Acostumbrados a los potentes carros de la segunda guerra mundial, a menudo es fácil olvidar lo precarios que habían sido sus antepasados, aquellos dinosaurios de la primera que lo aplastaban todo a su paso y, teóricamente, sembraban el terror en las posiciones enemigas. Y si decimos teóricamente es porque no siempre fue así. Las primeras acciones individuales de estos vehículos  -“coches”, era la forma de referirse a ellos que se empleaba entonces- no siempre fueron exitosas, a pesar del heroísmo de algunos de sus tripulantes.

Un tanque Modelo I «Hembra». Pueden apreciarse las dos ametralladoras del costado izquierdo, así como las troneras por las que se asomaban los binoculares de prisma del conductor.

                Nos hallamos en acción cerca del río Ancre, es el 13 de noviembre de 1916 y el “coche” elegido es el Modelo I Hembra (es decir, con ametralladoras en vez de cañones) nº 544, de la Compañía “A” de la sección pesada del Cuerpo de Ametralladoras (era la unidad que encuadraba entonces los carros de combate). A bordo viajan el Teniente H.W. Hitchcok (jefe del tanque); el Cabo A. Taffs; el cabo segundo R. Bevan (conductor); el cabo segundo S.A. Moss; y los artilleros W.A. Stanley, W. Miles, F. Ainley  y A.W. Tolley.

 

Cinco minutos antes de la hora cero, arrancamos el motor; y cuando llegó el momento previsto el “coche” número 544 se puso en marcha. El Teniente Hitchcok dirigió el avance hasta alrededor de las 7 AM, momento en el que se alcanzó la línea de frente alemana. Entonces el “coche” fue, temporalmente, incapaz de seguir adelante, porque sus cadenas no se agarraban al terreno debido a las malas condiciones de este. Esto mismo ya había sucedido al cruzar la tierra de nadie.

Hasta entonces no habíamos visto a nuestras tropas, y el “coche” se hallaba rodeado por el enemigo. Aproximadamente en ese momento el Teniente Hitchcok resultó herido en la cabeza, y a continuación dio la orden de abandonar el tanque, entregando inmediatamente  el mando al cabo Taffs antes de bajarse del vehículo junto con tres hombres. A él se le vio caer de inmediato, y no supimos más de dos de los tres hombres que habían evacuado en su compañía; mientras que el tercero fue metido dentro de vuelta después de haber sido herido en el antebrazo. A continuación, como el enemigo estaba disparando a través de la portezuela abierta, esta fue cerrada de inmediato.

Otra imagen de un Modelo I. Aquí pueden apreciarse las dos ruedas de apoyo traseras, que ayudaban a darle estabilidad. Aún así, en los embarrados terrenos del invierno de 1916 – 17 no era difícil que se quedaran atascados.

De inmediato se abrió fuego contra el enemigo, que se retiró para ponerse a cubierto y abrió fuego a su vez contra el tanque con ametralladoras y fusiles. El cabo Taffs decidió no abandonar el “coche” y, en lugar de eso, de acuerdo con el cabo segundo Bevan, el conductor,  quien había sido herido previamente en la cara por las esquirlas de sus binoculares de prisma, decidió seguir adelante hasta llegar al objetivo.  Consiguieron liberar el tanque del barro utilizando la reversa y luego condujeron de nuevo hacia delante hasta la segunda línea alemana, donde el tanque se empotró contra un refugio semisubterráneo, quedando  encajado sin remedio y tumbado en un ángulo de unos 45 grados, lo que provocó que los dos cañones en el lado que había quedado hacia abajo quedaran inútiles y los dos cañones de la parte superior solo fueran capaces de disparar en un ángulo extremo.

La evolución del Modelo I fue el Modelo IV, con mejor capacidad todo terreno, como se puede ver en esta foto, tomada en un campo de pruebas.

Entonces el tanque fue atacado por los alemanes con ametralladoras, y también fue bombardeado desde los lados, por delante y por debajo. En torno a las 8 AM, como no se había visto a nuestras tropas, probablemente debido a la densa niebla que prevaleció durante toda la acción, el Cabo Taffs envió un mensaje por medio de una paloma mensajera solicitando ayuda. Este mensaje fue recibido por el segundo cuerpo de ejército, que lo pasó a la 118ª Brigada de Infantería, la cual dio órdenes al Black Watch para que diera toda la asistencia posible. En torno a las 9 AM el tanque fue liberado  por un grupo de hombres del Regimiento Notts y Derby, al que pronto siguieron los de la Black Watch. El Cabo Taffs y el resto de la tripulación dejaron el tanque cuando nuestra línea quedó establecida por delante de él  y quedó a salvo de ser capturado por el enemigo.

         Los cuerpos del Teniente H.W. Hitchcok y del artillero W.J. Miles fueron encontrados e identificados. El artillero W. Stanley, herido en el antebrazo, fue enviado al hospital después de la acción. Nada se supo del último hombre que abandonó el tanque.

               Por esta acción el Cabo Taffs y el Cabo Segundo Bevan fuero mencionados en el despacho del Mayor C.M. Tippetts, comandante de la Compañía “A”.

Sigue en Tanques en la Primera Guerra Mundial, llega la madurez.

Si te gustó, te puede interesar Verdun: la Trinchera Cercada. El Testimonio del Abad Polimann (I/3)

  1. Marcos Castelló says:

    No serían muy efectivos en combate, pero que atractiva su estética steam punk. En el libro «La Gran Guerra» vi una foto de un prototipo de tanque ruso de la Primera Guerra Mundial llamado «El Carro del Zar» que es muy curioso también.

  2. Eduard Teach says:

    Cuando España los utilizó en Africa pocos años después de la I Guerra Mundial tampoco fueron muy eficaes y parece que su efectividad fue mas bien de aspecto psicológico por el terror que producían en los rifeños. Al menos eso es lo que tengo entendido.

  3. edu Suarez says:

    Un buen articulo, junto con la aviación para mi dos de los temas mas interesantes de esta guerra, que creo que nos quedamos a menudo atrapados por las terribles imagenes de las trincheras. Tal vez lo mas curioso de todo es que estuvieran desarrollados por la marina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.