Preocupada por las reacciones que los duros términos del Ultimatum pudieran causar en las Grandes Potencias europeas, Austria-Hungría decide adjuntar una nota explicativa de sus demandas junto con el texto del Ultimatum enviado a las mismas. La nota decía lo siguiente:

El 31 de Marzo de 1909, el Real Gobierno Serbio envió a Austria Hungría la declaración que este texto reproduce más arriba.

Durante todos los días posteriores a esta declaración Serbia se ha embarcado en una política de inculcación de ideas revolucionarias a los súbditos serbios de la Monarquía Austrohúngara, preparándolos así para la una eventual separación de territorios de Austria Hungría en la frontera Serbia.

Serbia se ha convertido en un centro de agitación criminal.

No se perdió tiempo en la formación de sociedades y grupos, cuyo objeto, fuera público o secreto, era la creación de desordenes en territorio Austrohúngaro. Estas sociedades y grupos cuentan entre sus miembros con generales y diplomáticos, oficiales del gobierno y jueces, en resumidas cuentas, hombres de las altas instancias oficiales y no oficiales de la sociedad del Reino.

El periodismo serbio está casi enteramente al servicio de esta propaganda, dirigida contra Austria Hungría, y no pasa un día sin que los órganos de la prensa serbia inciten a sus lectores en el odio o desprecio de la Monarquía vecina, o a ultrajes dirigidos más o menos abiertamente contra su seguridad e integridad.

Gran número de agentes son empleados en llevar a cabo por cualquier medio la agitación contra Austria Hungría, corrompiendo además a la juventud en las provincias de la frontera.

Desde la reciente crisis de los Balcanes ha habido un recrudecimiento del espíritu conspirativo de los políticos serbios, que ha dejado tan sanguinarias trazas en la historia del reino; sujetos ex pertenecientes a bandas empleadas en Macedonia han venido a ponerse a disposición de la propaganda terrorista contra Austria Hungría.

En presencia de estos hechos, a los que Austria Hungría ha estado expuesta durante años, el Gobierno Serbio no ha estimado que le incumbiera tomar la menor medida. El gobierno serbio ha fracasado así en el deber que le imponía la declaración solemne de 31 de marzo de 1909, y ha actuado en oposición a la voluntad de Europa y de los compromisos dados a Austria Hungría.

La paciencia del Gobierno Imperial y Real ante esta provocativa actitud de Serbia se inspiraba en el desinterés territorial de la Monarquía Austrohúngara, y en la esperanza de que el Gobierno Serbio le pusiera fin a pesar de todo a la misma, apreciando la amistad de Austro Hungría en su verdadero valor.

Observando una actitud benevolente hacia los intereses políticos de Serbia, el Gobierno Imperial y Real esperó que el Reino decidiera finalmente seguir una línea análoga de conducta por su parte. En particular, Austria Hungría esperaba un desarrollo de este tipo de las ideas políticas en Serbia, cuando tras los acontecimientos de 1912 el Gobierno Imperial y Real, mediante su desinteresada y generosa actitud, hizo posible un engrandecimiento tal de Serbia.

La benevolencia que Austria Hungría mostró hacia su estado vecino no tuvo un efecto moderador en la forma de proceder del reino, que continuó tolerando en su territorio una propaganda cuyas  consecuencias fatales se mostraron al mundo el pasado 28 de junio, cuando el Heredero de la Monarquía y su ilustre consorte cayeron víctimas de un complot organizado en Belgrado.

Ante este estado de las cosas el Gobierno Imperial y Real se ha sentido compelido a tomar nuevas y urgentes medidas contra Belgrado, con la intención de inducir al gobierno Serbio a detener el movimiento incendiario que está amenazando la seguridad e integridad de la Monarquía Austrohúngara.

El Gobierno Imperial y Real está convencido de que la toma de estas medidas se hallará en consonancia con el sentir de todas las naciones civilizadas, que no pueden permitir que el regicidio se convierta en un arma que pueda ser empleada con impunidad en la pugna política, y que la paz en Europa pueda ser continuamente perturbada por movimientos emanados de Belgrado.

¿Quieres opinar sobre esta noticia? Debate: El Desencadenamiento de la Primera Guerra Mundial

Viene de EL DÍA DEL ULTIMÁTUM – 18:00 h – Austría-Hungría entrega el Ultimátum en Belgrado

Sigue en EL DÍA DEL ULTIMÁTUM, pasadas las 18:30h – Desazón en el Ministerio de Asuntos Exteriores

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.