Tras explicar el drástico cambio de mando surgido en el cuartel general de la Fuerza del Pacífico Sur con la llegada del vicealmirante William F. Halsey, vamos a tomarnos, tal y como adelantábamos en la entrada anterior, unas líneas para describir la organización de las fuerzas navales estadounidenses en el sector.

Abajo a la derecha podemos ver la zona de operaciones del Pacífico sur. Su linde rectilínea con la zona del sudoeste, dirigida por el general McArthur, iba a dar pie a muchos problemas.

El elemento principal, cuya misión era dar el barrido por el norte de las islas Santa Cruz, una maniobra especialmente arriesgada en comparación con lo que había sucedido hasta entonces, era la TF 61 (TF por Task Force, que podríamos traducir, de forma amplia, como agrupación de combate, aunque resulte más literal el término fuerza especial). Esta fuerza estaba bajo el mando del contralmirante Thomas C. Kinkaid (1888-1972), quien había estado al mando de una división de cruceros en las batallas del Mar del Coral y de Midway y luego, tras caer Halsey enfermo, había ocupado el puesto de este al mando de la TF 16 (sobre la que ahora volveremos). Quiso la casualidad que, a su vuelta al servicio, Halsey, como vimos en la entrada anterior de esta serie, acabara por ocupar la plaza del vicealmirante Ghormley y no la de Kinkaid. La TF 61 estaba dividida en dos fuerzas individuales.

La Task Force 16, que hemos citado anteriormente, también estaba bajo el mando de Kinkaid, quien además de la fuerza entera comandaba esta agrupación. Su elemento principal era el portaaviones Enterprise, a bordo del cual tenía su base el 10.º Grupo Aéreo, formado a su vez por cuatro escuadrillas:

  • VF 10 (41 F4F-4 Wildcat)
  • VB 10 (10 SBD-3 Dauntless)
  • VS 10 (13 SBD-3 Dauntless)
  • VT 10 (9 TBF-1 Avenger)

Donde la V significa “voler”, la palabra que identificaba los aparatos más pesados que el aire; la F “Fighter”, caza; la B “Bomber”, bombardero; la S “Scout”, explorador; y la T “Torpedo”, torpedero.

El F4F Wildcat, un barril muy resistente al fuego de los aviones japoneses cuyas seis ametralladoras de 12,7 mm podían causar auténticas carnicerías entre sus poco blindados enemigos.

Como escolta, esta fuerza disponía del acorazado South Dakota, el crucero pesado Portland, el crucero ligero antiaéreo San Juan, y los destructores Porter, Mahan, Cushing, Preston, Smith, Maury, Conyngham y Shaw.

El otro componente de la TF 61 era la Task Force 17, comandada por el contralmirante George D. Murray (1889-1956). Especialista en aviación naval, había estado al mando del Enterprise durante la batalla de Midway, pero ahora izaba su pabellón en otro portaaviones: el Hornet, que además era el componente principal de su agrupación. A bordo de este portaaviones viajaba el 8.º Grupo Aéreo, formado por otras cuatro escuadrillas:

  • VF 72 (34 F4F-4 Wildcat)
  • VB 8 (15 SBD-3 Dauntless)
  • VS 8 (9 SBD-3 Dauntless)
  • VT 6 (15 TBF-1 Avenger)

Donde SBD significa “Scout, Bomber, Diver”, explorador, bombardero, bombardero en picado; y TBF significa “Torpedo, Bomber, Fighter”, torpedero, bombardero, caza. Eran las capacidades de cada uno de los aviones.

Los elementos de la TF 17 que escoltaban al portaaviones fueron los cruceros pesados Northampton y Pensacola, los cruceros ligeros antiaéreos San Diego y Juneau y los destructores Morris, Anderson, Hughes, Mustin, Russell y Barton.

Bombardero SBD Dauntless, soltando una bomba durante un picado. Este avión tenía dos ametralladoras de 12,7 mm para disparar al frente y otras dos de 7,62 en un montaje trasero. Podía llevar unos 1000 kg de bombas.

El otro elemento naval desplegado en la zona por los estadounidenses era la TF 64, bajo el mando del contralmirante Willis A. Lee (1888-1945). Experto en artillería, cuando tuvo lugar la batalla de Santa Cruz no había dirigido ninguna operación de combate de importancia, pero en noviembre iba a ser el primer jefe a bordo de un acorazado que ganaría una batalla nocturna exclusivamente gracias al radar. El buque más poderoso de su agrupación era el acorazado Washington, que navegaba acompañado por el crucero San Francisco, los cruceros ligeros Helena y Atlanta y los destructores Aaron Ward, Benham, Fletcher, Lansdowne, Lardner y McCalla. Esta unidad no iba a participar en la batalla, pero su presencia en las islas Russell iba a desviar la atención de los japoneses.

Finalmente, es necesario mencionar la TF 63, que como la anterior actuaba bajo el control directo de Halsey en Nouméa. Se trataba de una colección de escuadrillas, distribuidas en diversas bases, que, sobre todo en misiones de exploración, iban a tener un papel sumamente importante en la batalla. Estos son los aviones que formaban parte de esta fuerza:

En Guadalcanal: 26 F4F-4; 20 SBD-3; 6 P-400 (Airacobra, modelo de exportación); 6 P-39 (Airacobra, modelo para uso estadounidense) y 2 TBF-1.

File:Bell P-39 Airacobra in flight firing all weapons at night.jpg
P-39 Airacobra abriendo fuego durante la noche. Se ven muy bien los disparos de su cañón de 37 mm, en la punta del morro, las dos ametralladoras de 12,7 mm sobre el capó y las dos situadas en las alas.

En Espíritu Santo: 24 F4F-4; 39 B-17 (Flying Fortress); 12 Hudson (de la Real Fuerza Aérea neozelandesa); 32 PBY (Catalina) y 5 OS2U (Kingfisher).

En Nueva Caledonia: 46 P-39; 15 P-38 (Lightning); 16 B-26 (Marauder) y 13 Hudson (de la Real Fuerza Aérea neozelandesa).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.