Hoy vamos a recordar la asombrosa historia del cabo Pittman, digna de cualquier escena de las películas de Rambo, demostrando que la realidad siempre supera a la ficción.

Richard A. Pittman nació el 26 de mayo de 1945 en San Joaquin, California. Finalizó estudios de enseñanza secundaria en 1964. Aunque en los exámenes de ingreso en el ejército obtuvo una calisificación 4-F (No apto para el servicio) debido a una enfermedad en los ojos, Pittman perseveró para seguir los pasos de su hermano mayor, que estaba sirviendo en el Cuerpo de Marines. Con posterioridad solicitó a su caja de recluta local que reconsideraran su decisión y, como resultado, fue reclasificado como 1-A(apto para cualquier servicio).

Tras alistarse en la Reserva del Cuerpo de Marines en Stockton, vio cumplido su deseo de ingresar en el Cuerpo de Marines, haciéndolo el 1 de noviembre de 1965. Tras completar el periodo de instrucción en las instalaciones de Marines en San Diego en diciembre de 1965, completó su entrenamiento de combate individual con el 1 Batallón del 2 Regimiento de Instrucción de Infantería en Camp Pendleton, California, graduándose en febrero de 1966 y obteniendo el ascenso a cabo.

Pittman a la derecha

Entonces fue enviado a la República de Vietnam, donde sirvió hasta febrero de 1967 como fusilero, y posteriormente como jefe de escuadra, con la I Compañía del 3 Batallón del 5º de Marines, de la 1 División de Marines. El 24 de julio de 1966, la unidad del cabo Pittman participó en la operación Hastings en la provincia de Quang Tri cuando la inteligencia confrimó la presencia de una gran fuerza enemiga cerca de la zona desmilitarizada.

A medida que la I Compañía se aproximó a un estrecho camino de la jungla, los elementos de cabeza se vieron bajo un intenso y sostenido fuego de ametralladora, que produjo numerosas bajas. El cabo Pittman cambió inmediatamente su fusil por una ametralladora, abandonó la seguridad relativa de su pelotón, y sin vacilar avanzó en busca de sus camaradas.

Constituyendo el blanco de numerosas armas ligeras de los bien atrincherados soldados norvietnamitas, devolvió el fuego y silenció las posiciones enemigas. Más tarde, al enterarse de que había marines heridos más adelante en el camino, desafió una tormenta de fuego de mortero y armas ligeras para alcanzar a sus compañeros heridos.

A medida que se fue aproximando a la posición donde habían caído los marines de cabeza, se tuvo que enfrentar de repente a un ataque frontal de unos 30 soldados enemigos. Haciendo caso omiso de su propia seguridad, estableció con cuidado una posición en mitad del camino y barrió el avance enemigo con un fuego de ametralladora devastador. Después de unas cuantas ráfagas, la ametralladora se encasquilló, agarrando entonces un AK-47 enemigo y disparándolo hasta quedar sin munición.

Entonces, el cabo Pittman recuperó una pistola del calibre 45 de un marine caído y mató a otros dos soldados enemigos a quema ropa. En un acto de valor final, lanzó su única granada a los soldados enemigos, que ahora se retiraban. La intrépida iniciativa del cabo Pittman, el audaz espíritu de lucha, y la devoción desinteresada por sus camaradas marines frustró el ataque enemigo y salvó las vidas de muchos marines heridos.

Tras licenciarse en 1968, Richard Pittman  regresó a casa en Stockton, California, donde le sería cominicado que había sido propuesto para la Medalla de Honor del Congreso y se le había concedido por sus heroicas acciones en Vietnam. Se trataba del 11º marine en recibir dicha distinción en Vietnam. Pittman recibió la condecoración de manos del presidente Lyndon B. Johnson en una ceremonia en la Casa Blanca el 14 de mayo de 1968. En 1970 Pittman decidió reengancharse a su querido Cuerpo de Marines, donde sirvió durante 18 años más, retirándose finalmente en 1988 con la graduación de Brigada (Master Sergeant). Actualmente vive en Stockton, California.

Mas Bios en la Serie GEHM Medalla de Honor

  1. sergioa says:

    muy interesante y dgna de recordar asi se forman los verdaderos heroes -gracias los felicito muy buen articulo ojala pueda eguir recibiendo mas.-

  2. Gustavo says:

    Es en las peores situaciones donde sale a relucir la valentia de una persona, es un heróe, sigan con sus publicaciones, saludos

Leave a Reply to Gustavo Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.