La década de 1920-30 fue para Alemania una década de investigación y desarrollo de subfusiles. A finales de 1920 se diseña el subfusil Erma EMP, un subfusil que comenzó a fabricarse en la década de 1930. La producción del Erma no fue para nada abundante, y al final de su vida a penas se habían alcanzado las 10.000 unidades en 1938. En poco tiempo fue sustituido por modelos más modernos como el MP-38 y MP-40.

A pesar de todo, este tipo de armas equipó a las fuerzas alemanas en las primeras fases de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, antes del gran conflicto europeo, el Erma EMP tuvo una gran importancia en Europa. Alemania vendió varios lotes de este subfusil a diferentes países, como por ejemplo la vecina Polonia. En estas fechas, agentes republicanos contactan con los polacos para una posible venta de armas. Las autoridades polacas son partidarios de los sublevados, pero no hace ascos a vender material al gobierno de la República. Entre la compra de armamento se hallan más 3.000 unidades de este subfusil.

Fue así como el Erma EMP llegó a la Guerra Civil Española y por ende a la Península Ibérica. Fue tal el éxito de esta arma, que al igual que el MP-28 “Naranjero” se comenzó a fabricar en las fábricas que había en el Levante. Más específicamente fabricado por las Industrias de la Comisaria de Armamento. Aunque lo cierto es que no hay datos oficiales sobre el número de unidades fabricadas. Al final de la guerra, y con la derrota republicana, los antiguos soldados del ejército popular comienzan a cruzar la frontera francesa y entregan sus armas a las autoridades galas. Los franceses informan de que se han entregado unos 3.250 de estas armas. Con estos datos se debe suponer que el número de subfusiles de este tipo de ensamblados no debió ser pequeño.

Debido a su fabricación en el Levante, este subfusil adoptó también el mote de “Naranjero”, del mismo modo que el MP-28. A partir de entonces, en España, el término «Naranjero» pasó a ser sinónimo de subfusil. El Erma EMP no terminó sus días en España con la II República. El nuevo ejército español del Régimen Franquista lo adoptó como subfusil oficial en 1940. Era fabricado en Coruña (1941-1944) y fue utilizado hasta finales de la década de 1950 en diferentes versiones. Una de las modificaciones más destacables fue el añadir un seguro que se basado en bajar un pequeño dispositivo debajo del cajón de mecanismos que bloqueaba el gatillo.

A día de hoy es sin duda es una de las armas más coleccionadas en España. La producción franquista se hizo en grandes números, por lo que no es difícil encontrarse este modelo a la venta en tiendas online o subastas realizadas por la Guardia Civil.

Características;

Longitud: 840 mm.

Peso: 4,8 kg.

Calibre: 9 mm, Parabellum

Cargador: recto, 10 o 32 cartuchos

Cadencia de disparo: 500 disparos por minuto.

Imagen 1: Perfiles del subfusil Erma EMP

Imagen 2: Subfusil Erma EMP

Viene de Subfusiles de la Guerra Civil española (III) – Thompson M1921 y M1928

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.