Al principio de esta historia habíamos dejado a las avanzadillas del ala izquierda del ataque federal cruzando el río Rappahannock por Kelly´s Ford. Sin embargo, iban a pasar horas antes de que sucediera algo más que una larga serie de errores graves. Para empezar, el plan que había recibido el general de Brigada David McM Gregg, al mando de este ala y de la 3.ª División de caballería, le exigía enviar un regimiento directamente hacia el oeste, hacia Stevensburg, para explorar su flanco izquierdo mientras el resto de su fuerza avanzaba hacia Brandy Station. Sin embargo el decidió ampliar este reconocimiento enviando toda la 2.ª División de caballería. Si sumamos a esta circunstancia que dicha división era la que estaba acampada más lejos del río, y que había recibido órdenes directas del general Pleasonton, al mando del Cuerpo de caballería y por consiguiente de ambas alas, para que avanzara rápidamente, pero ocultándose y llevando consigo su tren de suministros y sus vagones-ambulancia (dos posibilidades ya opuestas de por sí), no es extraño que, a pesar de ponerse en marcha a las 2.00 horas de la mañana, las tropas de Duffie llegaran tarde, y que el ala izquierda no acabara de cruzar el río hasta las 9.00 horas.

El coronel Alfred Duffie, un pintoresco personaje a quien le faltó nervio durante el día de la batalla, aunque en su descargo se puede decir que su división estaba agotada.

                Después, la fuerza se puso en marcha. La agotada 2.ª División en cabeza, con destino a Stevensburg, la 3.ª detrás, hacia la Fredericksburg Plank Road, una carretera en desuso que se dirigía hacia el norte, hasta Brandy Station, más allá de Mountain Run, y la brigada de infantería de Russell directamente hacia el noroeste.

                Centrándonos en el avance de los hombres del coronel Alfred N. Duffie hacia Stevensburg, podemos decir que la marcha, aunque lenta, se produjo sin incidentes, aunque también es cierto que en algún momento el jefe federal empezó a preocuparse, tanto por el retraso como por la posibilidad de meterse en una trampa, y decidió enviar en vanguardia dos escuadrones del 6.º Regimiento de caballería de Ohio, bajo el mando del comandante Benjamin Stanhope, jefe de la unidad. Este avanzó sin problemas casi hasta su destino, y luego giró hacia el norte por la Old Carolina Road (si hubiera seguido cinco millas más hacia el oeste habría aterrizado en medio del Cuerpo de infantería del general Longstreet, que ya se estaba desplazando hacia el que sería el campo de batalla de Gettysburg). Allí se dio de bruces con una columna de caballería confederada.

Carga de caballería cerca de Brandy Station, por Edwin Forbes. Esta imagen nos da una idea aproximada de los confusos que llegaron a ser estos combates.

                Como la fuerza enemiga era superior en número, Stanhope ordenó la retirada de su contingente hacia Stevensburg y envió un mensajero para informar a Duffie, el cual le envió instrucciones para que defendiera la localidad “a toda costa”, pero que “si se veía muy presionado, se retirara lentamente”. Como se puede ver, aquel estaba siendo el día de las órdenes contradictorias.

En la base de este mapa podemos ver, esquematizados, los combates protagonizados por la división de Duffie en torno a Stevensburg. También podemos ver las acciones del ala derecha, y las del resto del ala izquierda, pero esa es otra historia.

                Mucha más decisión demostraron los confederados, cuya fuerza estaba compuesta por el 2.º Regimiento de caballería de Carolina del Sur en vanguardia, el 4.º de Virginia más atrás y una pieza de artillería, pues de inmediato se lanzaron en pos de los federales y acabaron enfrentándose a toda la división de Duffie justo al este de Stevensburg. Dicho esto, aunque los federales tenían ventaja numérica, los confederados, equipados con rifles Enfield estaban, por una vez, mejor armados. La batalla no tardó en convertirse en una compleja serie de ataques y contraataques, tiroteos de tropas desmontadas y melés de caballería, en los que la baja más relevante fue sin duda el teniente coronel Frank Hampton, comandante de la fuerza confederada y hermano del famosísimo general de brigada Wade Hampton, de quien ya hemos hablado anteriormente pues estaba combatiendo más al norte.

El coronel Frank Hampton, hermano de Wade Hampton, que murió durante la batalla.

                La batalla se fue desplazando hacia el oeste y luego hacia el norte hasta mediodía, cuando un oficial del Estado Mayor de Gregg se presentó ante Duffie ordenándole que diera media vuelta y cabalgara hasta Brandy Station, donde el jefe del ala izquierda estaba librando una durísima batalla. Sin embargo Duffie iba a romper el contacto y a desplazarse con lentitud, y a pesar de haber sufrido menos de medio centenar de bajas, no iba a llegar a los combates, lo que le valdría severos reproches y ver aparcada su carrera militar. Más adelante volveremos a referirnos a ello.

  1. dani says:

    ¿Podria alguien ampliar el comentario sobre el armamento usado por las fuerzas enfrentadas?
    En más de una ocasión los confederados estuvieron mejor armados que los federales ya que el tráfico de armas desde Europa era muy intenso. Por ejemplo al caer Virsburg Grant consitió que sus tropas aprovecharan el armamento ligero depositado por los confederados rendidos.
    Fusiles de percusión, balas minie y ánimas ralladas. ¿Retrocarga o avancarga?

Leave a Reply to dani Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.