuvo un accidente en el que falleció su piloto.3 Finalmente, el Bf 108 A pudo entrar en la competición, pero su actuación no fue muy destacada, es más, defraudó.

Messerschmitt Bf 109. El cazador de la Luftwaffe

Sin embargo, no se podía obviar que era un avión excelente y muchos pilotos quedaron encantados con él. La aviadora alemana Elly Beinhorn probó el aeroplano en un vuelo de Berlín a Constantinopla, trayecto que realizó en un día, y lo apodó «Taifun» (Tifón), denominación adoptada posteriormente por BFW para su aparato. La popularidad y éxito del Bf 108 llevó a Messerschmitt a revisar su proyecto agregando dos asientos más para un avión de turismo bajo la denominación de Bf 108 B. Esta nueva versión también podía ser usada en cometidos militares como enlace o ambulancia aérea. Estaba dotado de un motor Argus As-8C de 240 caballos y una hélice bipala.

La vida del Messerschmitt Bf 109 es un fiel reflejo de la propia historia de la Luftwaffe a lo largo de la Segunda Guerra Mundial. Comenzó su singladura cuando en septiembre de 1935 surcó por primera vez los cielos bajo la enseña de «Bayerische Flugzeugwerke», y dos años más tarde ya se encontraba encuadrado en las filas de la recién constituida Luftwaffe.

Messerschmitt aprovechó las buenas cualidades de su aparato Bf 108 Taifun para proyectar el Bf 109, que serviría de montura para los mejores ases de la caza alemana, y a bordo del que se lograría sumar gran cantidad de derribos, obteniendo más victorias que con cualquier otro caza del Eje. El prototipo Bf 109 V1 dispuso de un motor Rolls-Royce Kestrel inglés mientras que al modelo de serie se le instaló el Jumo 210. A partir de 1937 entraron en acción los siguientes modelos, Bf 109 B, C y D probando sus cualidades con la Legión Cóndor en la Guerra Civil española. Cuando estalló la invasión de Polonia aún había algunos Bf 109 D en servicio. En total Alemania disponía de algo más de 1.000 cazas Bf 109, la mayoría de la nueva serie E.

El Bf 109 fue el caza por excelencia de la Luftwaffe a lo largo de toda la Segunda Guerra Mundial, construido en número superior a cualquier otro caza a excepción del Yak soviético. En esta obra se recogen todos los desarrollos y variantes, así como su desempeño en el frente de batalla, desde los primeros enfrentamientos en los cielos españoles durante la Guerra Civil hasta su paso por todos los teatros de operaciones de la Segunda Guerra Mundial en Europa occidental, la Unión Soviética, el Norte de África, el Mediterráneo o el Mar del Norte.

El Messerschmitt Bf 109 fue el principal caza de los ases alemanes y estuvo en servicio hasta los años sesenta. Sin duda alguna un caza legendario, uno de los aviones históricos con más carisma que han surcado los cielos.

Bf 109 el cazador de la Luftwaffe

Índice: I. Messerschmitt Bf 109. El cazador de la Luftwaffe
2. Los Messerschmitt Bf 109 en Polonia
3. Los Emil sobre Francia. La Campaña del Oeste
4. La batalla de Inglaterra. Guerra Aérea total
5. La Legión Cóndor y las campañas «menores» del Bf 109
6. La Luftwaffe en el norte de África y el Mediterráneo, 1941-1945
7. Operación Barbarroja. De la Blitzkrieg a la guerra de desgaste, 1941-1945
8. En defensa del Reich. De las operaciones Circus a los grandes bombardeos, 1941 – 1945
9. Intentos de evolución del Messerschmitt Bf 109
10. Las armas del cazador. Evolución del armamento: de las ametralladoras a los cohetes aire-aire
11. Los Messerschmitt aliados del Eje  

FICHA DEL LIBRO:

Colección Salamina Series
Tamaño: 15×23 cm.
Nº de páginas: 406
Edición ilustrada con fotos y perfiles. Incluye un desplegable a todo color.
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
ISBN: 9788412192384
Año edición: 2021
Precio: 22€

Se puede completar la colección con el otro título de Javier Ormeño: El Focke Wulf Fw 190, El pájaro carnicero. Pack Cazas de la Luftwaffe. Los dos títulos por 37€ (descuento aplicado del 5%) + el MAPA de regalo + envío gratis a domicilio.

Salamina_pack_cazas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.