Es muy temprano, pero dada la situación internacional, poca gente duerme. Uno de los insomnes es el Embajador Ruso en PARIS, Izvolsky, que hace una hora ha recibido un nuevo informe de San Petersburgo y ha enviado al Secretario de la legación al Quai d´Orsay para transmitirlo; mientras él, personalmente, ha ido a reunirse con el Primer Ministro Viviani.

Adolphe Messimy, Ministro de la Guerra de Francia.

Ahora, Viviani se halla reunido a su vez con el Presidente de la República y con el Ministro de Guerra Adolphe Messimy, para analizar la información que acaba de traerle el ruso. Se trata, por supuesto, de la movilización parcial y de la “aceleración de medidas” que ya hemos indicado antes.

Entre los tres redactan, para enviársela a los rusos durante la mañana, una respuesta prudente: “Francia está resuelta a cumplir con todas las obligaciones de la alianza. Pero, en interés de la paz general y dado que la cuestión sigue siendo debatida en las potencias menos interesadas, creo que sería deseable que, manteniendo las medidas de precaución y defensa que Rusia considere necesarias, no se lleve a cabo de inmediato disposición alguna que pueda ofrecer a Alemania un pretexto para que movilice, total o parcialmente, sus fuerzas”. ¿Acaso ha disminuido el belicismo de los franceses? El envío de una copia de este mensaje a Paul Cambon, el embajador en Londres, hace pensar que en realidad su destinatario no son los rusos, sino los ingleses, ante los que Francia quiere mostrarse muy moderada para conseguir que entren en el juego.

La clave está en el telegrama que, también durante la mañana, va a enviar Izvolsky a su gobierno. “Margerie, con quien acabo de hablar ahora mismo, me ha dicho que el gobierno francés no tiene deseo alguno de intervenir en nuestros preparativos militares, pero que cree muy deseable, en interés de la continuación de las negociaciones para la preservación de la paz, que estos preparativos eviten, en la medida de lo posible, tener un carácter público y provocativo. Desarrollando esta misma idea, el ministro de la guerra ha dicho, igualmente, al Conde Ignatiev [el agregado militar ruso en París] que deberíamos hacer una declaración indicando que deseamos, por el bien del interés superior de la paz, ralentizar temporalmente nuestras medidas de movilización, lo que por otro lado no debe evitar que continuemos nuestros preparativos militares sino que al contrario debemos proseguir con ellos aún más enérgicamente siempre y cuando nos contengamos en lo que al transporte masivo de tropas se refiere”.

¿Quieres opinar sobre esta noticia? Debate: El Desencadenamiento de la Primera Guerra Mundial

Viene de: 29 de julio, por la noche. El Circo Ruso (4).

Sigue en: 30 de julio, a media mañana. El Circo Ruso (5).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.