Las fotografías de la campaña de Francia son, en general, una larga letanía de Panzer y material alemán, cosa que dado que fueron los vencedores, y de un modo espectacular, no resulta tan raro. Sin embargo, en esta ocasión vamos a quitar el protagonismo a los germanos y, en esta entrada, vamos a publicar fotos muy interesantes, todas ellas depositadas en los fondos del IWM, en las que se puede ver a las tropas británicas antes de que se iniciaran los combates, y como iban equipadas.

 

File:The British Army in France 1939 O117.jpg

Personalmente, uno de los elementos más interesantes de su parque de vehículos fue este curioso oruga, conocido como Bren Carrier, es decir, que servía para transportar la ametralladora Bren, que podemos ver en la casamata de la parte delantera izquierda del primer vehículo. También podemos apreciar su exiguo tamaño, a pesar de lo cual estos blindados iban a combatir en todos los escenarios en los que actuó el ejército británico.

File:IWM-O-617-Morris-CS9-Villiers-St-Simon-19390929.jpg

El Bren Carrier no fue el único vehículo desplegado por los ingleses. Este coche blindado, que tiene algo de antediluviano, es un Morris CS9 del Escuadrón C del 12.º del Royal Lancers, una unidad de reconocimiento. Aunque eran grandes y fáciles de destruir, estos blindados y sus tripulantes hicieron un magnífico servicio vigilando los flancos de las tropas y bloqueando (a veces trasladando incluso equipos de demolición) los puentes sobre los canales para impedir el paso a los alemanes.

 

File:The British Army in France 1939 O165.jpg

Si todo está bien organizado, es importante tener carros de combate a mano para enfrentarse a los Panzer alemanes. Y los británicos los tuvieron, no obstante, había un error de concepto: diseñados como carros de caballería, es decir, para ser veloces antes que estar bien armados, estos Mark VI ligeros del 13/18.º de Húsares nunca fueron rival, ni tan siquiera para el Panzer II, que estaba equipado con un cañón de 20 mm de tiro rápido muy superior a la ametralladora de este pequeño tanque británico.

 

File:The British Army in France 1939-40 O577.jpg

Algo más eficaces resultaron los Matilda mark I, como el que podemos ver aquí montado sobre un vagón plataforma. Aunque también iba armado con una ametralladora, el blindaje de este carro de combate era mucho más grueso y en consecuencia tenía muchas más posibilidades de sobrevivir y combatir con eficacia en la batalla, tal y como se demostró en el contraataque de Arrás, que provocó cierto pánico en el mando alemán. Derivado de este tanque fue el Matilda II, que sería conocido como la “reina del desierto”.

 

File:The British Army in France 1939-40 O663.jpg

Llegados a este punto, hay que mencionar que la gran ventaja de la BEF fue que, tan pronto como en 1939, era una fuerza totalmente motorizada, con un importantísimo escalón logístico basado en numerosas unidades de transporte equipadas con camiones. Si se compara con las fuerzas alemanas, fundamentalmente hipomóviles, la ventaja es muy grande. Aunque también hay que puntualizar que todo este material sería abandonado durante el proceso de reembarque, en Dunkerque.

 

File:The British Army in France 1939-40 O2114.jpg

Pasando de la crítica negativa a la positiva, lo que si tuvo la BEF, sin embargo, fue una excelente artillería, equipada entre otros con cañones como esta pieza de 25 libras, a la que podemos ver durante un ejercicio llevado a cabo en diciembre de 1939. No hay duda de que cuando el combate empezó las balas empezaron a silbar, se hizo mucho más difícil conservar la pose flemática que podemos ver aquí.

 

File:The British Army in France 1940 F2149.jpg

Otro modelo de pieza artillera de gran importancia fueron los cañones contracarro. En este caso concreto, la BEF no llegó a Francia demasiado bien equipada, y pronto tuvieron que utilizar piezas francesas, como esta 34SA de 25 mm manejada por soldados del 1.º del Royal Irish Fusiliers.

 

File:A 40mm Bofors anti-aircraft gun and crew near Douai, France, November 1939. O327.jpg

Otra pieza interesante es este cañón antiaéreo Bofors de 40 mm. Sin duda no se trata del célebre 88 alemán, pero cumplía su función y numerosos países equiparon sus fuerzas armadas con él. El que podemos ver aquí, fotografiado cerca de Douai en noviembre de 1939, no lleva montados los escudos protectores.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.