La cortísima vida operacional, en el norte de África, de la mayoría de los hombres del 18 Escuadrón fue equivalente a la de los periodos más intensos de la guerra.

Atacando un tren de provisiones en pleno desierto en Bir Abu Mischeifa

El escuadrón estaba equipado con aviones Bisley, una versión de ataque a tierra del Bristol Blenheim equipada con más blindaje, que sería conocido posteriormente como Bristol Blenheim MkV. Su oficial al mando ganó la Cruz Victoria, describiendo la recomendación para su otorgamiento los riesgos que tuvieron que correr todos los hombres del escuadrón en el breve lapso de tiempo trascurrido hasta que el escuadrón fue barrido del cielo.

El jefe del 18 escuadrón del Mando Aéreo Oriental era Hugh Gordon Malcolm (muerto en acción). Este oficial, que había llegavado a cabo numerosas incursiones nocturnas contra los aeródromos enemigos en Francia y en los Países Bajos, estaba al mando de un escuadrón de Bisleys arrivado al norte de Africa el 11 de noviembre de 1942. El 17 de noviembre se le dieron isntrucciones para atacar el aeródromo de Bizerta a baja cota, debiendo ampararse en la cobertura de nubes tras la pasada sobre el mismo. La misión debía abortarse si no había una capa suficiente de nubes.

Ametrallamiento de un Ju-52. La flecha señala a un miembro de la tripulación tumbado en el suelo

A unos 32 kilómetros del objetivo el cielo estaba despejado, pero Malcolm continuó con la misión. Todas las bombas fueron arrojadas dentro del perímetro del aeródromo. Un Ju-52 y un Me-109 fueron derribados y numerosos aparatos dispersos por el campo fueron ametrallados. Debido a las excepcionalmente duras condiciones meteorológicas dos de los aparatos británicos se perdieron por una colisión en pleno vuelo, mientras que otro tuvo que abandonar la formación al ser alcanzado por fuego antiaéreo, siendo posteriormente derribado por la caza alemana. El resto de aparatos del escuadrón regresó sano y salvo a las líneas británicas.

El 28 de noviembre, el escuadrón, encabezado por Malcolm, bombardeó otra vez el aeródromo de Bizerta a baja cota y luego ejecutó un ametrallamiento rasante, en las fauces de la artillería antiaérea. Incluso se realizó un ataque sobre un grupo de soldados germanos que trataban de extinguir los incendios causados en los hangares.

Ataque rasante sobre el mismo Ju-52, 15 de octubre de 1942

El escuadrón fue trasladado a un aeródromo de primera línea el 1 de diciembre y el 3 de diciembre escapó por poco del ataque de una formación de Me-109 que llevó a cabo un exitoso ataque contra una unidad de Lightnings (P-38) en un aeródromo vecino. El 4 de diciembre, se le dieron insctrucciones al escuadrón de Malcolm para que prestara apoyo cercano al 1º Ejército, recibiendo órdenes de atacar un aeródromo enemigo cerca de Chouigui. En realidad no se trataba de un blanco propio de una operación de apoyo cercano, y para atacar un objetivo de este tipo con un Bisley, se hacía necesario un optimo cumplimiento de horarios y una precisa coordinación con una escolta de cazas.

Hugh Gordon Malcolm

Malcolm era plenamente consciente de estos hechos, pero, debido a la naturaleza la situación, su urgencia y la confusión reinante en los combates, no vaciló. Despegó inmediatamente con su escuadrón y se dirigió al blanco. Cuando se hubo completado la misión el escuadrón fue interceptado por una abrumadora fuerza de cazas enemigos. Uno tras otro, los aviones británicos fueron derribados hasta que Malcolm se quedó solo. Finalmente, algunos testigos vieron como era derribado, cayendo del cielo en llamas. Los pilotos supervivientes hicieron grandes elogios por la manera en que dirigió al apurado escuadrón, intentando en todo momento que se mantuviera la formación.

Malcolm había resultado gravemente herido en un accidente aéreo justo antes de la guerra, pero esto no erosionó lo más mínimo su entusiasmo por volar. Durante la guerra probó ser un extraordinario líder y oficial, que convirtió a su escuadrón en una unidad altamente eficiente a través de su ejemplo personal. Entre el 11 de noviembre y el 4 de diciembre, el escuadrón había completado 106 salidas.

vía: www.ww2today.com

Si te gustó, te puede interesar OPERACIÓN WHITE: Un error de cálculo fatal

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.