La Unión Soviética tuvo un gran interés y estuvo muy involucrada en los asuntos que ocurrían en Oriente Medio, su objetivo en el mundo árabe era tratar de contrarrestar la influencia de Occidente, así como tratar de expandir la suya entre aquellos países cuya ideología se acercaba a la soviética.

De este modo, las ambiciones ideológicas y políticas de la URSS la llevaron a establecer fuertes alianzas con los gobiernos de países como Egipto, Irak, Siria, Argelia o Libia. Esto se debería al desarrollo y surgimiento de movimientos nacionalistas árabes contrarios al colonialismo e imperialismo occidental, tendentes hacia el socialismo. El mayor exponente de estos movimientos lo encontramos en la figura del presidente egipcio Gamal Abdel Nasser, quien pasaría a la historia por la defensa de ideas como el panarabismo y el socialismo árabe. El surgimiento de estos gobiernos llevó a la Unión Soviética a establecer fuertes vínculos con estos países, a los que prestó un gran apoyo político, económico y militar especialmente a raíz del estallido del conflicto árabe- israelí.

La cooperación militar, industrial y económica fue esencial durante la relación de la URSS con el mundo árabe. A nivel militar el envío de armamento soviético a los países árabes fue esencial durante los numerosos enfrentamientos que estallaron entre Israel y sus vecinos (como por ejemplo la Guerra de los Seis Días en el año 1967 o la Guerra de Yom Kipur en 1973). La posibilidad de adquirir armamento eficaz, robusto y barato hizo que los países árabes se convirtieran en fieles clientes de la industria armamentística soviética. Sin embargo, los intereses políticos e ideológicos de la URSS durante la Guerra Fría a menudo primaron la entrega de armamento para sostener a sus aliados y mantener su influencia por encima de los intereses económicos. Esto dio lugar al surgimiento de deudas económicas muy elevadas por parte de algunos países árabes, que tras la caída de la URSS heredó Rusia, y que a la larga se vería obligada a perdonar (N. Katz, 2015, págs. 4-5).

Por su parte, gracias al apoyo militar y al respaldo incondicional a los árabes en su conflicto contra Israel, la Unión Soviética consiguió establecer bases navales en estos países desde las que poder operar en el Mediterráneo, estableciendo así su capacidad disuasiva frente a Occidente. De este modo, la URSS logró establecer bases navales en puertos como: Alejandría y Marsa Matruh en Egipto, Latakia y Tartus en Siria, Trípoli y Tobruk en Libia o Bizerta y Sfax en Túnez.

Sin embargo, el poder y la influencia que sostenía la Unión Soviética sobre los países árabes fueron decayendo con el tiempo debido a la incapacidad de esta de tornar el conflicto árabe-israelí a favor de sus aliados, así como su incapacidad de competir a nivel tecnológico y económico con las ventajas que ofrecía el mundo occidental. El empeoramiento de las relaciones iría progresivamente desproveyendo a la Unión Soviética de sus anheladas bases en el Mar Mediterráneo.

Este proceso comenzaría con la llegada al poder en Egipto, en 1970 de Anwar el-Sadat tras el fallecimiento de Nasser. Sadat abandonó las ideas de su antecesor y realizó un viraje en la geopolítica egipcia al establecer una solución política al conflicto con Israel de la mano de Estados Unidos (Acuerdos de Camp David de 1978, mediante estos acuerdos Egipto reconocía a Israel como estado). El acercamiento de Sadat a los EE.UU. no se limitó a excluir a la URSS de las negociaciones (privándola de la posibilidad de ejercer como actor relevante en la resolución del conflicto), sino que ya en el año 1972 expulsó del país a todos los asesores y personal militar soviético (Malashenko, 2013, págs. 4-5). Así se iniciaría un proceso de pérdida de influencia de la URSS en Oriente Medio, con el consiguiente cambio geoestratégico de la región.

Descarga gratuita del artículo completo AQUÍ

Si te gustó, te puede interersar Las relaciones entre la UE y Rusia tras la anexión de Crimea

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.