La progresiva dificultad para encontrar hombres voluntarios con los que nutrir el ejército llevó a finales del siglo XVIII al rey Carlos III a establecer una ordenanza que implantó en el país el sistema anual de quintas, siendo este el origen de lo que posteriormente sería el servicio militar obligatorio.

De este modo, lo que en el imaginario colectivo sería más tarde conocido como la “mili” pasaría a formar parte de la vida cotidiana de millones de españoles, que durante muchas generaciones tuvieron que dedicar una parte de su vida a cumplir con las obligaciones militares que les imponía el país.

No obstante, el cumplimiento de este servicio nunca estuvo exento de polémica, ya que durante mucho tiempo fueron las clases más bajas quienes se vieron en la práctica obligadas a vestir el uniforme, siendo esto causa de numerosos problemas y conflictos a lo largo de los siglos XIX y XX. Habría que esperar hasta la segunda mitad del siglo XX para que apareciese la figura del objetor de conciencia, quien imbuido de una filosofía antimilitarista y pacifista se negaría a vestir el uniforme. La progresiva negación de miles de objetores a realizar el servicio militar obligatorio o una prestación social sustitutoria llevaría finalmente a lo impensable: la definitiva supresión de la “mili” en el 2001.

Aunque han pasado ya los años desde que el servicio militar obligatorio desapareció, toda la sociedad española conoce o ha oído hablar de la famosa “mili”. Innumerables son las historias, recuerdos y anécdotas que todos los españoles han oído alguna vez de sus familiares o conocidos sobre esta etapa en la vida de los jóvenes, en que debían vestir el uniforme e irse lejos de casa para cumplir con sus obligaciones militares. La “mili” ha quedado muy gravada en el imaginario colectivo y son incontables las referencias hacia ella en el cine, las series, la literatura, el arte…A fin de cuentas, durante casi dos siglos el servicio militar obligatorio marcó la vida de los españoles y muchos de ellos pudieron llevar una mejor vida gracias a los conocimientos que en ella adquirieron….

Puedes descargar el artículo AQUÍ

Otros artículos del autor Las relaciones Rusia – Egipto – Artículo GEHM

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.