Nacido en La Coruña el 9 de julio de 1900. Ingresó en 1916 en la Academia de Infantería de Toledo y tres años más tarde fue promovido a alférez al término de sus estudios.

Federico de la Cruz Lacaci

En 1921, una vez alcanzado el empleo de teniente, se le destinó al Tercio de Extranjeros. Con la 2.ª Bandera intervino en la reconquista de Nador, donde resultó herido y no quiso ser evacuado. Días más tarde, en el Sebt, recibió una herida grave en la cabeza.

En el mes de julio de 1923 se hallaba de operaciones en la zona de Annual y recibió órdenes de asegurar el barranco de Igueriben, de infausto recuerdo apenas dos años antes. Según reza el decreto de concesión:

El 5 de julio de 1923 salieron nuestras tropas e Tafersit para proteger un convoy a las posiciones de Tizzi-Azza, Benítez y otras. El Tercio de Extranjeros, en que formaba el teniente De la Cruz, constituía una de las columnas de protección del convoy, cuya misión era dominar el barranco de Igueriben, y ordenado a la unidad un ataque a la bayoneta para desalojar al numeroso enemigo que se hallaba atrincherado en el fondo de aquél y posiciones dominantes del mismo, y por haber muerto gloriosamente en la primera fase del combate el Jefe de la referida unidad, mezcladas y desordenadas las compañías por lo impetuoso del ataque y lo abrupto del terreno, fue el teniente De la Cruz, al frente de unos cuantos legionarios y un oficial de su compañía, el primero que asaltó aquellas posiciones dominantes, desde las que se causaban numerosas bajas a las demás fuerzas que combatían en el fondo.

Desalojado el enemigo de aquellos sitios, se sostuvo éste heroicamente en el terreno conquistado, a pesar de los violentos esfuerzos que para reconquistarlo hicieron los moros, al darse cuenta de los pocos que acompañaban al referido teniente, quien se mantuvo en esta situación hasta ver de regreso el convoy, que había llegado a las posiciones a que se dirigía, y que únicamente, y a pesar de lo crítico de la situación por el aumento del enemigo, no dio la orden del retirada  hasta recoger los heridos y armamento y escasas municiones de los muertos, haciendo cara siempre al enemigo con los tres legionarios ilesos que le quedaban.

R.O. de 10 de agosto de 1926 (D.O. nº 177, de 11 de agosto de 1926)

En agosto de 1923 luchó cuerpo a cuerpo en Sidi Mesaud, resultando nuevamente herido grave. Ascendido a capitán por méritos de guerra, en enero de 1924 tomó parte en la conducción de convoyes a Afrau, Benítez e Isen-Laucien; en mayo, durante la conducción de un convoy a Sidi Mesaud, se distinguió en un combate a la bayoneta, llegando el primero a las posiciones enemigas; en septiembre de 1924 protegió un convoy a Tinat con un nuevo ataque a la bayoneta; más tarde actuó en la ocupación del monte Cónico, y el 26 de septiembre se le dio por desaparecido en los combates de García Acero y Roff.

En el año 1925 se supo que estaba preso de la kabila Ait Kamasa. A año siguiente falleció en prisión.

Viene de Laureada de San Fernando – Pablo Arredondo Acuña

  1. Dani says:

    Muy interesante este artículo. La olvidada guerra de África, algo se ha escrito sobre el desastre de Annual y algo más sobre el desembarco de Alhucemas. Pero siempre he querido leer algún estudio de como por fin se pudo derrotar a los moros. Un orbat del ejército que venció.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.