El cierre del corredor de Küstrin, los días 22 y 23 de marzo, gracias a los ataques convergentes del 8.º Ejército de Guardias y el 5.º Ejército de Choque, tal y como hemos narrado en la entrada anterior, suponía la condena de la fortaleza si las fuerzas desplegadas en el exterior no hacían algo por evitarlo. La doctrina militar alemana de la época insistía mucho en la defensa activa, en reaccionar al instante antes de que el enemigo tuviera ocasión de fortificar las posiciones ganadas, un planteamiento que, por curioso que pueda parecer, era fundamental en caso de enfrentamiento contra el Ejército Rojo durante la segunda mitad de la guerra, pues cuando este se instalaba en una posición, echarlo resultaba extraordinariamente difícil. Por ello, los alemanes desencadenaron un primer contragolpe en la noche del 23 al 24, que sin embargo no tuvo éxito.

Tropas alemanas en retirada hacia el oeste del Oder

Se inició entonces un proceso de toma de decisiones que puso en contra al Noveno Ejército y Grupo de Ejércitos del Vístula, por un lado, y al OKH Y OKW por otro. Los primeros, tal vez más al tanto de la situación real sobre el terreno, tenían como objetivo abrir de nuevo el corredor para facilitar la retirada de la guarnición y luego volver al frente establecido por los soviéticos el día 23, antes de iniciar un nuevo ataque con el fin de acabar con la cabeza de puente del Quinto Ejército de Choque en el lado oeste del Oder, al norte de Küstrin.

Esta idea, cuya segunda fase ya se asemejaba complicada, resultaba poco ambiciosa para los más altos mandos, que pretendían lanzar un ataque hacia el nordeste desde la cabeza de puente de Frankfurt del Oder, bastante más al sur, para destruir las líneas de comunicaciones de los ejércitos 69.º y 8.º de Guardias. Esta operación, que recibiría el nombre en clave Boomerang, tenía varios inconvenientes.

En primer lugar, hacía falta que las cinco divisiones designadas para llevar a cabo el ataque cruzaran el río para entrar en la cabeza de puente de Frankfurt por un único puente, lo que suponía un problema logístico. Además, debían de hacerlo sin llamar la atención de los soviéticos para no perder el factor sorpresa. Finalmente, las tropas tenían que conseguir llegar hasta Küstrin superando una oposición enemiga que sin duda sería intensa. La decisión, sin duda, se decantó a favor del OKH y el OKW, provocando una polémica que influiría en la destitución definitiva de Heinz Guderian como jefe del Estado Mayor General el día 28 de marzo.

Otro de los protagonistas de aquellos días fue el general Gotthard Heinrici, quien el 22 de marzo acababa de tomar el mando del Grupo de Ejércitos del Vístula, hasta entonces bajo la dirección personal, que no directa o eficaz, del mismísimo Heinrich Himmler. En medio de la cuasi catastrófica situación con la que se encontró, Heinrici iba a tener que enfrentarse al reciente cierre del corredor y a la necesidad de volver a abrir el paso que llevaba hasta Küstrin. No tardó en dirigirse personalmente al cuartel general de Hitler para solicitar que la 25.ª División de Panzergrenadier no fuera enviada hacia el sur, sino que fuera empleada en las operaciones de apertura de las comunicaciones hasta la ciudad recién asediada. Hitler accedió, pero por supuesto quedaba totalmente excluida la idea de retirar la guarnición. El contraataque tendría como objetivo reabrir el corredor y luego reducir la cabeza de puente soviética a occidente del río. Fecha de inicio prevista, el 27 de marzo. Entretanto, el SS Gruppenführer Reinfarth recibió órdenes de aguantar a toda costa.

Tropas alemanas en el frente del Oder

El cuartel general elegido fue el del XXXIX Cuerpo Panzer del general Karl Decker, compuesto por la 25.ª y 20.ª divisiones de Panzergrenadier, la Führer Grenadier Division, la División Panzer Müncheberg, el llamado Kampffgruppe de las 1001 noches y el 502 Abteilung Acorazado Pesado de las SS.

  1. Dani says:

    La fotos de soldados alemanes no se donde será pero no se están retirando, son prisioneros de los sovieticos.
    Ninguno va armado y se ve a soldados sovieticos armados que los «escoltan».

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.