Los fusiles ametralladores tuvieron también una gran presencia en España, antes, durante y después de la guerra. España dispuso de algunos modelos de fabricación nacional mezclados con importaciones extranjeras. Se repite el patrón con otras armas que ya hemos estudiado anteriormente.

Perfil del fusil ametrallador Browning M1918 en su versión original.

Entre esos fusiles ametralladores se encontró el BAR (Browning Automatic Rifle) estadounidense y su variante polaca, el Wz. 28. La II República, siempre necesitada de armas, importó aproximadamente 600 unidades de ambas versiones. De esta cantidad, 100 cayeron en manos rebeldes tras ser capturado el carguero Silvia donde se transportaban junto a otras armas. Aunque su número no se puede comparar a otras armas como la Maxim o la DP-28 soviéticas, es interesante la aparición de este material en la guerra de España.

El BAR estadounidense diseñó en tiempos de la Gran Guerra y había tenido su bautismo de fuego en las últimas etapas de esta. La idea del fusil ametrallador era el de que el infante tuviera un arma automática para ser disparada desde la cadera mientras avanzaba. El BAR se convirtió así en el arma básica de apoyo a los pelotones del U.S. Army hasta mediados de 1950. Sus diferentes versiones fueron mejorando aspectos de diseño y fabricación. La variante polaca se empezó a fabricar en 1928, la diferencia frente al modelo original era el guardamano y el pistolete. Por lo demás era un arma idéntica.

Soldado republicano de una Brigada Internacional utilizando un Wz.28 polaco en el Ebro.

Aunque no se tienen testimonios, o al menos no se han encontrado aún, de su experiencia en España es de suponer que prestaron buenos servicios si eran armas no desgastadas. El BAR era un arma robusta que prestó servicio en numerosos conflictos a lo largo del siglo XX, de estos solo recibió elogios por su enorme fiabilidad y potencia de fuego.

No obstante, el fusil era pesado y en versiones aparecidas en la década de 1930 y 40 se añadieron bípodes para que el tirador pudiera utilizarlo tumbado sin cargar con todo el peso. En el caso español no hay datos posteriores a la finalización del conflicto, aunque los informes del Servicio de Recuperación podrían aportar alguna cuestión. Actualmente en algunos museos de España se pueden ver ejemplares del fusil ametrallador Browning Wz. 28.

Características;

Longitud: 1.150 mm.

Peso: aproximadamente 9 – 9,5 kilogramos

Calibre: 30-06 (USA) 7,92 mm (Polonia)

Cargador: recto de 20 cartuchos

Cadencia de disparo: 500-600 disparos por minuto

Viene de Ametralladoras de la Guerra Civil (XIV): MG-13

  1. Dani says:

    Para una guerra con contingentes tan grandes tampoco es un número significativo.
    Desde luego los polacos hicieron un buen negocio con la II república, les vendieron de todo. Porque a veces se olvida pero la república no sol recibió armas de la URSS.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.