La crónica del coronel Francisco Verdugo de la defensa durante catorce años de los territorios de La Frisia (Frisia, Groninga, Overijssel y Güeldres) frente a los estados rebeldes liderados por Guillermo de Orange y los miembros de su familia es un testimonio de primera mano de valor excepcional de un militar español de la época de las Guerras de Flandes.

Tienda online: La Guerra de Frisia 

Las Campañas Militares del Coronel Verdugo en el Norte de Flandes 1579-1585

Desde que partiera en el año 1579 para Groninga por orden de Alejandro Farnesio en calidad de capitán general hasta que la ciudad terminara capitulando en 1594 defendió todas aquellas tierras situadas al norte de los grandes ríos Mosa, Bajo Rin y Waal en una multitud de asedios, batallas, y escaramuzas con los exiguos recursos que la Monarquía pudo poner a su alcance. De manera incansable tuvo que lidiar con la animadversión de los burgueses de las ciudades, con los motines de las tropas y con las intrigas, celos y envidias que le profesaban algunos caballeros de la corte de Bruselas, motivo este último al que debemos que se decidiera a escribir la presente obra al fin de sus días, con el propósito de salvar su buen nombre. Francisco Verdugo fue uno de los soldados más extraordinarios de las guerras de Flandes. Ingresó en el ejército como soldado raso y llegó a los puestos más altos de los estamentos militar y político, emparentándose con la nobleza al contraer matrimonio con la condesa Dorotea de Mansfeld.

Según un apunte del archivo familiar fechado en 1598, nació el 13 de marzo de 1537 (otros dicen que en 1531) en Talavera de la Reina, provincia de Toledo. En la batalla de San Quintín Francisco Verdugo luchó con su tercio en el ala izquierda española y se distinguió en el combate junto a un nutrido grupo de arcabuceros de las compañías de Navarrete, al avanzar por unas ciénagas con el agua a la cintura y apoyar eficazmente la decisiva carga de caballería llevada a cabo por el Conde de Egmond en el extremo izquierdo, que rompió el ala derecha francesa, y fue el preludio de la debacle que acabó produciéndose en las proximidades del bosque donde se hallaba el ejército francés, que fue aniquilado por la infantería española en las horas subsiguientes. Por su desempeño sobresaliente en la batalla, y tras la recomendación del entonces capitán Julián Romero, Francisco Verdugo fue premiado con una ventaja de 8 escudos, distinción poco habitual y altamente señalada para un soldado joven como él.

Uno de los 27 mapas operacionales del libro

A finales de octubre de 1572 participó, siendo ya capitán, en el Socorro de Goes, formando parte del contingente de Mondragón y Sancho Dávila. Posteriormente sería gobernador de Harlem, y recibiría las patentes de Coronel de Infantería, Almirante de la Armada del Norte y Sargento Mayor General del Ejército de Flandes, cargo de nueva creación en época de Requeséns. En una carta enviada por este a Felipe II ponía en conocimiento del rey la valía de Francisco Verdugo en estos términos:

“[…] ninguno como el Coronel Francisco Verdugo puede decir que haya servido mejor en estos Estados que él y pocos también. Y después que yo en ellos estoy, no ha holgado una hora y ha sostenido su Regimiento sin amotinarse, no habiendo tenido más paga que los otros y estando siempre (como está ahora) en los lugares de más trabajos y peligros y siempre a las manos de los enemigos; además de lo cual tiene a su cargo la armada de Holanda y la villa de Haarlem, y de todo da buena cuenta”.

Era uno de los mejores soldados españoles en Flandes, desde la pica había llegado a los puestos más altos de ejército y había emparentado con la más alta nobleza casándose con Dorotea, hija del conde Pedro Ernesto de Mansfeld. Sirvió con lealtad y valía al malogrado Don Juan de Austria, y bajo sus banderas luchó en la batalla de Gembloux, con el objetivo de recuperar la obediencia al rey por parte de los Estados Generales.

Uno de los 12 croquis de batallas y asedios del libro

Con la llegada de Alejandro se le confirió una misión de la máxima importancia. Mientras el duque de Parma se dedicaba a la fundamental tarea de pacificar y tomar por igual ciudades y villas de las católicas y ricas provincias del sur para devolverlas a la obediencia de Felipe II, Francisco Verdugo debía proteger con exiguos recursos las díscolas y altamente reformadas provincias del norte, en dos sentidos, evitando que cayeran en manos rebeldes y llevando a cabo una guerra de disracción para que los protestantes tuvieran que divertir recursos en el norte dejando las manos libres a Farnesio en el sur para restaurar el dominio español.

Durante catorce años mantendrá las provincias norteñas, Groninga, Overijssel, Güeldres y Lingen, en una sucesión de batallas y guerra de asedios, encontrando tiempo incluso para marchar a la Guerra de Colonia en ayuda del Elector y asediando  y tomando la ciudad de Bonn sobre el Rin.

Las memorias de Francisco Verdugo están desarroladas en doce libros y las tituló Comentario del Coronel Francisco Verdugo de la guerra de Frisia en los catorce años que fue Gobernador y Capitán General de aquel estado y ejército, publicadas por primera vez (que se sepa) en 1610 por Juan Domingo Roncallolo en Nápoles.  Francisco Verdugo escribió esta crónica con el propósito de defender su honor, su buen nombre y su labor como Gobernador de las provincias de Frisia, Groninga, Drente, Overijssel y Lingen contra las intrigas, calumnias, acusaciones y malas lenguas que desde la Corte se abatían sobre su persona, y así lo expresa en el Prólogo:

[…]advertido de la corte de estos estados de los malos oficios que en ella algunos me hacen contra razón procurando por sus pasiones o particulares intereses oscurecer mis servicios, me ha parecido convenirme cortarles el hilo de sus tramas y designios por este medio, no pudiendo por ahora hacerlo en persona.

La técnica seguida para la rehabilitación de este texto ha sido idéntica a la empleada en su anterior libro Los Tercios de Flandes en Alemania. La Guerra del Palatinado 1620-1623 (Salamina 2014). El primer paso ha sido una adaptación del texto al español actual, para conseguir una lectura sencilla y amena del mismo. Para ello se han utilizado los textos de las ediciones de Henry Lonchay (1899) y del Tomo II de la Colección de Libros Españoles Raros o curiosos (1872).

Hugo A Cañete también ha llevado a cabo una profunda investigación de los hechos, personajes y lugares narrados en esta obra, identificándolos adecuadamente y glosando extensamente el texto cuando ha sido necesario poner en contexto y desarrollar suficientemente el hilo cronológico de los hechos, añadiendo la perspectiva necesaria para la perfecta comprensión de los hechos históricos: identificando a casi todos los personajes que se citan en la obra y poniendo una pequeña reseña de sus vidas, glosando los hechos políticos o de armas que Francisco Verdugo cita en el texto y poniéndolos en contexto con la historia general de los Países Bajos, España y Europa.

Se han explicado los giros gramaticales, la jerga de los soldados, y los términos burocráticos o propios de la milicia (costumbres, reglamentos, terminología, cargos administrativos y militares, etc.), así como cualquier otro detalle que me haya parecido importante para la comprensión de la obra. La forma de glosar el texto imita la técnica utilizada por Liddell Hart en Rommel Papers, su biografía del mariscal de campo alemán. De igual manera, y para facilitar el seguimiento de las campañas militares se han cartografiado abundantemente los hechos, resultando de ello unos 27 mapas de operaciones y 12 croquis de asedios y batallas.

También incluye una tabla de topónimos con las coordenadas geográficas de todos los lugares indicados en el libro, muy útil para organizar viajes y rutas turísticas en los escenarios de la Guerra de Frisia . Igualmente el libro contiene una selección de grabados de la época relativos a personajes, batallas y asedios narrados en el texto, en el que se pueden apreciar con detalle las fortalezas, fuertes, posiciones defensivas y combates narrados en la obra del coronel español.

FICHA DEL LIBRO:
Colección Historia de los conflictos
14,8×21 cm.
Nº de páginas: 342 págs.
Incluye 27 mapas y 12 croquis de batallas a todo color
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788494288432
PVP: 18€
Año edicón: 2015

Si te gustó, te puede interesar Los Tercios de Flandes en Alemania. La Guerra del Palatinado 1620-1623

Aprovecho el hilo del artículo para adelantaros que en unos días estará disponible mi nuevo libro LOS TERCIOS EN AMÉRICA – LA JORNADA DEL BRASIL. SALVADOR DE BAHÍA 1624-1625

También te puede interesar:

LOS TERCIOS EN EL MEDITERRÁNEO – LOS SITIOS DE CASTELNUOVO Y MALTA

Tercios en el Mediterráneo Portada Completa def para Web
LOS TERCIOS DE FLANDES EN ALEMANIA: LA GUERRA DEL PALATINADO (1620-23).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.