Cinco minutos antes de que cumpla el plazo dado por Austria-Hungría, el Gobierno Serbio le entrega la siguiente respuesta al Ultimátum:

El Real Gobierno ha recibido la comunicación del Gobierno Imperial y Real del día 23 y está convencido de que su respuesta disipará cualquier malentendido que amenace con destruir las amistosas relaciones de vecindad entre la monarquía Austríaca y el reino de Serbia.

Al Real Gobierno le consta que en ningún sitio se han producido nuevas protestas contra la gran Monarquía vecina como las que en su momento se expresaron en el Skuptschina, o en las declaraciones y acciones de los representantes responsables de aquel tiempo, y que finalizaron con la declaración serbia de 31 de marzo de 1909; además, desde esa época ni las diferentes corporaciones del reino, ni los oficiales y cargos han hecho intento alguno de alterar la condición política y judicial creada en Bosnia Herzegovina. El Real Gobierno declara que el Gobierno Imperial y Real no ha realizado ninguna protesta en este sentido excepto por el caso de un libro de texto, respecto del que el Gobierno Imperial y Real ha recibido una explicación enteramente satisfactoria. Durante la época de la crisis de los Balcanes Serbia ha dado en numerosas ocasiones pruebas de su política pacífica y moderada, siendo esta paz preservada por  los sacrificios de Serbia en pos del interés de la paz en Europa.

No se puede hacer responsable al Real Gobierno de las expresiones de carácter privado, como por ejemplo artículos de periódico y actividades pacíficas de sociedades, o expresiones análogas a las que se producen en otros países, y que habitualmente no están sometidas al control del estado. Esto, al menos, mientras el Real Gobierno ha mostrado una gran cortesía en la solución de toda una serie de cuestiones que se han suscitado entre Serbia y Austria-Hungría, logrando solventar el mayor número de las mismas, en pos del  progreso de ambos países.

De acuerdo con los deseos del Gobierno Imperial y Real, el Real Gobierno está dispuesto a someter a juicio, sin importancia de la posición o rango, a cualquier ciudadano serbio de cuya participación en el crimen de Sarajevo haya recibido pruebas. Se obliga particularmente a publicar en la primera página del órgano oficial de 26 de julio la siguiente declaración:

«El Real Gobierno Serbio condena cualquier propaganda dirigida contra Austria-Hungría, es decir, la totalidad de aquellas actividades que persiguan la separación de ciertos territorios de la Monarquía Austrohúngara, y condena sinceramente las lamentables consecuencias de estas maquinaciones criminales…

El Real Gobierno condena que de acuerdo con la comunicación del Gobierno Imperial y Real, ciertos oficiales y funcionarios serbios hayan participado en la propaganda mencionada, y que estos hayan puesto por tanto en peligro las amistosas relaciones a las que el Real Gobierno se ha obligado solemnemente mediante la declaración de 31 de marzo de 1909…»

El Real Gobierno se obliga además a:

1. Durante la siguiente sesión ordinaria del Skuptschina, a incorporar una cláusula en la ley de prensa que disponga que el incitamiento al odio y al desprecio de la Monarquía será severamente castigado, además de cualquier publicación cuya tendencia general se dirija contra la integridad territorial de Austria-Hungría.

Se obliga, en vista de la próxima revisión de la Constitución, a incorporar una enmienda en el artículo 22 de la ley constitucional que permita el secuestro de tales publicaciones, al ser actualmente imposible de acuerdo con lo establecido por el presente artículo 22 de la Constitución.

2. El Gobierno no posee prueba alguna, y la nota del Gobierno Imperial y Real no las incluye, de que la sociedad Narodna Odbrana y otras sociedades similares hayan cometido, hasta el presente, ninguna acción criminal de esta clase a través de ninguno de sus miembros. Pese a todo lo anterior, el Real Gobierno aceptará la demanda del Gobierno Imperial y Real y disolverá la sociedad Narodna Odbrana, además de cualquier otra sociedad que mantenga actividades contra Austria-Hungría.

3. El Real Gobierno Serbio se obliga de inmediato a eliminar de las instancias públicas en Serbia cualquier cosa que pueda fomentar la propaganda dirigida contra Austria-Hungría, a condición de que el Gobierno Imperial y Real facilite y explique las pruebas de esta propaganda.

4. El Real Gobierno está también preparado para expulsar a aquellos oficiales y cargos de los servicios militares y civiles respecto de los cuales sea probado mediante investigación judicial que han sido culpables de acciones contra la integridad territorial de la Monarquía; el Real Gobierno espera que el Gobierno Imperial y Real lo comunique, con el propósito de comenzar la investigación de los nombres de estos oficiales y cargos, y de los hechos de los que han sido acusados.

5. El Real Gobierno confiesa que no alcanza a comprender claramente el significado o el enfoque de la demanda del Gobierno Imperial y Real relativa a la obligación del Real Gobierno Serbio a aceptar la colaboración de representantes del Gobierno Imperial y Real en territorio serbio, pero declara que admitirá toda clase de colaboración que no atente al derecho internacional y a la ley criminal, de acuerdo además con las buenas relaciones de vecindad.

6. El Real Gobierno considera su deber comenzar una investigación contra todas aquellas personas que hayan participado en el ultraje del 28 de junio y que se hallen en su territorio. En lo que respecta a la cooperación en esta investigación de delegados oficiales especiales del Gobierno Imperial y Real, no puede ser aceptado, por constituir una violación de la Constitución y del procedimiento penal. Sin embargo, en algunos casos, el resultado de la investigación podría ser comunicado a las instancias Austrohúngaras.

7. El Real Gobierno ha ordenado, en la tarde del día en que fue recibida la nota, el arresto del Mayor Voislar Tankosic. Sin embargo, en lo que respecta a Milan Ciganovitch, que es ciudadano de la Monarquía Austrohúngara y que ha sido empleado del Departamento del Ferrocarril hasta el 28 de junio, ha sido imposible localizarlo, por lo que se ha emitido una orden de búsqueda y captura contra él.

Se solicita al Gobierno Imperial y Real que entregue lo antes posible, para poder comenzar la investigación, los indicios existentes de sospecha y las pruebas de culpabilidad, obtenidas en la investigación de Sarajevo.

8. El Gobierno Serbio ampliará y endurecerá las medidas existentes para la erradicación del contrabando de armas y explosivos.

Garantiza que procederá de inmediato contra el mismo, y castigará severamente a aquellos oficiales del servicio de Aduanas de Shabatz-Loznica que hayan actuado contra su deber y que hayan permitido cruzar la frontera a los autores del crimen.

9. El Real Gobierno está preparado para dar explicaciones sobre las expresiones que sus cargos en Serbia y en el exterior hayan hecho en entrevistas tras el ultraje y que de acuerdo con la aserción del Gobierno Imperial y Real, fueran hostiles hacia la Monarquía. Tan pronto como el Gobierno Imperial y Real indique con detalle donde se han dicho esas expresiones y logre probar que esas expresiones se han hecho en realidad por funcionarios con responsabilidad, el Gobierno Real se encargará de primera mano de que se recojan las necesarias pruebas y evidencias.

10. El Real Gobierno notificará al Gobierno Imperial y Real de todo lo que no haya sido hecho ya por la presente nota y de las medidas sobre las distintas cuestiones tan pronto como estas medidas sean ordenadas y puestas en ejecución.

El Real Gobierno Serbio cree que es del interés común no precipitarse en la búsqueda de una solución a este asunto y que por tanto, en caso de que el Gobierno Imperial y Real no se considere satisfecho con esta respuesta, está dispuesto, como siempre, a aceptar una solución pacífica sometiendo la decisión de esta cuestión al Tribunal Internacional de La Haya o a las Grandes Potencias que participaron en la confección de la declaración emitida por el Gobierno Serbio el 18/31 de marzo de 1909.

Viene de EL DÍA DE LA RESPUESTA – 17:50h – La Entrega

Sigue en EL DÍA DE LA RESPUESTA. 18:00. La Ruptura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.