El año 1944 fue el de la destrucción prácticamente definitiva del ejército alemán, tanto en el este como en el oeste; y si bien la operación en Falaise y la cabalgata hacia la “Línea Sigfrido” han sido algunas veces consideradas, en lo que a masificación de recursos y bajas y daños causados se refiere, equivalentes a las grandes campañas del frente del este, lo cierto es que el punto de comparación sigue en el este, en la lucha titánica que sostuvieron el “Ostheer” alemán y las fuerzas armadas de la Unión Soviética. Dicho esto, desde un humilde punto de vista esta es la gran pega que tiene el frente del este: su masificación, que nos obliga a hablar de cuerpos de ejército y de ejércitos, antes que de compañías y divisiones, escondiendo a menudo bajo el pesado manto de lo estratégico y operacional interesantísimas maniobras tácticas.

El Kapitan Barchenko-Emelianov, que estuvo al mando del destacamento de Comandos.

Sin embargo la historiografía ha evolucionado, las divisiones soviéticas han ido saliendo a la luz, y no solo ellas, sino que también han ido volviendo a la historia unidades muy pequeñas, prácticamente desconocidas, que, mucho más allá de las grandes formaciones de carros que tanto cautivan la imaginación, cumplieron misiones de película en situaciones tácticas complejas. Una de ellas fue el destacamento comandado por el Kapitan Barchenko-Emelianov, al que dedicaremos una larga serie de entradas.

Pero ante todo debemos avisar a nuestros lectores, pues esta serie de entradas es la más larga que hayamos publicado hasta ahora y es casi un experimento; si resulta interesante, haremos más de este tipo. Dicho esto, como es verano y hace calor, nos trasladaremos a un lugar más fresquito.

I.- El Escenario.

Pongámonos en situación. Corre el año 1944, estamos en octubre y nos encontramos en el extremo más septentrional del frente del este. Un escenario tan septentrional, de hecho, que ha sido adjudicado al OKW, el organismo encargado de dirigir las operaciones en el frente del oeste. Nos referimos al –entonces- extremo norte de Finlandia, que tras la guerra pasaría a formar parte del Oblast de Murmansk, en la Unión Soviética. Allí se halla desplegado el 20. Gebirgs-Armee (que es el ejército alemán que opera en el centro norte del país nórdico), que debido a la paz firmada por  Finlandia con la Unión Soviética,  tiene que retirarse a Noruega; y para ello, debido a la escasez de vías de comunicación que crucen la tundra, es vital que el XIX Gebirgs-Armeekorps, su fuerza más septentrional, contenga a los soviéticos al este de Petsamo.

Vista satélite de Google Maps en la que se pueden ver tanto el puerto de Liinakhamari (izquierda arriba) como el Cabo Krestoviy (centro).

Estos, por su parte, han decidido tratar de atrapar y destruir a la mayor parte de las fuerzas alemanas antedichas; pero sobre todo, su objetivo es el XIX Gebirgs-Armeekorps, y para acabar con él consideran imprescindible cortar la carreta que lleva de Petsamo a Kirkenes -que es una de sus principales vías de suministro- más allá de su retaguardia. Una vez cercado, su destrucción completa no debería ser difícil.

La operación contra los alemanes, que empezará el 7 de octubre, había sido  planificada por los soviéticos en forma de doble pinza: por el sur las fuerzas terrestres, y por el norte las navales. En consecuencia, y para cumplir con su parte, la Flota del Norte del Admiral Golovko planificó una serie de desembarcos anfibios cuya finalidad era atacar a los alemanes en la retaguardia de su escasamente defendido flanco norte y bloquear sus vías de comunicación, retirada y suministro. Uno de estos desembarcos fue el previsto para el 12 de octubre, con el objetivo de tomar el puerto de Liinakhamari, en la bahía de Petsamo, al norte de dicha localidad. Sin embargo dicho puerto estaba defendido por una batería de costa de cuatro piezas de 150mm emplazadas en el Cabo Krestoviy, en el lado opuesto de la bahía, que podían causar una sangría entre las embarcaciones ligeras previstas para trasladar a las tropas de asalto. Esta batería debía ser eliminada antes del desembarco.

El Admiral Golovko, Comandante en Jefe de la Flota del Norte Soviética y de los comandos enviados al Cabo Krestoviy.

Esta es la misión que vamos a relatar.

Sigue en El Asalto al Cabo Krestoviy; Misión de Comando de la Infantería Naval Soviética (II)

  1. carlos arrzubiaga says:

    esta parte de guerra en el artico es muy poco conocida pero ahora gracias a gehm podremos informarnos mas gracias y sigan asi

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.