Ayer domingo, 26 de mayo, se celebraron las II Jornadas sobre el Búnker de “El Capricho”, conocido en tiempos como “posición Jaca”, y posteriormente como “Bunker del General Miaja”.

Los ponentes fueron dos: Doña María Isabel Pérez Hernández, Doctora Arquitecto y especialista en la historia del Parque de “El Capricho”, sito en la Alameda de Osuna, por una parte; y Don Antonio Morcillo López, presidente del Grupo de Estudios del Frente de Madrid, por otra.

La jornada comenzó con puntualidad, puntualidad de verdad, no puntualidad hispánica, y en una sala abarrotada, en la que se acabarían juntando alrededor de doscientas personas (a ojo de mal cubero), con una breve historia del Jardín de “El Capricho”.

Huérfanos acogidos por el «Socorro Rojo Internacional» en el interior del Palacio de Osuna.

La Doctora María Isabel Pérez rememoró brevemente la creación de los jardines y sus diferentes propietarios, hasta que la quiebra de la familia Bauer (sus propietarios de entonces) lo hizo caer en el abandono. Era el principio de la historia, pues mientras la comisión liquidadora trataba de encontrar un comprador, llegó la guerra civil. Los primeros en instalarse entonces en el lugar fueron los miembros del “Socorro Rojo Internacional”, que instalaron un hogar para los huérfanos de guerra; hogar que pronto fue sustituido por una brigada de carros de combate, la 2ª, más concretamente, bajo el mando del General Dimitri Grigoriev Pavlov. En enero Largo Caballero visita la base de carros, que permanecerá allí hasta que, entre el 13 de marzo y el 6 de abril, el General Rojo dará órdenes verbales para su conversión en Cuartel General del Grupo de Ejércitos Centro.

Tomó la palabra don Antonio Morcillo para hablarnos de los bombardeos sobre Madrid: tanto aéreos como artilleros, y para irnos explicando tanto la frecuencia de unos y otros como las defensas existentes, sobre todo la defensa antiaérea. Cuando en Febrero de 1937 el mando en Madrid quedó unificado en la persona del General Miaja, como Comandante en Jefe del Ejército del Centro, se decidió trasladar el Cuartel General desde el Ministerio de Hacienda, muy cercano a la puerta del sol, hasta el Jardín de “El Capricho”. Allí se gestarían muchos de los importantes acontecimientos posteriores, incluyendo el golpe del Coronel Casado en marzo de 1939.

La galería principal del búnker en la actualidad. El alicatado es original, la luz blanca no.

Volvió a tomar la palabra la Doctora Pérez para exhibirnos una serie de fotografías inéditas tanto del palacio como de los jardines y del búnker que se había construido en ellos, todo ello camuflado bajo el nombre en clave de “Posición Jaca”. Llegados a este punto, es necesario indicar que tanto las fotografías aportadas como su análisis han sido, sin duda, la parte más interesante de las ponencias de Doña María Isabel Pérez, al menos desde el humilde punto de vista de este reseñador. A continuación pasó a mostrarnos una serie de mapas de época, donde pueden verse tanto las instalaciones militares construidas para el cuartel general, como las modificaciones que estas provocaron en el jardín.

Fue de nuevo el turno de Don Antonio Morcillo, para llegar al “quid” de la cuestión, una exhaustiva descripción del búnker: habitación a habitación, foto a foto, croquis a croquis y plano a plano. Una auténtica maravilla de exposición, y un magnífico ejemplo de arqueología del bunker. Por mi parte, la ponencia más interesante del segundo de los intervinientes.

Uno de los accesos gemelos del búnker, que daba acceso al palacio.

Quedaban por exponer unas pinceladas de la posguerra, un “y que fue después”, desde el  abandono a unos pies de foto de lo más capcioso, y de Marisol al Conde Drácula, pasando por el igualmente terrorífico Shaft, pues el lugar se convirtió en escenario cinematográfico “libre de obligaciones”.

Dicho todo esto, esta humilde reseña no alcanza, para nada, a transmitir el auténtico nivel de la conferencia, por lo cual animo a quienes puedan a apuntarse a las próximas, si las hubiera, y agradezco, como mero aficionado, la pasión y el interés puesto en la charla por los ponentes.

 

  1. cdosc says:

    Una pena no haber podido asistir. Vivo muy cerquita del parque y lo he disfrutado antes de su popularización. Nunca he visitado el interior de los bunker y me gustaría hacerlo. En su día e hablo de posibles visitas. ¿no se comentó nada del tema Javier?

  2. Javier Veramendi B says:

    Buenos días caballero.
    Te perdiste dos horas y media que se fueron en un suspiro, jejej.
    Pues creo recordar que nada se dijo ni de horarios ni de días de visita al bunker. Por otro lado la descripción fue tan buena que de cara a ir directamente, no se, muchas escaleras…
    Un saludo.

  3. Serafina says:

    Hola

    El bunker no se puede visitar. Solo se abre en ocasiones contadas y para grupos «especiales» pero no está abierto al público.

    Saludos

Leave a Reply to Serafina Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.