19 de Julio, en algún momento de la mañana. Consejo Secreto, Decisiones Capitales. (19/07/10:00)

Este domingo, en VIENA, varios vehículos anodinos circulan por las calles de la capital. Ninguno de ellos lleva librea, ni escolta, pero todos transportan a personajes importantes. Los coches, de uno en uno, y provenientes de direcciones distintas, se detienen brevemente ante la residencia del Conde Berchtold, baja un personaje y el vehículo se marcha de nuevo. Así, poco a poco, se va reuniendo el Consejo Ministerial Conjunto. La reunión de hoy, por mucho que sea informal, y secreta, tomará decisiones transcendentales.

La Ballhausplatz, como es conocido el edificio, fue la residencia del Ministro de Asuntos Exteriores de Austria hasta 1918.

Primero, que el ultimátum será entregado el día 23 de julio a las 17:00 (posteriormente la hora de entrega se aplazará hasta las 18:00, para estar seguros que Poincaré ha abandonado ya San Petersburgo).

Y segundo, dar al gobierno serbio un plazo de 48 horas para aceptarlo por completo y sin salvedades. El plazo expirará a las 18:00 del día 25 de julio.

¿Y qué sucederá si Serbia no acepta?

¿Será la guerra? El General Conrad asegura al Conde Tisza que el ejército dejará tropas suficientes en Transilvania para asegurar la región frente a cualquier ataque rumano. Sin embargo, el Primer Ministro Húngaro no se conforma solo con eso, sino que solicita que en caso de guerra se emita una declaración que afirme que Austria-Hungría no tiene intención alguna de ampliar su territorio a costa de Serbia. Ya hemos visto que Tisza teme un aumento del poder de Austria, pero también le preocupa la inclusión de más eslavos en el interior del imperio, y la imposibilidad para Rusia de echarse atrás en caso de conflicto si Austria pretende anexionarse alguna porción de territorio serbio.

Las peticiones son razonables, pero Berchtold teme que pueda ser necesaria una disminución del territorio serbio, al final de una eventual contienda, para reducir la amenaza que supone para el imperio; por ello, finalmente se llega a una solución de compromiso: Viena anunciará que no tiene ambiciones territoriales en Serbia, pero dejará abierta la posibilidad para que otros países, esencialmente Bulgaria, sí puedan anexionarse territorios.

Lo más llamativo de esta reunión, desde el punto de vista de los historiadores, será que, aparte de las afirmaciones del Conde Tisza, apenas se habló de una posible intervención Rusa.

¿Quieres opinar sobre esta noticia? Debate: El Desencadenamiento de la Primera Guerra Mundial

Viene de: 18 de Julio, durante el día. Rusia También se Radicaliza.

Sigue en: 19 de Julio, en algún momento del día. A Bordo del Hohenzollern.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.