Tras la victoria confederada en la batalla de Wilson’s Creek el 10 de agosto de 1861, en Missouri, la Guerra de Secesión al oeste del Mississippi sufrió un cambio radical en lo que a los mandos se refiere. En el bando federal, el general John C. Frémont, “una garantía contra cualquier peligro inmediato”, lo definía irónicamente un oficial confederado, había sido sustituido por el también general Henry W. Halleck, un hombre mucho más capaz que en el futuro ascendería a comandante en jefe de todos los ejércitos de la Unión. El 27 de diciembre este puso al frente del Distrito del Sudoeste de Misuri al general de brigada Samuel Ryan Curtis.

La batalla de Wilson’s Creek

Entretanto, en el bando confederado, la relación entre el general de brigada Ben McCulloch y el general Sterling Price se deterioraba a marchas forzadas sin que el general Albert S. Johnston, muy ocupado al este del Mississippi, pudiera hacer nada para mediar, por lo que Jefferson Davis –presidente de la Confederación– decidió crear un nuevo departamento, el de Trans-Mississippi, y ofrecérselo al general Braxton Bragg, a quien se prometió total independencia y se encomendó la misión de convertir a las fuerzas confederadas en la región en un auténtico ejército. Sin embargo, este se negó. Posteriormente, Bragg afirmaría que si le hubiera ordenado ir lo hubiera hecho sin un murmullo, pero ante la pregunta: “¿Se encargará usted de este trabajo?”, decidió que el Departamento de Trans-Mississippi no le resultaba lo suficientemente atractivo.

El 10 de enero de 1862, en lugar de Bragg Jefferson Davis nombro al general Earl Van Dorn con la orden de tomar el mando de los ejércitos de McCulloch y Price. Sin embargo, a este no se le dio independencia, sino que quedó bajo el mando supremo de Johnston. Mientras el recién nombrado se desplazaba hasta su nuevo mando y McCulloch visitaba Richmond, Price estaba haciendo planes para ejecutar una campaña de invierno en el centro de Misuri.

Sin embargo, quien comenzó la campaña fue el unionista Curtis, el 14 de febrero, obligando a Price a abandonar Springfield, que tuvo que retirarse por Telegraph Road hasta Sugar Creek, Arkansas, donde Curtis ganó la carrera y atrapó a la retaguardia confederada, a la que arrebató una batería. Por mucho que le pesara, fue la oportuna llegada de McCulloch con sus tropas lo que salvó a Price. Juntos se retiraron a Cross Hollows. En vez de perseguirlos por un terreno favorable a la defensa, Curtis rodeó la izquierda confederada y tomó Bentonville y obligando a los rebeldes a retirarse a Fayetteville el 18 de febrero. El 21, siempre persiguiendo a sus enemigos, los federales entraron en esta última localidad, que los confederados habían quemado hasta los cimientos, junto con los depósitos de suministros que habían acumulado en ella.

Tras retirarse hacia el sur bajo una temperatura gélida, los confederados de Price y McCulloch llegaron al condado de Crawford y se establecieron en Camp Defiance. En aquel momento, McCulloch creía que Curtis tenía entre 40 000 y 50 000 hombres, a pesar de que solo tenía 10 500 entre caballería e infantería, más 49 piezas de artillería. Los confederados, por su parte, disponían de 15 000 hombres en el ejército de McCulloch y entre 4000 y 5000 en el de Price. A grandes rasgos, tenían una superioridad de dos a uno. Curtis, mejor informado, decidió no atacar mientras sus enemigos discutían entre si hasta tal punto que Price acabó por telegrafiar a Van Dorn para que viniera lo antes posible. Este llegó a Camp Defiance el 2 de marzo de 1862. A continuación, mandó llamar a la Brigada Inda de Pike, 2000 guerreros bajo el mando del general de brigada Albert Pike.

Earl Van Dorn.jpg
El general Earl Van Dorn

Van Dorn se puso en marcha el 4 de marzo con la esperanza de pillar desprevenido a Curtis y derrotarlo unidad a unidad. El cuerpo de ejército del general de brigada Franz Sigel (1.ª División del coronel Osterhaus y 2.ª División del coronel Asboth) se hallaba al sudoeste de Bentonville; la 3.ª División, bajo el mando del coronel Jefferson C. Davis, estaba detrás de Little Sugar Creek, cubriendo Telegraph Road entre Fayetteville y Springfield; y la 4.ª División del coronel Carr se hallaba en Cross Hollows junto con el cuartel general de Curtis.

Había comenzado la campaña.

  1. Dani says:

    Se pone muy interesante. De las batallas principales de la Guerra de Secesión he leído varios libros y algún otro con una visión general de la guerra. Pero de estas campañas en escenarios secundarios nada de nada. Desde luego aún en el primer invierno se movían contingentes bien pequeños. Todo un ejército y son 15.000 hombres y el otro es aún más pequeño.

Leave a Reply to Dani Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.