Comenzamos hoy una serie GEHM en la que, al igual que hacemos con Medalla de Honor, iremos recordando soldados que obtuvieron la Cruz de Caballero por actos de valor en combate.

Joahnn Baichl

Comenzamos por Johann Bäuchl, hijo de un carpintero y oriundo de una pequeña aldea cerca de Graz. Nació el 28 de agosto de 1918 y comenzó su carrera militar cuando le tocó hacer el servicio militar en marzo de 1940. Décadas después, – por razones que todavía se desconocen – Bäuchl cambió el apellido de su familia a Baichl.

Aunque recibió la instrucción como soldado alpino en el Gebirgsjäger-Regiment 138, fue destinado dos meses después a la 1/Radfahr-Bataillon 403 (1ª compañía del 403 Batallón Ciclista), un batallón de reconocimiento de una división de infantería. Baichl no llegó a participar en la campaña de Francia, pero tras ser ascendido el 31 de enero de 1941, a soldado de primera, experimentó meses después su bautismo de fuego en Rusia.

Su batallón participó en la campaña como un elemento de reconocimiento autónomo, dependiente del cuerpo de ejército. Tras unas pocas semanas de combates, Baichl es condecorado con la Cruz de Hierro de segunda clase, siendo herido en la dura campaña de invierno de 1941 a 1942. Siendo ya cabo, el experimentado jefe de escuadra recibió órdenes en septiembre de 1942 de marchar al batallón de instrucción de la Escuela de Mandos de Compañía para Fuerzas Mecanizadas de Berlín, donde fue destinado como asistente de un oficial de la 2ª Compañía de la Escuela . Como veterano del frente ruso ayudó en la instrucción de los futuros mandos de compañía en tácticas y ejercicios de combate durante cinco meses.

La infantería mecanizada –Panzergrenadiere –no lo tenía fácil. La mayoría de las veces, sus órdenes consistían en escoltar carros de combate, explotar los pasillos abiertos por los blindados en las líneas enemigas, eliminar posiciones y búnkeres enemigos, defenderse de la infantería mecanizada enemiga y destruir las defensas contracarro enemigas. No era tarea sencilla pisarle los talones a un carro de 30 toneladas durante un ataque. Cuando tocaba defender, era imperativo separar a los carros de combate enemigos de la infantería que los escoltaba. Tampoco eso era una tarea fácil…

Baichl volvió al frente en el mes de enero de 1943 y se hizo cargo de la sección de estado mayor de la 5/Panzergrenadier-Regiment 33 de la 4 Panzer-Division (5ª Compañía del 33 Regimiento de Granaderos Panzer de la 4ª División Panzer). Gran cantidad de austriacos servían en esta veterana división; después de todo, numerosos elementos del antiguo ejército austriaco habían ingresado en el ejército alemán.

Baichl demostró rápidamente la valía que suponía para su nueva compañía. En las semanas siguientes consiguió la Cruz de Hierro de primera clase durante operaciones en los alrededores de Kursk y Tim-Korowino-Obojan. Liderando a sus hombres comenzó a acumular “días de combate cuerpo a cuerpo” en las operaciones que tuvieron lugar en Sumy, Novgorod y Swesk.

Durante la ofensiva de verano en Kursk (Ciudadela), se ganó también el profundo respeto del oficial al mando de su compañía. Aunque los hombres del Panzergrenadier-Regiment 33, perteneciente al 9 Ejército de la pinza norte, abrieron pasillos en las defensas soviéticas una y otra vez en Teploje, Nikolskoje y Stepnaja, sus ataques se empantanaron ante los contraataques de los T-34s y en los numerosos campos de minas y cinturones de cañones contracarro.

Tras las imperantes retiradas llevadas a cabo en el sector Orel, la división se vio forzada a desempeñar una fase de combates defensivos, donde probó su valía y actuó de salvavidas del XXXV Cuerpo de Ejército, al mando del teniente general Rendulic, poseedor de las Hojas de Roble. Durante los combates, la 4 División Panzer dejó fuera de combate cientos de vehículos blindados enemigos.

Baichl recibe la Cruz de Caballero

Cubriendo la retirada de las unidades de infantería a lo largo del río Desna, Johann Baichl y sus veteranos experimentaron la lucha en los pantanos de Pripiat, llevando a cabo incontables incursiones y patrullas de combate. En esa época, se le entregó a Johann el mando de un pelotón y fue ascendido a sargento (20 de febrero de 1944).

El austriaco se distinguió de manera destacada durante las operaciones de liberación de la Bolsa de Kowel, hechos por los que recibió la Cruz Alemana en Oro el 23 de mayo de 1944. Para entonces, el bravo suboficial había sido condecorado también con el Pasador de Lucha Cuerpo a Cuerpo en plata por haber desempeñado numerosas operaciones de combate contra la infantería mecanizada enemiga, carros de combate y cañones contracarro.

Carro Pz IV perteneciente a la 4 División Panzer en Rusia, 1944

La división, tras ser reequipada con hombres y nuevo material, fue desplegada en el infierno desencadenado por la ofensiva soviética de verano de junio de 1944. El regimiento blindado y los regimientos de infantería mecanizada sufrieron grandes pérdidas, pero también lograron llevar a cabo destacados éxitos defensivos. La 4ª División Panzer se distinguió en Baranovici, en la cabeza de puente de Schara, liberando al cercado Cuerpo de Ejército von Vormann en Slonim y durante la liberación de la cercada 28 Jäger-Division. Logrando destruir gran cantidad de vehículos blindados enemigos en los combates.

La división luchó posteriormente en Polonia en el río Narew, en los combates blindados que tuvieron lugar en los alrededores de Varsovia y el la curva del Vístula, antes de ser integrada en el Grupo de Ejércitos Norte, donde luchó en Lituania y en Curlandia.

Baichl probó su valía una y otra vez en todos estos combates, siendo finalmente informado de que se le había concedido la Cruz de Caballero dos días después de su ascenso a sargento primero. También le cogió absolutamente por sorpresa la concesión del Pasador de Combate Cuerpo a Cuerpo en oro (una de las más prestigiosas condecoraciones alemanas, que daban fe de que su poseedor había estado más de 50 días en combates cuerpo a cuerpo). La razón principal de que recibiera la Cruz de Caballero fue la iniciativa demostrada durante el ataque a un importante puente en el sector de Venta y el consiguiente asalto sobre Gaidziai.

Pasador de Combate Cuerpo a Cuerpo en Oro

Tras recibir estas condecoraciones, fue inmediatamente sacado del frente. Su talento en la instrucción y su conocimiento de primera mano fueron aprovechados en la escuela de armas de combate que tenía el 3 Ejército Panzer, donde el sargento Baichl fue empleado en el entrenamiento de jefes de pelotón y de destacamentos de asalto.

Es posible que posteriormente fuera transferido a la escuela de infantería mecanizada, pero este detalle no ha podido ser verificado. Baichl fue uno de los 19 miembros del Panzergrenadier-Regiment 33 que recibió el grado más alto del Pasador de Combate Cuerpo a Cuerpo. Tras la guerra, Johann Baichl volvió a Estiria. Además, era portador de otras condecoraciones, como la Insignia de Asalto de Infantería en plata y la Medalla de Herido en plata. Murió el 3 de mayo de 1994 y sus restos descansan en un pequeño cementerio de montaña.

Sigue en Cruz de Caballero – Heinz Finke

Si te gustó, te puede interesar la Serie GEHM Medalla de Honor

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.