Por Real Decreto del rey Alfonso XIII, con fecha de 28 de febrero de 1913, se crea, de forma oficial, el Servicio de Aeronáutica Militar con las ramas de Aerostación y Aviación (Diario Oficial del Ministerio de la Guerra nº 48 , sábado, 1 de marzo de 1913), siendo su primer director el coronel de Ingenieros Pedro Vives y Vich, eljefe de Aerostación el comandante de la misma Arma Antonio Cue Vidaña, y el jefe de Aviación, el Capitán, también de Ingenieros, Alfredo Kindelán Duany.

 Su primer bautismo de fuego se produjo el 17 de de noviembre de ese mismo año en la Guerra de Marruecos, donde una escuadrilla expedicionaria con aviones “Lohner B-1 Pfeilflieger”, realizó el primer bombardeo aéreo de la historia con el lanzamiento sobre territorio rifeño de bombas de 10 kg, aunque hay historiadores especializados en temática que creen que la primera de esa acción bélica fue en 1849 por el los austriacos en Venecia con globos cautivos, es decir, gobernados con cuerdas cargados de explosivos. En estas campañas bélicas en tierras africanas, el Servicio de Aviación de España fue recompensado por su heroísmo demostrado con 7 Cruces Laureadas de San Fernando, entre las cuales se hallaba la otorgada al capitán Manuel Barreiro Álvarez.

Nuestro laureado nace el 23 de octubre de 1880 en Baiona (Pontevedra). Hijo de Manuel Barreiro Figueroa, un rico hacendado, y de Juana Álvarez de Blas. Tras estudiar el bachillerato en el Colegio de los PP. Jesuitas de Camposancos, en la Guardia, municipio pontevedrés, se prepara para el ingreso en la Academia Militar de Ingenieros, cuya sede era una antigua fábrica de paños en la provincia de Guadalajara, en la cual sienta plaza como cadete el 1 de agosto de 1898. Cinco años más tarde es promovido, junto a otros cadetes más, al empleo de segundo teniente alumno (Diario Oficial del Ministerio de la Guerra nº 195, domingo, 6 de septiembre de 1903).

En 1905, una vez terminado sus estudios en ese centro docente militar, es promovido a primer teniente, siendo destinado al 6º Regimiento Mixto de Zapadores de Valladolid. Al año siguiente pasa a destino, de forma voluntaria, a la Compañía de Zapadores de Mallorca tomando elmando de la red telefónica militar de la isla mayor de las Baleares. En agosto de 1909 empieza un curso de especialidad telegráfica en la Escuela General de Telegrafía, curso que finaliza el 6 de diciembre de ese mismo año regresando a su destino mallorquín.

Una vez ascendido al empleo inmediato, es decir, a capitán, el 30 de octubre de 1911, se le destina a Valladolid, siendo de nuevo trasladado a la Compañía de Telégrafos de Mallorca, isla en la cual debió asistir al primer vuelo y aterrizaje de un aeroplano tripulado, concretamente en la cercanías de Palma de Mallorca el 28 de julio de 1910 con un “Bleriot IX” pilotado por el francés Lucien Mamet; para saber más sobre este hecho histórico, remito a los seguidores del Grupo de Estudios de Historia Militar a mi artículo “Elnacimiento de la aviación en Mallorca”, editado el sábado, 24 de mayo de este presente año, en el Blog “ HISTORIAS DE LA HISTORIA BALEAR” (www.elenvesdelatrama.blogspot.es ).

En abril de 1913, continuando de guarnición en Mallorca, entra como alumno en la recién Escuela de Aerostación de Guadalajara, donde realiza el curso de de globo libre y cautivo, es decir, con cuerdas y sin ellas; semanas después es admitido en la escuela de pilotos en el aeródromo de Cuatro Vientos, siendo su primer vuelo con un biplano “Maurice Farman MF-7”, el trayecto que efectuó ese día fue de Alcalá de Henares a Cuatro Vientos. El 6 de octubre obtiene el título de observador y el de piloto de segunda categoría.

A finales de ese mes de octubre, es destinado a la escuadrilla de aeroplanos al mando del capitán Alfredo Kindelán Duany, escuadrilla compuesta por cuatro “Farman MF-7” de 70 Hp; cuatro “Nieuport IV-G” de 50 Hp y cuatro “Lohner B-1 Pfeilflieger” de 90 Hp, pasando a Tetuán, al aeródromo de Adir, siendo su primer bautismo de guerra el 3 de noviembre; durante dos semanas la escuadrilla realizó constantes misiones tanto de piloto como de observador, sin sufrir ninguna baja tanto personal como material.

El día 19, pocos después del amanecer, cuatro aeroplanos “Maurice Farman MF-7” despegan del campo de aviación con misión de reconocimiento del territorio enemigo, el que llevaba la numeración de 1estaba pilotado por el teniente de Infantería Julio Ríos Angüeso y como observador a nuestro biografiado. Volando casi a ras de la tierra, estando por los aledaños del monte Cónico, en el valle del Jemis, son sorprendidos por un grupo de rifeños que les propinan una intensa descarga de fusilería que ocasionan dos balazos en el vientre del teniente Ríos, el capitán Barreiro una en el pecho; el aeroplanorecibió varios impactos. A pesar de sus graves heridas, lograron regresar a su aeródromo, unavezen tierra, sin haber dañado el aparato durante el tormentoso aterrizaje, son sacados del aeroplano y traslados en primera instancia al Hospital Militar de Tetuán y posteriormente a Madrid.

El Rey Alfonso XIII, al haber tenido conocimiento el hecho histórico protagonizado por Barreiro y Ríos, envió un oficio al Alto Comisario español en Marruecos con el siguiente texto: “Ruego a V.E participe a los dos aviadores heridos que los asciendo al grado superior y que les felicito por su brillante conducta, así como por el valor y la serenidad de que han demostrado. Deles un abrazo en mi nombre y lleve estas felicitaciones a la Orden del Día de los Ejércitos de Tierra y Mar”. Por Real Orden del 19 de diciembre de 1913 le fue concedida la cruz de 1ª Clase de María Cristina.

Morane-Saulnier G, 1913

Una campaña de prensa a favor de los dos militares exaltando su valor y heroísmo, hizo que se los propusieran para la Cruz Laureada de San Fernando, aunque en el juicio contradictorio, el Consejo de Guerra y Marina denegó la concesión al estimar que no reunían los motivos expuestos en el Reglamento de la Orden de San Fernando. En 1920 se modificó el Reglamento de la preciada condecoración, siéndoles concedida a ambos: Ríos el 11 de agosto de 1921 y a Barreiro el 26 de septiembre de ese mismo año; en el caso de nuestro héroe gallego, ya con el empleo de teniente coronel del Cuerpo de Inválidos, le fue prendida en su pecho por el Gobernador General de Vigoen un lugar muy entrañable para él, en el parque de Bellavista delColegio del Apóstol Santiago, centro escolar donde había estudiado el bachillerato.

El18 de julio de 1936, momento que dio inicio la Guerra Civil, Manuel Barreiro Álvarez, siendo general de división con antigüedad de 1934, se hallaba reponiéndose de su antigua herida de guerra en un sanatorio de Guadarrama, en el cual, días después, pudo huir y refugiarse en una embajada en la capital del país, y llegar a Francia donde paso a la zona Nacional solicitando el servicio activo, hecho que debido a su precaria salud le fue denegado. Falleció el 13 de julio de 1940 en la misma localidad donde había nacido cincuenta y nueve años antes.

Viene de Laureada de San Fernando – Luis Noval Ferrao

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.