Evans, de sangre Cherokee, nació el 8 de agosto de 1908 en Pawnee, Oklahoma.

En 1931 se graduó en la Academia Naval, donde fue apodado Jefe por sus compañeros de promoción, en parte por su origen y en parte por su capacidad de liderazgo. A la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial en diciembre de 1941, Evans estaba destinado en el destructor USS Alden (DD-211) en el Pacífico, participando en la batalla del Mar de Java en febrero de 1942. Dos semanas más tarde recibió el mando del Alden.

El 27 de octubre de 1943, Evans recibió el mando del USS Johnston (DD-557), recién salido de los astilleros y que vio combate por primera vez durante la campaña de las Islas Marshall con el bombardeo de las playas de Kwajalein el 1 de febrero de 1944. El 15 de mayo, de patrulla antisubmarina frente a Bougainville, Evans hundió al submarino japonés I-16 con un ataque de cargas de profundidad por el que recibió la Estrella de Bronce.

Cuando MacArthur recibió luz verde para su largamente esperado regreso a Filipinas, encargó al Sexto Ejército del general Walter Krueger la conquista de la isla de Leyte. El 20 de octubre de 1944, cuatro divisiones de infantería del Ejército desembarcaron en la costa oriental de Leyte. MacArthur había vuelto pero la batalla continuaría librándose en las montañas y la jungla durante meses de intensos combates.

Mientras los soldados trataban de conquistar la isla, la Marina libró una lucha titánica en el mar con la Marina Imperial japonesa en aguas de las islas de Leyte y Samar. El 23 de octubre de 1944 se produjo un enfrentamiento que habría de ser la mayor batalla naval de la historia, la del Golfo de Leyte. El plan japonés era simple: la Flota Combinada japonesa se dividió en varias escuadras. La Fuerza Norte, integrada por portaaviones sin aviones, debía atraer a la Tercera Flota del almirante Halsey hacia el norte de las playas de invasión de Leyte. A continuación, las Fuerzas Central y Sur, más poderosas acudirían a destruir la fuerza de invasión norteamericana.

Las fuerzas de desembarco estaban protegidas por la Séptima Flota del almirante Sprague, y compuesta por destructores, submarinos, algunos navíos de guerra y portaaviones de escolta. El 25 de octubre de 1944, el Grupo de Combate 77.4.3, también conocida como Taffy 3, del que formaba parte el USS Johnston de Evans, hizo frente a la Fuerza Central japonesa frente a la isla de Samar con el objeto de impedir que las unidades japonesas pudiesen llegar al fondeadero de la flota de invasión.

El Johnston fue el primer destructor en tender una pantalla de humo frente a la flota japonesa. A continuación, en una inferioridad de condiciones apabullante, hizo frente a las unidades niponas con sus cañones de pequeño calibre y sus tubos lanzatorpedos dañando al crucero pesado Kumano. Con esta acción, Evans distrajo el fuego enemigo de los portaaviones de escolta y de los transportes de tropas, ligeramente blindados, pero con ello atrajo el fuego de las grandes unidades.

En poco tiempo recibió tres impactos directos de proyectiles de 355 mm de los acorazados que destruyeron el puente, le hicieron perder velocidad y perder las comunicaciones. Evans, que había resultado gravemente herido, gritó las órdenes de maniobra de viva voz a los marineros de la sala de máquinas a través de una escotilla abierta y continuó la lucha con los navíos enemigos en la medida que pudo. En las tres horas siguientes del combate, el maltrecho Johnston continuó prestando apoyo a otras unidades atacantes de la Taffy 3, pero siguió encajando tal volumen de fuego nipón que finalmente acabó fuera de combate.

Evans ordenó a su tripulación que abandonase el barco. Algunos tripulantes pudieron subir a botes salvavidas pero la mayoría de oficiales y marineros tuvieron que saltar al agua. Buena parte de los marineros heridos que saltaron al agua murieron de sus heridas o de agotamiento. El destructor acabó dándose la vuelta y hundiéndose en las aguas azules del Golfo de Leyte. Evans fue el último hombre en abandonar el barco. El y varias docenas de marineros desaparecieron para siempre en el mar.

Por su heroico liderazgo durante la batalla de Samar, Ernest Evans fue condecorado a título póstumo con la Medalla de Honor del Congreso. En su memoria, la Marina de Estados Unidos contó con el destructor de escolta USS Evans (DE-1023).

Viene de Medalla de Honor – Carlton W. Barrett

Sigue en Medalla de Honor – Donald E. Ballard

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.