Pierre Andre de Suffren nació el 17 de julio de 1729, tercer hijo de una familia de nueve hermanos, de los cuales dos niños morirían siendo muy pequeños, su padre era Señor de la Môle, de Richebois y de Saint Cannat, y marqués de Saint Tropez, nobleza suficiente como para que el joven sea inscrito en la Orden de Malta en septiembre de 1737. Sin embargo, como los novicios han de tener un mínimo de 11 años, el padre adelantará la fecha oficial de su nacimiento a 1726. Pasará los años siguientes estudiando con los jesuitas, en Tolón, y recorriendo su costa natal, donde nacerá su interés por el mar.

Plano esquemático de la batalla de Tolón.

                Terminada la primera parte de su educación, Suffren tiene 14 años cuando entra en la Escuela de Guardiamarinas, y solo quince cuando, el 22 de febrero de 1744, hallándose a bordo del Solide, un navío de 64 cañones, participa en su primera batalla, la de Tolón, o del cabo Sicié, que enfrenta a las armadas española y francesa contra la británica. Con la Guerra de Sucesión Austríaca (en lo que a España se refiere, la Guerra de la Oreja de Jenkins) en pleno apogeo, Suffren participa en diversas acciones por todo el escenario naval, hasta que en octubre de 1747, hallándose a bordo del Monarque, de 74 cañones, tiene que participar en la protección de un convoy atacado por una escuadra francesa superior en el que, finalmente, su navío quedará deshecho y el será capturado.

                Pocos meses después es liberado y ascendido a alférez de navío, pero para entonces termina la contienda y desaparecen por completo sus posibilidades de embarcar en un navío de guerra, por lo que decide dirigirse a Malta, desde donde servirá como oficial a bordo de las galeras y jabeques de la orden.

Pierre André de Suffren

                Corre el año 1754 y vuelven a soplar vientos de guerra, esta vez se trata de la que será conocida en Europa como Guerra de los Siete Años, y como Guerra Franco-India en el continente americano. Suffren se dirige entonces a Tolón para servir de nuevo en la flota francesa, cosa que hará como teniente de navío, rango con el que participará en la toma de Mahón. Sin embargo, tras esta acción exitosa, la suerte vuelve a abandonarlo. Los ingleses multiplican sus esfuerzos en el Mediterráneo, agobiando a la flota francesa, que decide enviar algunas unidades al Atlántico. Una de ellas es el Océan (80 cañones), a bordo del que viaja nuestro protagonista, que se verá obligado a refugiarse en el puerto de Lagos junto con otros tres navíos. Cuando los británicos, rompiendo la neutralidad portuguesa, los ataquen y los destrocen, nuestro protagonista será hecho prisionero de nuevo.

                Tras varios meses en cautividad, Suffren será liberado merced a un intercambio d prisioneros, tras lo cual vuelve a Malta, donde pronunciará sus votos definitivos como Caballero de la Orden de Malta en 1761. A partir de entonces, alterna puestos navales tanto en la orden como para la Marina Real francesa, y va ascendiendo en ambas, siendo nombrado comendador en 1768 y capitán de navío en 1772.

La batalla de Grenada, peldaño fundamental en su ascenso hacia la gloria.

                Durante los años siguientes veremos a nuestro protagonista comandando diversas fragatas por el Mediterráneo, hasta que, con ocasión de la intervención francesa en la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos, recibirá el mando de su primer navío, el Fantasque (de 64 cañones). Integrado dentro de la escuadra del almirante D’Estaing, siempre en misiones de vanguardia y exploración, participará en el combate naval de Grenada, el 6 de julio de 1779, acción en la que dirige la línea francesa. Tras terminar la campaña, D’Estaing dirá de él que “una misión difícil y complicada deja de ser inquietante cuando es puesta en sus manos”; mientras que él, por su parte, criticará duramente a su superior, acusándolo de comportarse apáticamente y de no haber sabido aprovechar la victoria.

                Tras estas acciones se le concederá el mando del Zélé, un buque de 74 cañones, con el patrullará las costas españolas en busca de convoyes británicos. Pero su campaña más importante aún está por llegar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.