III.- Dos Años de Encuentros y Desencuentros.

El 6 de diciembre de 1941 el Reino Unido había declarado la guerra a Finlandia; al día siguiente Japón atacó Pearl Harbor y el 11 Alemania declaró la guerra a los Estados Unidos; la guerra pasaba a ser mundial. En ese momento el pequeño país nórdico se encontró en una situación extraordinariamente delicada: había agredido a la Unión Soviética, el Reino Unido le había declarado la guerra injustamente, y no se hallaba en guerra con los Estados Unidos, pero había sido severamente advertido en lo que a cortar el ferrocarril que enlazaba Murmansk con el resto de la Unión Soviética se refiere. Por otro lado, sus “hermanos de armas”, la cobeligerante Alemania, se volvía cada vez más exigente, en paralelo con una cada vez mayor dependencia finlandesa.

Los frentes en Finlandia en diciembre de 1941. Belomorsk era un excelente objetivo de cara a cortar el flujo del material de préstamo y arriendo desde Murmansk, pero para ello eran necesarias las tropas desplegadas ante Leningrado.

Con respecto a esta última cuestión, debe tenerse en cuenta que la economía finlandesa no era entonces demasiado fuerte, y había dos bienes que, con el mundo entero –ella incluida- en guerra a su alrededor, le hacían falta en gran medida: trigo y material ferroviario. Ya en octubre de 1941 habían pedido a Alemania que suministrara 175.000 toneladas de grano, y entre 100 y 150 locomotoras y de 4.000 a 8.000 vagones de ferrocarril. El 21 de noviembre Keitel prometió enviar 55 locomotoras y 900 vagones inmediatamente, y en lo que al grano se refiere, el 19 de diciembre Alemania aceptó suministrar 75.000 toneladas antes de febrero de 1942, y 260.000 antes de la siguiente cosecha.

En estas condiciones, era muy difícil que Finlandia se negara a participar en la guerra junto a Alemania, no obstante, iba a encontrar una excusa insoslayable: Leningrado. Después de las ofensivas lanzadas por los soviéticos en la primavera de 1942, el ejército finés se encontraba ante una gravísima carencia de personal combatiente. Las bajas de las primeras batallas y la necesidad de devolver a parte del ejército a la economía civil habían mermado el personal de las unidades, que a pesar de seguir manteniendo un gran potencial, ya no eran tan eficaces como al principio, y en consecuencia, antes de participar en alguna operación ofensiva, debían liberar unidades de algún otro sector del frente. El más evidente era el del Istmo entre el Lago Ladoga y el Mar Báltico, al norte de Leningrado.

Las tropas finlandesas seguían siendo excelentes, pero insuficientes.

La planificación alemana para Barbarroja había considerado innecesario asaltar la ciudad, considerando más fácil rendirla por hambre. Sin embargo, tras los reveses del invierno, el año 1942 puso de nuevo sobre el tapete la cuestión de tomar la ciudad. Los fineses, en este sector, no estaban dispuestos a atacar más allá de sus antiguas fronteras, y tampoco podían participar en otras operaciones por falta de efectivos. Así, cuando la Directiva nº 44 de Hitler, del 21 de julio, autorizó la planificación de una ofensiva conjunta con destino a Belomorsk, nombre en clave: Lachsfang; los fineses contestaron, como ya hemos adelantado, que primero había que tomar Leningrado. En consecuencia, la directiva nº 45 de Hitler, del 23 de julio, ordenó que el Grupo de Ejércitos Norte capturara Leningrado antes de finalizar septiembre, una operación que recibiría el nombre clave de Nordlicht.

Sin embargo los soviéticos lanzaron, en agosto, su propia ofensiva contra el corredor que llevaba hasta el Ladoga, al este de la ciudad de los zares, y ante la imposibilidad de cumplir con Nordlicht, Lachsfang fue cancelada el 1 de octubre, dejando latente todo el frente del gran norte.

Leningrado, asediada pero invicta, fue la clave de todo.

1943 fue testigo del principio del cambio de actitud de Finlandia con respecto a la guerra. Para empezar, entre el 12 y el 18 de enero los soviéticos consiguieron restablecer contacto por tierra con Leningrado, y después, el 2 de febrero el 6º Ejército alemán se rindió en Stalingrado. Para el país nórdico este segundo acontecimiento revestía menos importancia, pero el primero era vital: Leningrado era el punto de enlace terrestre más evidente, y él único medio de permitir que el ejército finlandés ganara seguridad y reservas para poder participar en batallas de gran entidad. La consecuencia de estos acontecimientos, y de la situación general del frente, fue que, el 9 de febrero, en una sesión secreta, el parlamento finés fue informado por los poderes ejecutivos político-militares de que Alemania no iba a ser capaz de ganar la guerra. Había que salir con bien de esta.

Mientras tanto, en marzo, Hitler ordenó de nuevo al Grupo de Ejércitos Norte que preparara una operación contra Leningrado, esta vez con el nombre en clave: Parkplatz, que también sería cancelada. Ya sabemos que las autoridades alemanas tardarían en darse cuenta de que la guerra estaba perdida mucho más que las finesas, sin embargo fueron conscientes casi de inmediato de que, para su cobeligerante nórdico, el viento estaba empezando a virar. El 28 de septiembre, por medio de su directiva nº 50, Hitler ordenó al 20º Ejército de Montaña (desplegado en el centro y el norte del país) que se preparara para defender el norte del país en caso de que Finlandia abandonara la guerra, lo que indica que Alemania consideraba esta posibilidad.

Además, los acontecimientos estaban a punto de precipitarse, porque el 14 de enero de 1944 los soviéticos iniciaron la ofensiva para liberar la ciudad, que empezó a tener éxito el 19, borrando todas las esperanzas que aún pudieran conservar los fineses.

Sigue en Hermanos de Armas (IV): Finlandia en la Segunda Guerra Mundial

Viene de Hermanos de Armas (II): Finlandia en la Segunda Guerra Mundial.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.