En LONDRES, las instancias políticas están más ocupadas, en este momento, con la cuestión de Irlanda que con un lejano rincón de los Balcanes, así que es Lord Grey quien tiene que encargarse de todo.

Primero se ha reunido con el Conde Mensdorff, embajador austríaco en el Reino Unido, quien le explica que la nota entregada a Serbia no es en realidad un ultimátum, sino una gestión con plazo limitado cuya expiración sin resultado satisfactorio supondrá el cese de relaciones diplomáticas y el inicio de los necesarios preparativos militares, pero no la guerra. Es decir, que la diferencia con un ultimátum es mínima.

Sir Eyre Crowe.

Será en una segunda reunión entre ambos sostenida poco después donde Grey comentará de la nota que se trata “del documento más “formidable” de esta clase que haya visto nunca”, aunque concede que tal vez Viena tenga buenas razones.

Sin embargo el momento crucial de esta jornada ha tenido lugar durante la reunión del Gabinete de Ministros. Preocupado por la situación, Grey ha recibido la aprobación necesaria para proponer la mediación de los cuatro países menos implicados en el conflicto: Alemania, Italia, Francia e Italia. ¿A quién no se le escapan las singularidades de esta propuesta? Austria-Hungría solo tiene un amigo entre estas naciones: Alemania; y… ¿Quién obligará a Rusia a cumplir con lo que acuerden los mediadores? La propuesta de Grey, por muy bienintencionada que sea, no llegará a puerto alguno.

Sin duda quien mejor resumió la situación en ese momento fue Eyre Crowe, uno de los diplomáticos más eficaces de la historia del Foreign Office, a la sazón consejero de Lord Grey, quien dijo: “Cualquiera que pensemos que sean los méritos de los cargos austríacos contra Serbia, Francia y Rusia consideran que son pretextos, y que la gran causa de la Triple Alianza contra la Triple Entente, definitivamente, ha comenzado. Considero que sería políticamente erróneo, por no decir peligroso, para Inglaterra, tratar de llevar la contraria a esta opinión, o tratar de promover dudas sobre esta clara idea mediante cualquier representante en San Petersburgo o en París…. En esta lucha, que no es por la posesión de Serbia sino entre una Alemania que pretende convertirse en la dictadora política de Europa y la potencias que desean conservar su libertad individual, nuestros intereses están atados a los de Francia y Rusia”. (Casi parece una sentencia).

¿Quieres opinar sobre esta noticia? Debate: El Desencadenamiento de la Primera Guerra Mundial

Viene de: 24 de Julio, Reacciones (4). Reunión del Consejo de Ministros Ruso.

Sigue en: 24 de Julio, muy, muy tarde. Telegramas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.