Los años treinta fueron tiempos de cambio e innovación. Las imágenes 3D que reproducimos responden a un proyecto soviético singular de aquella época: un submarino volante. La idea nació allá por el año 1934.

Su creador, Boris Ushakov, era un estudiante de la Escuela de Ingeniería Naval. Pretendía construir un vehículo capaz de volar y navegar bajo el agua. En abril de 1936 las autoridades soviéticas autorizaron su proyecto. Ushakov se puso manos a la obra durante 1937-38. El nombre del vehículo era «Submarino volante». En otras palabras, se trataba de un avión con capacidad para sumergirse en el agua. Tras numerosas modificaciones, su última versión ofrecía un aeroplano de metal con una velocidad en vuelo de 100 nudos, y de 3 nudos bajo el agua.

El cometido del Submarino Volante era el ataque de barcos enemigos. Supuestamente, debía descubrir el rumbo de un barco, abandonar el área de visibilidad de ese barco, sumergirse en el agua y atacar con torpedos. A parte, podría ser también utilizado para el desminado de los campos de minas situados en los alrededores de bases militares y áreas desde las que zarparan los barcos enemigos.

Finalmente, este proyecto tan revolucionario nunca llegaría a ver la luz. En 1938 se decidió cancelar el proyecto debido a la lenta movilidad del Submarino Volante bajo el agua. Según las últimas conclusiones: cuando el Submarino Volante es detectado por el barco, éste cambiará de rumbo, lo que conllevará con casi toda probabilidad al fracaso de la misión debido a que las capacidades de combate del submarino no son lo suficientemente buenas bajo el agua. Se trataba de un proyecto tremendamente complejo y de difícil puesta en práctica, lo que se puso de manifiesto en las numerosas pruebas y cálculos realizados.

Ushakov quería que el vehículo tuviera seis módulos, tres de los cuales serían utilizados para los motores aéreos AM-34, de 1000 caballos cada uno. El cuarto módulo sería habitable y utilizado por una tripulación de tres personas. El quinto módulo estaría dedicado a la batería y el sexto a un motor eléctrico que proporcionara propulsión bajo el agua. El fuselaje sería de forma cilíndrica hecha de duraluminio de 6mm de espesor, con un diámetro de 1,4 metros.

El compartimento de los pilotos se llenaría de agua durante la inmersión, por lo que todos los paneles de control debían estar en un compartimento a prueba de agua. El combustible se almacenaría en tanques de goma. Los recubrimientos de las alas y la cola se harían de acero, y los flotadores de duraluminio. Durante la inmersión, las alas, la cola y los flotadores se llenarían de agua a través de válvulas especiales dispuestas para ello. Los motores se cubrirían con planchas de un metal especial. Los escapes y entradas de aire de los motores se cerrarían adecuadamente para evitar daños por la presión del agua exterior.

Para evitar la corrosión del Submarino Volante debía ser pintado y cubierto con una laca especial. Dos torpedos debían asegurarse bajo el fuselaje en la parte inferior de las alas. El armamento sería completado con dos ametralladoras para protección contra la aviación enemiga.

Otras características:

Peso al despegue – 15.000 kg

Velocidad de crucero – 185 km/h

Autonomía de vuelo – 800 kmTecho de vuelo – 2.500 mVelocidad bajo el agua – 2 ó 3 nudos

Profundidad máxima de inmersión – 45 m

Autonomía bajo el agua – 5 ó 6 millas

Tiempo máximo de inmersión – 48 horas

Texto e imágenes vía: English Russia

Dejamos también un video de interés al respecto, donde se establece que otra de las ideas manejadas era sobrevolar los campos de minas para después sumergirse en la boca de una base naval y proceder al ataque.

Si te gustó, te puede interesar el KV-7 – El Predecesor del SU-152

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.