Hugo Álvaro Cañete es investigador, asesor y miembro fundador del Grupo de Estudios de Historia Militar. En los ratos libres es directivo de empresa y profesor de estrategia en una afamada escuela de negocios. La Historia militar es algo que le ha apasionado desde la niñez. Desde hace más de 10 años viene participando bajo pseudónimo en varios foros y blogs relacionados con la Historia, y desde el año 2012 forma parte del proyecto editorial y de investigación Grupo de Estudios de Historia Militar (GEHM). También es contertulio habitual del podcast de Historia Histocast y colabora con Ediciones Salamina y con otras editoriales especializadas en temática histórico militar.

Algunos de sus libros y trabajos publicados son lo siguientes:

    Portada Verdugo simple  Tercios de Flandes en Alemania  

 

Traducción de la edición castellana de:

                   

Ha realizado la revisión técnica de:

     

Colaboraciones en la Revista Desperta Ferro:

     

Articulista de la Revista Breaking War

Otros documentos. Sección de Documentos Históricos GEHM.

Actualmente tiene varios proyectos en marcha, de los que irá dando cuenta cuando se acerque su época de floración.

 

  1. Carlos U. ROMERO SAINZ says:

    Sr. Hugo A. Cañete. Soy un apasionado por la historia militar, especialmente desde la Primera Guerra Mundial a nuestros días. No tengo página Web, pero sí el correo que le envío ut supra. Me gustaría conocer algunos datos, como por ejemplo el Ejército Alemán (Wehrmacht y SS), Cuantos hombre tenía una División, y de allí para abajo, Batallón, Compañía, etc.
    Escribo desde Montevideo – Uruguay

  2. Juan says:

    D. Hugo, estoy en Luxemburgo y después de escuchar su podcast sobre el Coronel Verdudo, me gustaría homenajearlo yendo a visitar su tumba. Sabría decirme el nombre actual del convento de Sancti Spiritus? He buscado en planos actuales y no hay nada. En planos antiguos en la web no se puede leer la leyenda de los mismos.
    Saludos y gracias por adelantado

    • Hugo A Cañete says:

      Hola Juan, desgraciadamente ese es un dato que no tengo atado. Espero que usted me pueda ayudar aprovechando su estancia en Luxemburgo. Con la dominación francesa Vauban cambió mucho la fisonomía de la ciudad. El convento debió estar con toda seguridad en el alto de Santo Espíritu (Plateau du Saint Sprit) donde se haya actualmente la Ciudad Judicial. No he estado nunca en Luxemburgo, así que no se si quedará algún resto de ello. Otro sitio candidato a albergar las tumbas es la iglesia de San Miguel (St Michael), que es del siglo XVII y jesuíta. Francisco Verdugo siempre tuvo una muy buena relación con los jesuítas y su hijo Guillermo Verdugo se educó con ellos. Guillermo fue conde del imperio y un destacadísimo personaje en su época. Fue enterrado junto a su padre, así que donde estén deben estar juntos. Si usted pudiera recabar alguna información de oficinas de turismo o de las propias iglesias, le estaría muy agradecido.

      Las coordenadas de San Miguel son 49°36’40.04″N, 6° 8’3.07″E
      El Plateau de Saint Sprit 49°36’28.22″N, 6° 8’2.72″E

      Espero haberle sido de alguna ayuda.
      Feliz viaje.

  3. Marco Loáiciga says:

    Hola Hugo. Soy costarricense y fiel seguidor de Histocast y por ende, he escuchado muchas de sus intervenciones en dicho podcast y quería comentarle que siempre aprendo mucho de usted, así de como Javier Veramendi, a quien le pido que le mande un saludo de mi parte. Asimismo, gracias a usted me he interesado mucho en el tema de los Tercios Españoles. Tengo mucho interés en adquirir sus libros sobre La Guerra de Frisia y sobre Los Tercios de Flandes en Alemania, y espero ponerme en contacto con Ediciones Platea para coordinar el envío a mi país. Saludos cordiales.

    • Hugo A Cañete says:

      Hola Marco, muchas gracias por seguirnos y por escucharnos. Le haré llegar su saludo a Javier Veramendi de su parte y espero que sin finalmente le llega el libro a Costa Rica lo pueda disfrutar.

      Un saludo muy grande desde este lado del charco.

  4. Adolfo says:

    Hola Hugo!! Me parecen apasionantes los mapas de la zona del Rhin, ya que esta zona siempre ha sido tratada de forma marginal en los manuales de la época. Aun así hay un hecho que pasa desapercibido en toda la cartografía relacionada con este capítulo de la historia, y es que no se contrastan los antiguos límites de aquellas posesiones hispánicas con los de las actuales regiones y estados (parece hasta huidizo!!): sólo así muchos lectores se percatarían, por ejemplo, de que incluso poblaciones que hoy caen dentro de los confines alemanes, pertenecían a las posesiones hispánicas. Tal es el caso de Bitburg, hoy un “pueblo grande”, cabeza comarcal del Südeifel y que en sus tiempos -en calidad de dominio luxemburgués- perteneció a los Habsburgo de Madrid. Hace años visité esta población donde un monumento menciona los grandes hitos históricos de la “ciudad” recordando el hecho de su pertenencia a los “Spanische Niederlande”. Allí se marca también una fecha de destrucción de la ciudad que, por los grabados de los morriones y un poco de imaginación teñida de “leyenda negra” podría interpretarse como provocada por los españoles cuando lo fué por los franceses (no muy lejos, si no recuerdo mal -Ferschweiler- se recuerda una leyenda negra acerca de unos soldados españoles que fijaron allí su cuartel de invierno). La población de Bitburg se menciona en la obra “Recuerdos Españoles en Flandes”, de Antonio Bermejo Herreros: allí se dice que hoy, en el ayuntamiento de esta población, se conservan unas banderas que pudieran ser de un antiguo tercio español. He dirigido varios e-mails allí, aunque jamás he obtenido ninguna respuesta sobre ello.
    Saludos
    Adolfo

  5. Enrique de Murga y Vital says:

    Estimado Hugo A. Cañete:

    Acabo de recibir la trilogía sobre los tercios españoles de la editorial platea, y he visto que ha tenido la deferencia de escribir una dedicatoria en cada uno de ellos, y por esa razón quería darle las gracias.

    Son los primeros libros escritos por usted que voy a leer, pero si son la mitad de interesantes de lo que reflejan sus intervenciones en Histocast, que es el medio a través del cual le he conocido, creo que voy a quedar más que satisfecho.

    Muchas gracias de nuevo.

    Un saludo,

    Enrique de Murga

  6. Javier García says:

    Buenas tardes. Quiero comenzar felicitando al señor Cañete por los excelentes libros publicados recientemente. Había empezado a leer por mi cuenta una versión de “la Guerra de Frisia” de Verdugo pero no tiene nada que ver con leer su “versión” con todos esos mapas y comentarios sobre personajes y lugares. !Qué diferencia! No solo es mucho más ameno sino mucho más comprensible. Lo mismo digo de “Castelnuovo y Malta”, da gusto leer libros antiguos de esa manera. Y me queda el de los Tercios en Alemania. En resumen, gracias por acercarnos estos textos a todos los aficionados y hacerlos más accesible.
    Me permito hacerle una sugerencia: no he leído nada de fuentes contemporáneas sobre una batalla tan importante como San Quintín. Supongo que habrá crónicas o testimonios de la época que lo recojan. Me gustaría poder leer algún día algún libro de los “suyos” sobre esto, sería una gozada.

  7. Javier García says:

    Una cuestión, aunque sea anecdótica, para el señor Cañete aprovechando sus conocimientos sobre la época: menciona en el libro sobre Castelnuovo y Malta el apodo de “los doce apóstoles” que le daban los soldados a los frascos de las bandoleras de arcabuceros y mosqueteros en los siglos XVI y XVII. Pero leyendo muchos textos españoles de la época, yo no he encontrado esta referencia en ninguno y sostengo desde hace tiempo que es un apelativo utilizado en Inglaterra (no sé si en algún otro lugar). En España siempre he encontrado referencia a “los frascos”. Quería preguntarle si ha encontrado en algún texto español de la época esa denominación.

    • Hugo A Cañete says:

      Hola Javier,

      En primer lugar muchas gracias por tu comentario. Es exactamente eso lo que pretendo con los libros, que una persona de hoy tenga acceso a estos documentos olvidados y no se le presenten barreras infranqueables a la hora de acometer su lectura. Hay quien me ha dicho que por qué no abordo yo directamente la época. La respuesta es sencilla, algún día lo haré, pero para contar la Guerra de Frisia de Verdugo, quien mejor que el propio Verdugo para hacerlo. En definitiva, agradezco mucho tus palabras, que me animan a seguir desentrañando nuestra historia sin intermediarios.

      Respecto a la cuestión que abordas de los apóstoles, no recuerdo un caso concreto donde la pueda haber leído en una crónica antigua, habíendo leido en numerosas ocasiones la alusión a los frascos. En estudios modernos me acuerdo del caso concreto de la obra de Guthrie, “Batallas de la Guerra de los Treinta Años”.

      Al ser una expresión más bien fanfarrona quizá sea dificil verla reflejada en una crónica, pero estaré avizor. Respecto al origen de la palabra puede ser cualquiera. Las denominaciones se exportaban e importaban a gran velocidad en la Europa de entonces y las denominaciones son prácticamente las mismas en todos los idiomas con sus peculiaridades fonéticas. Al ser apostol una palabra de origen griego, no podemos determinar una procedencia concreta, como sí ocurre con la palabra dragón, que es de origen holandés.
      saludos

  8. Eduardo says:

    Buenas tardes Hugo, me encanta la historia España en concreto la etapa de los tercios. Quisiera comprar tus libros que tratan sobre los tercios, ¿Es posible comprar todos a la vez? ¿Y si fuese asi, podrías dedicarmelos? Un saludo

  9. Sergii says:

    Estimado Hogo, buenas dies y saludos desde Ucrania. Soy Sergii y aunque vivo lejos de España, conozco usted gracias a vuestros programas en podcast Histocast. Es un placer de conocer la historia de España, Europa y el mundo por vuestros relatos. Tengo una pregunta cerca de participación de los tercios españoles en batalla de Lepanto. Tengo curiosidad, como podían los soldados acorazados luchar en una batalla naval donde la caída desde el bordo de la galera en el agua automáticamente significaba la muerte para el afortunado? La coraza pesa mucho y los caídos en agua no pueden flotar en el superficie y , por tanto, la probabilidad de sobrevivir después de caída is mínima. Entonces , como luchaban los tercios españoles en batalla de Lepanto – en las mismas corazas que en la tierra o la quitaban, por lo menos algún parte, para tener posibilidad de nadar en el caso de la caída desde galera al mar?
    ¡Muchas gracias y saludos !
    Sergii

    • Hugo A Cañete says:

      Hola Sergii, pues una sorpresa y un placer descubrir que un ciudadano ucraniano sigue los programas de Histocast. Respecto a la pregunta que hace, efectivamente una caída al agua con elementos acorazados era mortal. Sin embargo, los abordajes entre galeras se hacían con unas pasarelas por donde pasaban los asaltantes. Los equipos de abordaje estaban muy bien organizados y tenían distintos cometidos. Genralmente los marineros saltaban por los aparejos para inmovilizar la nave enemiga y la infantería de abordaje iba más ligeramente acorazada por temas de movilidad. Las tropas que quedaban en el interior de la galeras como defensa de la nave o para prestar fuego de cobertura sí podían llevar los elementos habituales.
      Muchas gracias por tu pregunta y un saludo,
      Hugo

  10. Fernando says:

    Hola Hugo, genial escritor, estoy enfrascado en la lectura del libro de guthrie y me gustaría saber para cuando estará la segunda parte, aquella que cubra la etapa francesa de la guerra. Muchas gracias pues por personas como usted insuflan el gusto por nuestra historia llena de héroes olvidados y unidades legendarias como los tercios. Un saludo

  11. Jorge says:

    Hola Hugo, acabo de ver “Matar a un rey” sobre la que lió Cromwell en Inglaterra con la guerra civil, la huida del príncipe, el conflicto con Escocia, etc.

    Teniendo en cuenta que coincidió con la época de esplendor de los Tercios ¿no habría sido buen momento para tomar partido en un país desestabilizado y debilitarles aún más? (es decir jugarles con sus mismas armas)

    ¿O tras el fiasco de Kinsale a comienzos de siglo se les quitaron las ganas de intentarlo de nuevo?

    Es que ver todo el follón que cuentan en la película pensando que al otro lado del canal estaban nuestros ejércitos… Bien es cierto que lo veo a toro pasado y con un total desinterés por conservar Flandes (algo impensable entonces), pero aún así.

  12. Antonio Becerra Márquez says:

    Hola
    Mi nombre es Antonio Becerra Márquez y antes de hacer mi pregunta quería felicitaros a ambos (Hugo y Javier. Os he “conocido” por vuestra participación en Histocast, un podcast que me parece genial, pero felicitaros a los dos por vuestras dotes de comunicación, los demás ponentes son buenos pero vosotros sois espectaculares, ¡Felicidades! Y muchas gracias. Además, os escribo por otra razón, he terminado de escuchar el podcast nº 82 de Histocast sobre la guerra de Vietnam y me ha gustado mucho la descripción que ha realizado Hugo sobre la sociedad norte americana, los cuatro posibles grupos étnicos y su posterior desarrollo (su distribución por zonas, variación del partido demócrata y republicano, etc), la verdad es que las características del pueblo americano siempre me ha llamado la atención, sobre todo después de la deriva que está tomando Estados Unidos, ¿qué bibliografía has utilizado para la preparación de ese tema?.
    Muchas gracias y un saludo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>