El general Erhard Raus es uno de los militares alemanes más brillantes y menos conocidos de la Segunda Guerra Mundial.

Una de sus creaciones operacionales tras la debacle de Moscú fue la puesta en práctica de micro ofesivas inspiradas para salvar la retaguardia del Noveno Ejército. Una parte de estas tácticas consistían en la llamada Ofensiva de Caracol, otras, las que veremos hoy, acabaron conociéndose como la Ofenisva del Escorpión.

A pesar de los éxitos obtenidos por el empleo de la táctica de la ofensiva de caracol en la retaguardia del Noveno Ejército, en un saliente de frente orientado hacia el oeste, las fuerzas rusas seguían siendo todavía superiores a las alemanas, incluyendo a algunas unidades de la guardia en el área de Rzhev.

Por ello se ordenó a la 6.ª División Panzer  lanzar otra serie de acciones ofensivas para hacer retroceder a los soviéticos y alejarlos de la única carretera y vía ferroviaria de que disponían los alemanes para recibir los suministros, que como vimos en la entrada de la Ofensiva de Caracol, transcurría desde Sychevka a Rzhev.

Los puestos avanzados rusos estaban situados a entre 1,6 y 5 kilómetros de estas vitales rutas de suministros y lograban interrumpir el tráfico en numerosas ocasiones. Las fuerzas y equipo disponibles seguían siendo todavía muy inadecuadas para efectuar una ofensiva a la manera tradicional.

Una vez más, se hizo necesario improvisar tácticas. Solo ataques sorpresa sucesivos sobre objetivos limitados y la coordinación de todas las armas disponibles podían arrojar alguna posibilidad de éxito. Otro prerrequisito era la libre elección del momento y el lugar para cada acción ofensiva planeada, ya que todo dependía de si las fuerzas rusas detectaban o no las intenciones alemanas y adoptaban contra medidas.

Si se perdía el elemento sorpresa, el objetivo debía ser cambiado y la acción se efectuaría en otro lugar que se hubiera mostrado vulnerable. Todo esto debía conseguirse con una fuerza de ataque realmente débil, como ya vimos en la entrada anterior de la Ofensiva de Caracol. Ésta debía ir siendo trasladada de sector a sector una vez hubiera desempeñado con éxito el ataque, siendo ocupada la posición conquistada con tropas de las compañías de alarma creadas por el general Erhard Raus.

Las tácticas que debían ser empleadas en esta ocasión consistían en un sistema coordinado y flexible de ataques sobre objetivos limitados. Puede compararse a una serie de picotazos que daría un escorpión con su aguijón en una lucha a vida o muerte contra un oponente físicamente superior.

operaciones-panzer-erhard-raus

Memorias del general Raus (Ediciones Salamina)

Estos ataques en sí no eran novedosos con respecto a los ya vistos en la Ofensiva de Caracol. Una penetración frontal en el centro era seguida de un doble envolvimiento hacia el sur. Solo unos días más tarde, las mismas fuerzas de combate atacaban a través de los profundos bosques hacia el norte, alcanzando su misión, y eran reemplazadas de inmediato por las fuerzas de las compañías de alarma.

Antes de que el enemigo hubiera tenido tiempo de sobreponerse, volvía a ser sorprendido por una penetración engañosa en su flanco. A continuación, unos “pinchazos” en diagonal desde los extremos norte y sur del frente consolidaban las ganancias territoriales de la operación precedente.

Mientras que las fuerzas alemanas sufrieron solo pérdidas ligeras, se evitó que el enemigo pudiera tener la iniciativa durante la primavera de 1942. Fue desalojado del terreno favorable que ocupaba y obligado a retirar sus fuerzas unos 18 kilómetros hacia la retaguardia a lo largo de unos 11 kilómetros de frente.

Las líneas de suministros alemanas desde Vyazma a Rzhev quedaron finalmente aseguradas y se consolidó una base de operaciones para la ofensiva de verano, que llevó a la aniquilación de todas las unidades rusas que aún resistían en la retaguardia del Noveno Ejército alemán.

Viene de El General Erhard Raus y la Ofensiva de Caracol

  1. Antonio López Cantarero says:

    Tengo que comprar este libro, es como si me estuviera perdiendo una buena película de guerra de las que ya no se hacen. Gracias por poner este artículo, me he acordado del comentario que me hiciste, indicando que el General Raus es un gran desconocido.
    Un saludo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.