Continuamos la 2ª Parte del escalafón en el  Ejército de Flandes, dedicándonos hoy en exclusiva al Maestre de Campo, el jefe del Tercio, a sus deberes, a su estado mayor y a todo el cuerpo de oficiales que le ayudaba en la gestión de tan legendaria unidad.

El Maestre de Campo era el oficial al mando de un Tercio, y como tal tenía derecho a tomar parte en los consejos del alto mando que durante una campaña se convocaban en el ejército. Además era el Capitán de la primera compañía del Tercio y como tal tenía los mismos deberes que cualquier Capitán, a lo que había que añadir su función de enlace entre los jefes y los oficiales de menor graduación.

Sin embargo, cuando se encontraba en campaña en solitario con su unidad era el comandante supremo de sus tropas. (Esto ocurrió a menudo en las primeras décadas de la guerra de los ochenta años, especialmente en la época del Duque de Alba, que favoreció mucho a los oficiales de infantería y les confió misiones independientes).

El Maestre de Campo encargaba al Sargento Mayor de su Tercio que llevara a cabo el despliegue del Tercio en un orden específico de marcha o de formación de combate de los muchos que se podían adoptar según fuera la ocasión. Debía nombrar a los oficiales de menor graduación de su Tercio, recomendar a los subordinados para la promoción a los grados de Capitán y Sargento Mayor, y a elegir a sus ayudantes y a los del Sargento Mayor. También nombraba al personal que debía ocupar todos los grados adeministrativos y técnicos de su unidad salvo los entretenidos, que eran elegidos por el Capitán General.

Marqués de la Católica

Se esperaba igualmente que el Maestro de Campo estableciera la regulación y las normas de disciplina en su Tercio, y antes de 1587 era la máxima autoridad judicial de su unidad. Sus funciones administrativas incluían el mantenimiento del personal, el aprovisionamiento y la gestión del armamento. En el aspecto técnico debía ser además un experto en asedios. Durante los sitios las trincheras se dividían en sectores y eran distribuidas entre los distintos Tercios de un ejército y sus Maestres de Campo, que eran los responsables de su defensa y expansión.

El Maestre de Campo debía así prestar ayuda a los oficiales de artillería en el emplazamiento y orientación de los cañones de asedio, y proceder a la organización y disposición de los trabajos de zapa, excavación y situación de las minas. Tal maestría técnica se hacía indispensable cuando después de muchos años de servicio el Maestre de Campo aspiraba a ser nombrado Gobernador de la guarnición de alguna ciudad, una manera muy habitual para que muchos de estos oficiales pasaran al retiro. En esos casos era bastante probable que en algún momento se vieran solos frente a un asedio enemigo con la responsabilidad de organizar la defensa de la ciudad, disponiendo las obras defensivas externas, los fosos, las contraminas, etc.

Maestre de campo Pablo Antonio Lunato

Generalmente el Maestre de Campo contaba con la ayuda de una plana mayor, y un ingeniero solía acompañar a los Tercios más importantes (normalmente los españoles o dirigidos por españoles) para prestar asesorameinto técnico en los asedios. Un grupo de unos veinte entretenidos (aspirantes a algún oficio o cargo) y reformados (oficiales que no estaban en activo) también proporcionaban una valiosa ayuda técnica y burocrática. Adicionalmente, el Barrachel (o Capitán de Campaña), jefe de la policía militar del Tercio, supervisaba la disciplina, las condiciones de sanidad e higiene y a las prostitutas y otras gentes que acompañaban a los soldados del Tercio en el tren de bagajes.

El auditor ordeanba la publicación de bandos o regulaciones, el Furriel Mayor o encargado de la intendencia se encargaba del alojamiento de la tropa, gestionaba los libros de cuentas y las relaciones escritas de todas las órdenes expdedidas y recibidas en el Tercio. El Tambor Mayor hacía sonar su gran tambor para ayudar a las tropas del Tercio a formar, marchar o combatir en el orden correcto (en coordinación con los tambores de cada compañía). En la siguiente entrada abordaremos la figura del segundo oficial más importante de un Tercio: El Sargento Mayor.

Viene de Tercios de España – Graduaciones en el Ejército de Flandes. Infantería (II) – El Alto Mando

Aprovecho el hilo del artículo para adelantaros que en unos días estará disponible mi nuevo libro LOS TERCIOS EN AMÉRICA – LA JORNADA DEL BRASIL. SALVADOR DE BAHÍA 1624-1625

También te puede interesar:

LOS TERCIOS EN EL MEDITERRÁNEO – LOS SITIOS DE CASTELNUOVO Y MALTA

Tercios en el Mediterráneo Portada Completa def para Web

LA GUERRA DE FRISIA: LAS CAMPAÑAS DEL CORONEL VERDUGO EN EL NORTE DE FLANDES 1579-1594


LOS TERCIOS DE FLANDES EN ALEMANIA: LA GUERRA DEL PALATINADO (1620-23).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.