Ayer, el Príncipe Nikolai Kudashev, encargado de negocios ruso en VIENA, solicitó una extensión del plazo del ultimátum; a lo que Berchtold contestó que si bien concederlo era imposible, una respuesta satisfactoria, aunque fuera posterior a la terminación del plazo, aún podría evitar una guerra.

Esta respuesta, unida a la contención austríaca tras la respuesta serbia. ¿Significa que la doble corona se está echando atrás?

Recorte de un Periódico de Época.

SAN PETERSBURGO. Así parece pensarlo el Ministro de Asuntos Exteriores Ruso Sazonov, que por eso decide convocar al embajador Szápary, para tener con él un intercambio de puntos de vista franco y leal. Durante la reunión le comentará, punto por punto, porqué las exigencias de la nota no son aceptables, para acabar diciéndole que si Austria-Hungría recupera el ultimátum y lo modifica en su forma, garantiza resultados positivos.

Sin embargo, el motivo de la pausa austríaca ha sido dar una oportunidad a Belgrado para pensárselo mejor, y la supuesta movilización rusa, una información que se está expandiendo como pólvora inflamada, ha convencido al gobierno de la doble corona de que no habrá marcha atrás en Belgrado, y en consecuencia, ellos tampoco retrocederán. Así pues, durante la jornada de hoy Austria empieza a implementar su plan B, la movilización para guerrear en los balcanes.

¿Quieres opinar sobre esta noticia? Debate: El Desencadenamiento de la Primera Guerra Mundial

Viene de: 26 de julio, durante la jornada. El Punto de Vista de Londres.

Sigue en: 26 de julio, durante la jornada. ¿Y Berlín?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.