Con motivo del reciente 70 aniverasrio de la Batalla de Kursk, os dejamos un punto de vista anglosajón de la Operación Ciudadela, tomado de la página web World War II Today.

En la mente del Mariscal Erich von Manstein, la iniciativa alemana para 1943 debería haber sido el lanzamiento de una ofensiva temprana para coger a los soviéticos por sorpresa después de su victoria en Staligrado. Ésta sufrió retrasos como consecuencia del mal tiempo, la rasputitza de principios de la primavera, que desfavorecía las operaciones blindadas.

Entonces, se hicieron cambios en los planes iniciales, diseñando un ataque con dos pinzas sobre las tropas soviéticas situadas en el saliente de Kursk. Manstein era favorable a realizar el ataque a principios de mayo, tan pronto como la tierra estuviera lista para llevar a cabo una batalla de blindados.

Sin embargo, Hitler había titubeado, retrasando el inicio de las operaciones, esperando a que estuvieran listos los nuevos carros de combate Panteras y los Tigres, a los que consideraba como elementos esenciales para la victoria. Manstein había argumentado que estaban perdiendo el elemento sorpresa. También puso de manifiesto que la precaria situación en Túnez significaba que pronto tendrían que hacer frente a una nueva amenaza en el oeste.
Las estimaciones de Manstein se convirtieron en realidad. Los ataques alemanes en Kursk infligieron fuertes bajas pero quedaron estancados en las bien preparadas defensas soviéticas del Ejército Rojo, construidas en sucesivos escalones en profunidad. Entonces, la invasión de Sicilia desquició a Hitler, que decidió que tenía que desplazar una cantidad sustancial de divisiones acorazadas al oeste. El 13 de julio, organizó una conferencia.
En esta ocasión las cosas se desarrollaron justo al contrario de lo habitual, donde Hitler pretendía que sus generales continuaran atacando y ellos le argumentaran que les concediera libertad de movimientos para llevar a cabo retiradas estratégicas. Ahora Manstein, el jefe del Grupo de Ejércitos Sur, pretendía que se le concediera un poco más de tiempo para acabar con las reservas soviéticas. Sin embargo, el 16 de julio se le denegó incluso este deseo. La frustración del mariscal queda reflejada en sus memorias:
El comandante en jefe del Grupo de Ejércitos Centro, mariscal von Kluge, informó que el Noveno Ejército había detenido su avance y de que se veía forzado a privarlo de sus fuerzas motorizadas, para enfrentarlas a la profunda penetración que habían provocado los rusos en el saliente de Orel. Estaba claro que no podíamos seguir adelante con «Ciudadela», o reactivarla con posterioridad.

Respecto a mis propias tropas, hice saber que la batalla estaba en su punto culminante, y que suspender en ese momento las operaciones significaría desperdiciar una victoria. Bajo ninguna circunstancia debíamos dejar al enemigo marchar hasta que sus reservas motorizadas fueran completamente destruidas.

Sin embargo, Hitler ordenó que «Ciudadela» debía ser cancelada debido a la situación que había en el Mediterráneo, y de lo que estaba aconteciendo en el sector del Grupo de Ejércitos Centro. La única concesión que estaría dispuesto a hacer era que el Grupo de Ejércitos Sur debía continuar con la ofensiva hasta que alcanzara su objetivo de aplastar a las reservas blindadas enemigas.

De hecho, ni aún así podía alcanzarse el objetivo, ya que tan solo unos días después se le ordenó  al Grupo de Ejércitos ceder varias divisiones al Grupo de Ejércitos Centro. Las tropas de asalto de ambas formaciones tuvieron que ser retiradas de sus posiciones originales de combate.

Y así, la última ofensiva alemana en el este acabó en un fiasco, aún cuando el enemigo que había enfrente de los dos Ejércitos atacantes del Grupo de Ejércitos del Sur había sufrido cuatro veces más pérdidas en prisioneros, muertos y heridos.

Extraido de World War II Today

Leave a Reply to norberto Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.