BERLIN Alexander Hoyos acaba de llegar en el tren nocturno procedente de Viena. En una época en que las comunicaciones secretas, complejas e inmediatas estaban aún a casi cien años de distancia, el enviado tenía una importancia fundamental ya que era él quien debía transmitir los mensajes con claridad, responder a las preguntas, completar los huecos y aclarar (o provocar) los sobreentendidos. La presencia en la capital alemana del belicista Jefe de Gabinete del Ministro de Asuntos Exteriores de Austria-Hungría va a ser pues, como veremos, de una importancia fundamental.

Berlin, Estación Potsdamer, la más antigua de la ciudad.

De hecho, la llegada de su persona ha sido perfectamente identificada en los mentideros en torno al gobierno alemán; y mientras en Viena el Embajador Ruso Shebeko se queja a un colega británico de que es injusto que los austríacos acusen a Serbia de haber favorecido la conjura, en Berlín todo el mundo está de acuerdo en que tendrá lugar algún tipo de actuación austríaca, y en que estará plenamente justificada.

¿Quieres opinar sobre esta noticia? Debate: El Desencadenamiento de la Primera Guerra Mundial

Viene de: 4 de Julio: El Conde Hoyos es Enviado a Berlín

Sigue en: 5 de Julio por la mañana: Los Embajadores se Reúnen

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.