II.- La fuerza

Para el asalto al Cabo Krestoviy el mando de la Flota del Norte soviética decidió reunir, en una sola fuerza, tropas provenientes de dos unidades bien distintas:

Infantería Naval de la Flota del Norte soviética. La proporción de armas semi-automáticas era muy alta en estas unidades.

–  El Destacamento de Reconocimiento de la Región defensiva del Norte. Era una fuerza de infantes navales veteranos con una buena cantidad de operaciones de reconocimiento en su haber, todas ellas ejecutadas durante los años anteriores en las costas ocupadas por los alemanes en Finlandia y en la URSS. Su jefe, desde junio de 1943, era el Kapitan I.P. Barchenko-Emelianov, quien también comandará la nueva fuerza compuesta.

–    Y el Destacamento de Reconocimiento de la Flota del Norte. Este estaba compuesto por marinos voluntarios, provenientes de diversas unidades de superficie y submarinos de la fuerza naval basada en Poliarnyi. Esta fuerza también tenía ya, en octubre de 1944, un gran historial de combate, pues había participado en varias operaciones encubiertas tras las líneas alemanas, tanto en Finlandia y la URSS, como en territorio noruego. Su jefe, el Starshiy-Laytenant V. N. Leonov,  era además un veterano de la unidad, a la que había llegado como voluntario procedente la flota submarina, para ir ascendiendo poco a poco, primero a oficial, en 1942, y luego a comandante del destacamento, puesto que ostentaba desde finales de 1943.

El total de combatientes reunidos ascendía a 195, de los que un centenar pertenecía a la primera de las unidades citadas, y los noventa y cinco restantes a la segunda.

El Starshiy-Laytenant V. N. Leonov

III.- El Objetivo.

La unidad, a la que desde ahora nos referiremos con el nombre de Destacamento Barchenko-Emelianov, había sido reunida con el fin de enviarla    a destruir las cuatro piezas de 150mm que los alemanes habían emplazado en el cabo Krestoviy. Estos cañones no solo cerraban el acceso por la bahía de Petsamo hasta el puerto del mismo nombre, cuestión secundaria pues se esperaba tomar esta localidad desde tierra; sino que también controlaban el acceso directo al puerto de Liinakhamari, que estaba al otro lado de la bahía, y podían causar graves bajas, tanto a las embarcaciones que debían trasladar a la fuerza de desembarco como a las tropas, una vez desembarcadas.

El Cabo Krestoviy, visto desde la Bahía de Petsamo.

Además de destruir los cañones, los asaltantes iban a tratar de cumplir un segundo objetivo: engañar a los alemanes para que pensaran que el asalto principal se estaba efectuando en la orilla este de la Bahía de Petsamo y desguarnecieran la orilla oeste.

Viene de El Asalto al Cabo Krestoviy; Misión de Comando de la Infantería Naval Soviética (I)

Sigue en El Asalto al Cabo Krestoviy; Misión de Comando de la Infantería Naval Soviética (III)

  1. dani says:

    Es curioso que usaran subfusiles de origen USA y además con tambor en vez de cargador. Eso significa que son de las versiones iniciales y no de las simplificadas para la producción de guerra.

  2. dani says:

    Al contrario, las versiones más modernas eran más económicas. Precisamente un problema del Thomson era su precio, demasiado caro. Por eso las versiones de guerra se simplificaron y abarataron. Y aún así buscaron un arma nueva mucho más económica, el M3 o engrasador. Y los británicos que también usaron la Thomson pronto la sustituyeron por stein que eran también más sencillos y baratos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.