Comenzamos hoy una serie sobre soldados norteamericanos galardonados con la Medalla de Honor del Congreso y los hechos de armas que les llevaron a obtener tal distinción.

Comenzamos con Lucian Adams, nacido en 1922 en Port Arthur, Texas, en el seno de una numerosa familia de origen mejicano. En 1943 ingresa en el ejército norteamericano y en el verano de 1944 era sargento en el 30º Regimiento de la 3ª División de Infantería, que estaba desplegada en el sur de Francia, después de desembarcar en Saint-Tropez.

A finales de octubre, en una carretera comarcal cerca de la población de Saint-Dié, mientras intentaba contactar con dos compañias de su batallón que habían sido cercadas por el enemigo, Adams se vio de repente en medio del fuego cruzado enemigo. Sin detenerse, avanzó un poco para inspeccionar las posibles posiciones alemanas que pudiera haber y descubrió tres nidos de ametralladora. Adams informó inmediatamente al jefe de su compañía, que le ordenó abrirse camino a través de las posiciones enemigas y liberar a las tropas aisladas.

El sargento Adams tomó un BAR (fusil automático Browning) y se encaminó al frente de sus hombres por la carretera. Los alemanes abrieron un nutrido fuego, matando a tres hombres e hiriendo a seis. Adams avanzó rápidamente de árbol en árbol, disparando su BAR mientras el resto de sus hombres se ponía a cubierto.

Nada más llegar al primer nido alemán, con las balas silbando sobre su cabeza, Adams lanzó una granada y mató al sirviente de la ametralladora. Instantes más tarde, otro soldado alemán surgió de un pozo de tirador y fue acribillado por otra ráfaga de Adams. Seguidamente, el sargento norteamericano se dirigió al segundo nido de ametralladoras y lo destruyó igualmente con una granada, obligando a los dos soldados alemanes que había dentro a rendirse.

Fusil automático Browning (BAR)

Sin detenerse, el sargento Adams siguió adentrándose en el bosque, donde eliminó a cinco soldados alemanes más y destruyó el tercer nido de ametralladoras, despejando así la zona boscosa de fuerzas enemigas. En el curso de la acción, Adams eliminó a 9 soldados alemanes, destruyó tres ametralladoras enemigas, derrotó a una fuerza de élite armada con armas automáticas y lanzagranadas, despejó el bosque de tropas enemigas y reabrió la línea de aprovisionamiento de las compañías aisladas de su batallón.

Lanzagranadas alemán

Tras la acción, le dijeron a Adams que iba a ser recomendado para la Medalla de Honor, pero el sargento no se lo tomó muy en serio, porque le habían dicho lo mismo después de que hubiera destruido una posición de ametralladoras en la batalla de Anzio. En la primavera de 1945 recibió la notificación oficial de que se la había concedido tal distinción y que le sería impuesta por Roosevelt. Sin embargo, el presidente norteamericano murió antes de que la ceremonia se llevara a cabo, y fue el general Alexander Patch el encargado de condecorar a Adams en el Zeppelin Stadium de Nuremberg.

Lucian Adams murió en marzo de 2003 y sus restos yacen en el Cementerio Nacional de Fort Sam Houston en San Antonio, Texas. Entre sus condecoraciones, además de la Medalla de Honor, portaba la estrella de bronce, el corazón púrpura, la medalla americana de campaña, la medalla de campaña europeo- africana, y la medalla de la victoria en la segunda guerra mundial.

Sigue en Medalla de Honor-Roy P Benavidez

Si te gustó, te puede interesar:

James Swett, Medalla de Honor en los cielos de Guadalcanal

El general “Jock” Campbell gana la VC combatiendo en primera línea en Sidi Rezegh

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.