Piloto de F-105 Wild Weasel, Thorsness se enfrentó a los Migs norvietnamitas sin apenas combustible y munición prestando apoyo a una misión de rescate de otra tripulación derribada, pese a que su avión no estaba diseñado para el combate aire-aire. Esta es su historia.

Thorsness y Johnson

Leo K. Thorsness nació el 14 de febrero de 1932 en Walnut Grove, Minnesota. Se alistó en la Fuerza Aérea en 1951 como cadete y se graduó tres años después. Su primer destino de vuelo operacional fue en un F-84 de la 31º Ala Estratégica de Caza en Albany, Georgia. Más tarde voló F-100 Super Sabres antes de pasar a volar en F-105 Thunderchiefs.

En 1966, Thorsness había completado su curso de entrenaminento para volar el F-105 «Wild Weasel» y fue destinado a la 357º Ala Estratégica de Caza en la base aérea de Takhli en Tailandia. La misión de los Weasel era preceder a una fuerza aérea de ataque en la zona de blancos asiganda en Vietnam del Norte, atraer a los misiles enemigos tierra-aire (SAM) y radares antiaéreos para una vez puestos en funcionamiento, detectarlos y destruirlos con bombas y misiles que seguían el rastro de las emisiones de radar.

El 19 de abril de 1967, Thorsness lideraba un grupo de cuatro aparatos en una misión de destrucción de misiles SAM en las inmediaciones de Hanoi. Llegando al área marcada como objetivo ordenó a dos de sus aviones a patrullar al norte mientras el y su punto hacían un barrido hacia el sur. Poco despues, los dos aviones destruían dos emplazamientos SAM, pero en la segunda pasada, su punto fue alcanzado por el fuego antiaéreo. El piloto y su oficial de radar lograron eyectarse.

Sin que Thorsness lo supiera, el otro par de aviones había sido atacado por cazas Mig norvietnamitas, y al estropearse el afterburner de uno de los cazas norteamericanos, ambos decidieron romper el contacto y volver a la base, dejando a Thorsness solo. Éste continuó volando alrededor de los paracaidas de la tripulación derribada, comunicando su posición al centro de búsqueda y rescate. De repente, su oficial de radar, el captián Johnson, divisó un Mig-17 por el ala izquierda.

Aunque el F-105 Wild Weasel no estaba diseñado para el combate aire-aire, Thorsness atacó y derribó al Mig con sus cañones de 20mm. Otro Mig se acercó por su cola, pero Thorsness, corto de combustible, rompió el contacto y fue en busca del avión cisterna. Mientras tanto, dos A-1E Skyriders y un helicóptero de rescate llegaron a la zona para rescatar a la tripulación derribada. Al enterarse Thorsness, con solo 500 proyectiles de cañón, canceló el repostaje y volvió a prestar apoyo aéreo a la fuerza de rescate, sabiendo que había todavía Migs en la zona.

Divisó cuatro Mig-17 e inició el ataque, infligiendo daños a uno (aunque no le fue acreditado porque su cámara se había quedado sin película) y expulsando a los otros de la zona. Entretanto, otro par de Migs derribaron a uno de los Skyriders. Aunque apenas tenía munición, Thorsness volvió a la zona, esperando de alguna manera apartar los Mig del otro Skyrider. Entonces, llegó una nueva fuerza de cazas norteamericana para hacerse cargo de los Migs.

De nuevo con el combustible agotado, Thorsness volvió para encontrarse con el avión de repostaje cuando otro de los pilotos de caza recién llegados, también casi sin combustible, declaró una emergencia. Thorsness sabía que no llegaría a Takhli sin repostar, pero calcuó que podría llegar a Udorn, 200 millas más cercana, así que dirigió al avión cisterna hacia el piloto que declaraba la emergencia se dirigió hacia allá. Una vez cruzó el río Mekong y se acercó a la base, quitó gases y planeó, tocando tierra en el mismo momento en que se apagaba su motor por falta de combustible.

Once días después, en su 93ª misión, a falta de siete días de volver a casa, Thorsness y Johnson fueron derribados por un misil de infrarrojos disparado por un Mig-21 sobre Vietnam del Norte. Ambos se eyectaron del avión condenado, sufriendo Thorsness graves heridas. Al llegar al suelo fueron capturados y pasaron los siguientes seis años en prisiones de Vietnam del Norte, donde se encontraron con la tripulación del F-105 que habían intentado proteger.

Debido a su «actitud poco cooperativa», se le denegó a Thorsness atención médica, y pasó un año completo aislado y sometido a tortura. Estando en cautividad, Thorsness supo que había sido nominado para la Medalla de Honor del Congreso. El oficial encargado de la redacción de la petición de nominación había sido también derribado y llevado a la misma prisión.

Thorsness en el momento de su liberación

En marzo de 1973, Thorsness, caminando con muletas, Johnson y otros prisioneros de guerra fueron liberados. En octubre de 1973, el Presidente Richard Nixon condecoró a Thorsness con la Medalla de Honor por el heroismo demostrado aquel día de abril de 1967. En realidad la concesión de la medalla había sido aprobada cuando todavía era un POW, pero por su seguridad, no fue hecho público hasta que Thorsness regresó a su país. Johnson fue condecorado con la Cruz de la Fuerza Aérea.

Thorsness, después de completar 23 años en la Fuerza Aérea, se retiró en 1973, 10 días después de haber sido condecorado, debido a su incapacidad para volar jets por las heridas sufridas en su espalda durante la eyección y las torturas recibidas en cautividad. Posteriormente sería senador por el estado de Washington y actualmente vive retirado junto a su familia en Alabama. Es miembro del Consejo de Dirección de la Fundación de la Medalla de Honor del Congreso, y presidente de la Sociedad de la Medalla de Honor del Congreso.

Viene de Medalla de Honor – Charles E. “Commando” Kelly

  1. Miguel Fiz says:

    Una buena narrativa sobre uno de esos acontecimientos relativamente «obscuros» de esa guerra y una acción de autentico heroismo. Si me gustaría, a riesgo de parecer un poco atorrante, “pulir” algunas cosas respecto a las acciones de aquel día, 19 de abril del 67. Esto para evitar que se propague el clásico esquema del “teléfono descompuesto”.

    Primero aclarar que lo acontecido ese día en realidad es algo terriblemente complejo, ya que en realidad hubo una cantidad muy grande de aviones involucrados. El hecho de que hasta la fecha solo se tenga acceso parcial a datos clave de parte de las autoridades vietnamitas desde luego que no ayuda mucho a aclarar el asunto, finalmente debemos de tomar en cuenta que todo combate aéreo es ante todo una situación muy dinámica, con gran cantidad de variables, mismas que se multiplican por necesidad cuando la cantidad de jugadores aumenta, asi pues, la cuestión de reclamos siempre debe de ser tomada con pinzas.

    Indicar que Thorsness era para ese momento un “Perro viejo”, al parecer el y su radarista habían escapado de manera exitosa al encuentro con 53 misiles SAM y de hecho el era instructor para los recién llegados a integrar las filas de los “Thud” encargados de la supresión de radares.

    Ese día en efecto con Thorsness iban otros 3 F-105 en misión “Iron hand” (el termino referido a las misiones de avanzada de supresión de radares). El código radial para el grupo de Thorsness era “Kingfish” y Thorsness era “Kingfish 1”. Hay que aclarar que aunque no es 100% seguro, lo mas probable es que al F-105 de Madison (“Kingfish 2”) le derribase no la AA, sino un MIG 17, cuando menos esa es la conclusión de los reportes “Red Baron” que la USAF compilo al final del conflicto. Debemos recordar que aproximadamente un 80% de los derribos en ese conflicto por parte de la aviación de Vietnam del Norte se logro sin que el derribado supiera de donde venia el ataque, incluso sus acompañantes podian no darse cuenta…

    De ser así lo mas probable es que el MIG que diviso a continuación el radarista de Thorsness fuese o el mismo que derribo a “Kingfish 2” o el punto de dicho MIG, ya que era regla operar en parejas para intercepciones de ese tipo.

    Otra cosa, en la narrativa se indica que luego de que Thorsness derribo al MIG 17 divisado inicialmente, fue atacado por otro MIG, pero “Kingfish 1” rompe el contacto por andar falto de combustible y busca repostaje (eso se hacia ya pasando la frontera de Laos). La razón de la perdida de combustible es que al inicio del combate aéreo “Kingfish 1” debe soltar los tanques suplementarios para aumentar agilidad, eso sumado al enorme consumo de combustible que seguramente debe haber incluido varios encendidos del postquemador provoco que el “Thud” se “secase” rápidamente. Lo interesante es que luego se señala que cuando Thorsness se entera de que llegan al área dos “Sandy” (A1) y un helicóptero, “cancela el repostaje”…

    Eso es inexacto, en realidad “Kingfish 1” si llega a un tanquero y llena sus depósitos, para luego retornar a apoyar a los “Sandy” y al helicóptero. La razón de que esa versión de la cancelación del repostaje en ese momento del combate se haya difundido seguramente tiene que ver con ese fenómeno de “teléfono descompuesto” cuando un relato se va embelleciendo al pasar de boca en boca…

    También se menciona que a “Kingfish 1” le quedaban unos 500 proyectiles en el cañón Vulcan, en efecto eso fue lo que declaro, haber disparado hasta ese momento dos ráfagas de 300 tiros aproximadamente c/u. dado que el F-105 transportaba poco mas de 1,000 proyectiles, es un dato exacto, pero debemos de tomar en cuenta entonces que a “Kigfish 1” le quedaban tiros como para cuando menos dos ráfagas, vamos pues, que no iba desvalido.

    Lo interesante viene después, en efecto varios MIG 17 llegaron al área donde “Kingfish 2” había caído, seguramente dirigidos por el control de tierra, que, habiendo sido informados de la aparición de paracaídas, estarían esperando que llegasen mas aviones norteamericanos al área para emboscarles. “Kingfish 1” hizo lo mejor que pudo para evitar que los “Sandy” fuesen atacados, pero a pesar de sus esfuerzos “Sandy 1” (Mayor John Hamilton) es derribado y casi derriban a “Sandy 2”.

    Luego, se menciona en la narrativa que “Llego una nueva fuerza de cazas Norteamericana para hacerse cargo de los Migs”… aquí debemos de tomar en cuenta que la misión “Iron Hand” de “KIngfish” era en realidad la avanzada de un raid sobre instalaciones del ejercito de Vietnam del Norte en Xuan Mai, cerca de Hanoi, había involucrados cuando menos otros 3 grupos de F-105 armados con bombas que debían atacar dichas instalaciones mientras “Kingfish” se encargaba de los SAM en el área.

    Los aviones que acuden en auxilio de “Kingfish 1” y “Sandy 2“ eran pertenecientes al vuelo “Nitro”, dirigido por el mayor Jack W. Hunt (“Nitro 1”), tres de ellos “Nitro 1”, “2” y “3”) habían debido soltar sus bombas para enfrentar a aviones MIG 17 que les atacaron, mientras “Nitro 4” (Mayor Frederick G. Tolman) continuo hacia y arrojo sus bombas en el objetivo.

    “Nitro 1”, “2” y “3” acudieron después en auxilio de “Kingfish 1” pues, entablándose una “pelea de perros” en la que “Nitro 1” recibo una victoria confirmada, poco después se les une “Nitro 4”, a tiempo para derribar otro MIG que estaba atacando a “Nitro 1”, claro que esto se dio en medio de combates muy cerrados, con cantidad de los llamados “daisy chain” (cuando un avión es perseguido por un enemigo y ese enemigo por un amigo del primero y el tercero por un enemigo suyo..).

    Finalmente, aquí si, “Kingfish 1” va al encuentro del un tanquero, pero recibe mensajes de un “Thud” de los participantes en el raid indicando que estaba casi sin combustible y extraviado, así que envía al tanquero hacia el norte (siempre dentro de Laos) donde se encuentra con el extraviado y reposta del mismo.

    Agregar que en ese mismo raid otro F-105 es acreditado con un derribo, el tripulado por el capitán William E. Eskew, líder del vuelo “Panda”. Ellos tuvieron de hecho un día muy movido, reportando haberse encontrado con cuando menos 11 MIG, los otros 3 elementos de “Panda”, los capitanes Paul Seymour, Howard Bodenhamer y Robert Hammerle, recibieron créditos por MIG “dañados”.

    De manera pues, que la condecoración fue mas que merecida para Thorsness, pero como siempre, la acción en que se vio involucrado, fue mucho mas compleja de lo que en muchas narrativas aparece. Hay que señalar que los combates de este tipo, en que prácticamente estuvieron involucrados solo aviones F-105 (si omitimos a los A1) no han recibido ni el estudio ni la atención que los combates de F-4 y/o de F-8, al parecer los autores especializados consideran que el F-105 era un avión “poco gramoroso”, es probable también que en el futuro surjan nuevos datos, sobre todo de parte de las autoridades de Vietnam, que permitan completar los “huecos” que hay respecto a reclamos y perdidas de su lado, lo que terminara ayudando a que se tenga un panorama mas claro sobre este tipo de encuentros, casi siempre olvidados.

    Si se desea profundizar mas en los echos, sugieron revisar a fondo literatura y trabajos como :
    “Clashes: Air Combat Over North Vietnam, 1965-1972” de Marshall L. Mitchell, pags-93 a 97. Quien “bebe” literalmente de los reportes “Red Baron”, aclarar que alli algunos nombres de vuelos estan cambiados por cuestiones varias, asi pues, “Nitro” es referido como “Tomahawk”.

    “USAF F-4 and F-105 Mig Killers” de Donald J. McCarthy, pags. 100, 118, 119 y 123

    Monografia de la USAF sobre condecorados en Vietnam, lo referente a este incidente de la pagina 27 a 31 :
    http://archive.org/stream/USAFSoutheastAsiaMonographs/vviiair_force_heroes_in_vietnam_djvu.txt

    La recopilación de los chicos del ACIG.org sobre reclamos de ambos bandos es de primera :
    Reclamos USA vs Vietnam del Norte -> http://www.acig.org/artman/publish/article_243.shtml
    Reclamos Vietnam del Norte VS USA -> http://www.acig.org/artman/publish/article_245.shtml

    • Gabriel Fernando Torres says:

      Hola Miguel Fiz: – Conozco la historia de Leo Thorsness y su «301» desde hace casi 30 años así como la de otros pilotos de combate en Vietnam.- Todo lo que mencionas es real y la verdad que hasta me sorprendiste en el lujo de detalles con tu análisis.- Y es muy cierto, hay pormenores en las batallas aéreas de tipo casi individual que se suelen pasar por alto y eso supongo de que se da como motivo de ir restando los mencionados detalles por parte de la historia en sus «resúmenes» según pasa el tiempo.- SALUDOS.- MUY BUENO !!

  2. Hugo A Cañete says:

    ¡Bravo Miguel! Como en los viejos tiempos. Magistral comentario. Ya sabes que tienes las puertas abiertas en este Grupo de Estudios para participar en la modalidad que desees.

    saludos
    (Verdoy)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.