Empezamos hoy una serie recopilatoria de lecciones aprendidas de conflictos con un análisis de la Guerra del Yom Kippur realizado por el profesor Tal Tovy, de la Universidad de Bar-llan.

Guerra del Yom Kippur

El 6 de octubre de 1973, los ejércitos egipcio y sirio lanzaron un ataque por sorpresa contra Israel. La meticulosa planificación, las adquisiciones masivas de nuevos sistemas de armas y el entrenamiento intensivo dieron sus frutos, consiguiendo los ejércitos árabes importantes logros durante los primeros días de combates. En la dimensión militar, uno de los factores más importantes que explican el éxito de los ejércitos árabes fue su capacidad para llevar a cabo ataques de armas combinadas, en comparación con los contraataques de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), que se basaban únicamente en fuerzas blindadas.

Además, los ejércitos árabes consiguieron neutralizar la capacidad de la Fuerza Aérea Israelí (FAI) para proporcionar un apoyo aéreo cercano (CAS) eficaz a las fuerzas terrestres israelíes sobre la zona de combate, integrando la defensa aérea masiva en su planificación de la guerra. Así, los ejércitos árabes lograron neutralizar ambos componentes del poder de combate de las FDI que habían decidido la Guerra de los Seis Días para Israel.

Después de la Guerra de los Seis Días, el ejército egipcio comenzó a analizar las razones de su severa derrota, añadiéndose las lecciones de 1956 a las de 1967. Las conclusiones a las que llegó el ejército egipcio fueron que las FEDI utilizaron formaciones de combate, compuestas por varias brigadas blindadas, respaldadas por un CAS masivo de la FAI, que había logrado una superioridad aérea casi total sobre la zona de guerra.

Estas formaciones de combate sorprendieron a las fuerzas egipcias avanzando por zonas que los egipcios consideraban intransitables para las fuerzas blindadas. Así, en opinión del ejército egipcio, las FDI habían logrado la sorpresa táctica y operativa, sumiendo a las formaciones defensivas egipcias en el Sinaí en una parálisis operativa y provocando su colapso.

Guerra de los Seis Días

En ese momento, surgió una importante conclusión: según la doctrina israelí, la tarea de atacar y romper las formaciones enemigas se asignaba a las fuerzas acorazadas debido a su gran poder de ataque y maniobrabilidad, incluida a capacidad de atacar por el flanco o la retaguardia. Los analistas egipcios dedujeron que la infantería israelí se utilizaba como fuerza de «segunda oleada» o como reserva, y no se unía a la fuerza acorazada en un asalto de armas combinadas. La principal conclusión de los egipcios fue que la ausencia de metodología de armas combinadas en la doctrina israelí y la fuerte dependencia de las CAS eran puntos débiles de la doctrina ofensiva de las IDF.

La formulación de las lecciones de las guerras de 1956 y 1967 se convirtió en un componente importante de la preparación del ejército egipcio para la siguiente guerra. Anwar Sadat, que asumió la presidencia tras la muerte de Gamal Abder Nasser por un ataque al corazón (septiembre de 1970), reconoció el hecho de que su ejército no podía superar la ventaja israelí en cuanto a maniobras blindadas y poder aéreo.

Así, cuando la opción militar volvió a ser relevante, en un intento de romper el estancamiento político y restaurar el honor nacional de Egipto, Sadat decidió que el ejército egipcio debía iniciar una guerra a gran escala, aunque con objetivos limitados. Traduciendo este objetivo al lenguaje militar, la intención de Sadat era cruzar el Canal de Suez, tomar el control de una estrecha franja de varios kilómetros de profundidad en la orilla oriental del canal y repeler los contraataques de las FDI.

Sin duda, la planificación egipcia se basó en la doctrina soviética; sin embargo, esta doctrina solo daba una respuesta parcial a los problemas estratégicos únicos a los que se enfrentaban los planificadores egipcios. Así, podemos afirmar que, aunque el cruce del Canal de Suez se realizó según la doctrina soviética, el establecimiento de una formación defensiva y la ruptura de los contraataques israelíes se basaron en ideas originales egipcias.

Sigue en Egipto vs Israel: armas combinadas en la guerra del Yom Kippur (II) – Preparativos de guerra egipcios (II)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.