El 19 de Julio de 1940 Adolf Hitler toma la palabra en el Reichstag y deja entrever a los asistentes la posibilidad de firmar un acuerdo de paz con Gran Bretaña. Polonia, Dinamarca, Noruega, Holanda, Bélgica y Francia han caído en campañas relámpago.

La “cuestión” polaca, que se salda con la declaración de guerra de Francia, primero y Gran Bretaña después el 3 de  septiembre de 1939, está casi concluida de no ser por la determinación de Churchill a no acordar términos de paz con el III Reich. Los británicos, a pesar de hallarse en una situación militar, social y política casi desesperada, tiene como única esperanza militar su aún casi intacta Royal Navy, la confianza de poder involucrar a los EE.UU. en el conflicto (o al menos su apoyo comercial/político) y contar con la asistencia soviética en un futuro próximo.

En este escenario con media Europa bajo su control, dos días más tarde el Führer ordena a su Jefe del Ejército, Walter von Brauchitsch, un estudio sobre la “cuestión soviética” y entregarle un plan de campaña de invasión. Las premisas con las que cuenta Brauchitsch, dadas por Adolf Hitler son:

1) La concentración de fuerzas propias (del oeste de Europa al este) empleará 4-6 semanas.

2) Objetivo: destrucción del Ejército Rojo o al menos ocupar un “colchón” geográfico para impedir la llegada de la aviación de Stalin a los centros industriales de producción de armamentos propios. Esencial es la protección de los campos petrolíferos rumanos (una de las escasas fuentes de carburantes alemanas).

3) Política: se busca la independencia de Ucrania y el establecimiento de una confederación de estados bálticos en la esfera de dominio del III Reich.
4) Las fuerzas estimadas necesarias serían 80-100 divisiones. La URSS dispone de 50-75 en las provincias del oeste.

Empero existen dos objetivos más: el ideológico y el racial. Hitler ya deja claro en su ideario político (“Mein Kampf”)  su enemistad hacia el bolchevismo (al que relaciona con el judaísmo internacional). Además la doctrina del nacional-socialismo presupone una exaltación de todo lo alemán, es decir un pangermanismo tendente a reclamar históricos territorios a los que se siente acreedor. De aquí surge la idea del Lebensraum o espacio vital que es preciso recuperar a costa de los eslavos del este de Europa.

Volviendo a los aspectos militares, la información que dispone la Wehrmacht sobre el orden de batalla soviético es peligrosamente optimista. El 29 de julio de 1940 el general de artillería Erich Marcks es destinado temporalmente desde su puesto de Jefe de Estado Mayor en el 18º Ejército al OKH, Alto Mando del Ejército (Oberkommando des Heeres) para trabajar el estudio de la campaña contra la URSS. Por entonces es Erich Marcks un personaje de segunda fila en la estructura del ejército alemán. No obstante, la historia le va a reservar un puesto especial: será el que inicie el planeamiento de la mayor guerra relámpago de todos los tiempos: la Blitzkrieg contra el imperio de Stalin.

Iniciado ya, el FHO, Sección de Inteligencia de Ejércitos “Orientales” (Fremde Heeres Ost) redobla esfuerzos para actualizar sus bases de datos del orden de batalla adversario. Naturalmente el general Marcks tiene en cuenta los datos de inteligencia disponibles de julio de 1940: según ellos el RKKA (Ejército Rojo) tendría 50-75 divisiones de primera línea. Esto es prometedor porque esta fuerza podría ser asaltada por 80-100 divisiones de la Wehrmacht.

General Erich Marcks

Pero las estimaciones del FHO del teniente coronel Eberhardt Kinzel no son realistas. Kinzel es un oficial de la infantería y no un hombre de la inteligencia. Desconoce el ruso y no es posiblemente el mejor candidato para su puesto. Además, con la prohibición expresa de Hitler de antes de 1940 de recolectar datos de la URSS, posiblemente Kinzel se ve abrumado en su titánica labor de proporcionar datos contrastados sobre el número de formaciones soviéticas en plantilla.

En breve, en agosto Marcks sube la estimación a 96 divisiones de fusileros, 23 de caballería y 28 brigadas mecanizadas, sólo en la zona occidental. En sus cálculos esta fuerza no sería capaz de incrementarse sensiblemente hacia el comienzo de la operación (apreciación que se revelará como fallida). Son datos alentadores que abrigan la esperanza de una rápida victoria sobre el coloso del este.

Moscú parece a Marcks el objetivo natural de la operación. Con esta premisa, entrega su plan al Jefe del Estado Mayor del OKH, general Halder, el 5 de agosto cuando Alemania se encuentra empeñada en una ofensiva aérea a gran escala contra Gran Bretaña. Es interesante detenerse en las premisas de su plan, dado que Barbarroja está plagada de mitos, especialmente en Occidente:

Objetivo. Vencer al RKKA y avanzar hasta la línea Rostov-Gorky-Arkhangelsk para prevenir ataques aéreos. El objetivo esencial es Moscú.

Terreno. Los pantanos del Pripyat dividen en dos teatros de operaciones las regiones occidentales de la URSS. Al sur el terreno es más favorable aunque hay ausencia de buenas vías.

Tácticas RKKA. defensivas, excepto a lo largo de la frontera rumana por donde atacaría para apoderarse de la infraestructura del petróleo.

Fuerza considerada. (Agosto 1940). Contra Alemania, 96 divisiones de Infantería,  23 divisiones de caballería y 28 brigadas mecanizadas. Para primavera siguiente la estimación de fuerzas propias es de 24 divisiones Panzer, 1 de caballería, 12 de infantería motorizada y 110 divisiones de infantería. Este balance de fuerzas (basado en datos erróneos) muestra un equilibrio entre los adversarios, pero Marcks está convencido de la mejor calidad de la Wehrmacht.

Despliegue RKKA. La masa principal está en los estados bálticos y Ucrania. Hay, no obstante, una fuerza de reserva próxima a Moscú (estimación también arriesgadamente errónea).

Conducción de las operaciones. El grupo norte debe llegar a Moscú. El grupo sur atacará en dirección a Kiev.

Ofensiva en el sur. El ataque a través de Ucrania es imperativo para la protección de Rumanía y su petróleo.

Esfuerzo principal. Aniquilación del RKKA al oeste de Moscú. Este esfuerzo cuenta con una fuerza accesoria cubriendo el flanco izquierdo (región de Pskov-Leningrado).

Movimiento. Las fuerzas acorazadas y motorizadas romperán las líneas enemigas con apoyo de la Luftwaffe, dejando a la infantería el cerco y destrucción de las tropas copadas.

Orden de batalla alemán. 147 divisiones.

Misión principal de las fuerzas terrestres. El Grupo de Ejércitos “Sur” debe destruir al RKKA en Ucrania y conseguir cabezas de puente en el río Dnieper. El Grupo de Ejércitos “Norte” tiene que capturar Moscú.

Misión de la Luftwaffe. Neutralizar a la VVS (Voenno Vozdushnye Sily o Fuerza Aérea), destruir nudos de comunicaciones y  apoyar a los Panzer.

Misión de la Kriegsmarine. Neutralizar a la flota soviética en el Mar Báltico, dar cobertura a los envíos de mineral de hierro suecos y transportar suministros por el Báltico cuando el Heer (Ejército de Tierra) capture los puertos.

Página 5 del documento original de la Operación Barbarroja, traducido en su totalidad en nuestra biblioteca. Descargar Aquí

Logística. Se establecerán centros logísticos tras los dos grupos de ejércitos. En los estados bálticos, Bielorrusia y Ucrania se impondrán auto-gobiernos no bolcheviques.

Secuencia. Desde de mayo de 1941 a octubre. Fase uno, ruptura con cuñas acorazadas. La segunda fase es el combate en bosques y ríos. La tercera fase es la conquista de Moscú y Leningrado. La cuarta fase es hacerse hasta la línea del Don, río Volga y río Dvina septentrional. Se estima de 9 a 17 semanas. Si los rusos no se rinden podrían resituar un gobierno en Asia y mantener un estado de guerra latente.

Apenas dos semanas después de que Hitler tomara la decisión de invadir la Unión Soviética el general Marcks había ultimado su labor. Ahora quedaba contrastarla, un asunto que debía consultar con varios colegas y que veremos en la entrada del próximo día…..

Pablo G. Romero es autor de Barbarroja 3:00-Ediciones Salamina

Si te gustó, te puede interesar El general Fedyuninsky y la anticipación de Barbarroja

  1. Marco says:

    Excelente, es increible como la operación más compleja de la historia, la dejaron a un grupo tan limitado en personal y capacidades. Es una de las conclusiones de Citino, el Estado Mayor Alemán se limpio las manos echando la culpa a Hitler, que sin embargo era un pesimo estratega que tuvo suerte en un par de riesgosas decisiones, cuando ellos también tomaron decisiones de dudosa rigurosidad prusiana.

    • Pablo G. Romero says:

      Gracias por tu comentario. La génesis de la operación fue ya desde un principio controvertida, con muchos detractores y basada en datos de inteligencia incorrectos. La decisión de atacar a la URSS a toda costa en 1941 es realmente un misterio y está sujeta a debate entre historiadores y amantes de teorías «conspiratorias». No las voy a citar aquí, pero creo que la Wehrmacht se lanzó con una sensación de superioridad acertada (militarmente hablando). No obstante, el pueblo soviético reaccionó de una manera espontánea imprevista. Soy de la opinión de que a Stalin no le costó demasiado encender el fervor patriótico de la mayor parte de sus ciudadanos. Otros, no obstante (ucranianos y bálticos principalmente) vieron a Hitler como la posibilidad de deshacerse por fin del comunismo.

      En cuanto a las decisiones de Hitler y su Estado Mayor también hay opiniones de todo tipo, pero pienso que los objetivos iniciales de la operación (destrucción del RKKA en el campo de batalla) estaban basados en el mejor razonamiento del momento, teniendo en cuenta la experiencia de Napoleón, la Primera Guerra Mundial y la Guerra de Invierno contra Finlandia.

      Hitler no admitiría nunca la derrota, pero ya en noviembre de 1941, es decir, sólo 5 meses después del comienzo de «Barbarroja», confidencialmente admitió hallarse en un callejón sin salida ni política ni militar. Incluso en agosto también confesó a Guderian que de haber sabido la tremenda cantidad de carros de combate de Stalin, jamás habría lanzado la campaña de invasión.

      De nuevo saludos y gracias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.