El T-35 es un carro pesado diseñado en la antigua URSS en la década de los años treinta. Se trata del único blindado de 5 torretas producido en masa.

Entre los años 1933 y 1939, se produjeron 61 unidades. No entró en combate hasta 1941, aunque fue utilizado en numerosas ocasiones en paradas militares, convirtiéndose en el símbolo del poder soviético. El T-35 debutó en las primeras batallas del verano de 1941, aunque desapareció pronto debido a sus numerosos fallos mecánicos.

El T-35 comenzó a desarrollarse a finales de los años 20, aunque los ingenieros soviéticos no tenían la experiencia necesaria en este ambito. Por eso, solicitaron la colaboración de especialistas alemanes, que llegaron a la URSS en 1930 y ayudaron en el desarrollo del carro de combate.

El primer carro, el T-35-1, salió de talleres en el mes de agosto de 1932. Pesaba 42 toneladas y su blindaje tenía entre 30 y 40 mm. Estaba equipado con un cañón de 76mm, dos cañones de 37mm y otros tres cañones más. La tripulación constaba de 10 u 11 hombres. Las dimensiones del carro eran 9720 x 3200 x 3430mm. La velocidad de crucero era de 28 Km/h y la forma de la torreta principal era redondeada.

El T-35-1 mostró buenos resultados durante su periodo de pruebas en 1932, aunque se apreciaron también algunas desventajas. Además, el diseño de la dirección y la transmisión era muy complejo y caro para un proceso de producción en masa. Todo ello hizo que el proyecto volviera a los diseñadores para que mejoraran estos aspectos.

T-35-2, construido en abril de 1933, participando en mayo en un desfile militar en Leningrado

La diferencia con el modelo anterior consistía en el diseño de una nueva torreta principal, en otro motor, y otros pequeños cambios. Al mismo tiempo, se estaba diseñando el T-35A, que difería bastante del T-35-1(2). Su chasis fue alargado con un rodillo más y las torretas pequeñas de las ametralladoras tuvieron ligeros cambios. Las torretas medias fueron equipadas con cañones de 45mm. En definitiva, se trataba de un nuevo carro de combate.

 

El cuerpo del carro tenía una compleja configuración. Estaba soldada y remachada con placas de blindaje de 10-15mm de grosor. El blindaje de las torretas era de entre 25 y 30mm. El conductor podía entrar y salir por una escotilla que tenía justo encima de su cabeza.

Durante la operación Barbarroja, el 90% de los T-35 perdidos por los 67º y 68º Regimientos de Tanques no lo fueron en acción contra el enemigo, sino por fallos mecánicos o porque fueron abandonados y destruidos por sus tripulaciones. Las averías más comunes fueron las relacionadas con la transmisión. La última acción de que se tenga constancia de un T-35 tuvo lugar en los primeros estadios de la batalla de Moscú. Al menos un T-35 capturado fue enviado a Alemania para su evaluación.

En algunas fuentes se cita al T-35 como participante en la campaña de invierno contra Finlandia, pero según los archivos soviéticos, esta aseveración no es cierta. De hecho, otros dos prototipos multitorretas pesados fueron enviados al frente para probarlos: el T-100 y el SMK. Éste último fue averiado por una mina finalandesa y todos los intentos por recuperar el monstruo de 55 toneladas fracasaron. A raíz de las fotografías finlandesas, la inteligencia alemana lo denominó erróneamente como T-35C.

Un total de cuatro T-35 fueron utilizados para tareas de entrenamiento en la retaguardia soviética. Uno de ellos todavía existe y se puede visitar en el Museo de blindados de Kubinka cerca de Moscú.

A pesar del hecho de que el T-35 no participó apenas en las batallas del Frente del Este, se convirtió en el símbolo de poder del Ejército Soviético. Fue a menudo retratado en posters de propaganda y medallas.

vía: www.englishrussia.com

Si te gustó, te puede interesar El Ejército Rojo en Color

  1. Hugo A Cañete says:

    Bueno, este era malo por lo grande y complicado de su cocepción.Las cosas del gigantismo. También le pasó a los alemanes con los Elephant. Aparte de eso, la tecnología soviética estaba a la vanguardia, y sus modelos contaban con el famoso sistema de suspensión de Walter Christie.

    saludos!

  2. Jean Gabriel Latour Bentancour says:

    El T-28 fue en concepto similar a los medios británicos de la época.
    Y su armamento muy superior a los británicos.

    En general no es peor que un Pz. IV de ese mismo periodo.
    Un cañón corto de 75mm / 76,2 mm con baja velocidad inicial pero apto para apoyo el de artillería.

    Que el peso de las torres menores se pudo usar mejor.
    Sin duda pero el blindaje del Pz.IV tampoco resistía nada superior a las ametralladoras.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.