Ponemos un nuevo artículo de Esaú Rodríguez en la sección de descargas de nuestra biblioteca.

Este trabajo es fruto de la amistad con un sencillo señor que regenta una librería con su mujer, y de cómo cambió mi perspectiva de éste cuando le oí hablar de su experiencia en Nicaragua en el programa “Gaspar, Misionero y Comandante Sandinista” realizado por la Radio Televisión Asturiana en 2008.

Pedro, que así se llama, fue durante su juventud Misionero del Sagrado Corazón en Nicaragua durante la década de los 70 y tras su experiencia, harto de lo que vio, se volvió a España donde se casó con una antigua feligresa costarricense, y procuró llevar una vida tranquila, alejado de todo su pasado.

Esta obra surge tras largas charlas y entrevistas con un café, en el que se mezclaron los hechos y las fechas, y de ahí el problema de darle coherencia y un cierto orden cronológico.

Es su experiencia en Nicaragua pero también la de su compañero Gaspar, que acabó convirtiéndose en comandante de la guerrilla Sandinista, muriendo unos meses antes del triunfo ante el gobierno somocista.

La verosimilitud de muchas de las cosas que se afirman no pude ser contrastada pues son experiencias vividas en primera o tercera persona. Los hechos históricos han sido corroborados en cuanto a fechas, pues de casi ninguna se acordaba nuestro testigo, sólo de márgenes más o menos amplios de tiempo, ni de los sitios. Para aquellos huecos difíciles de recordar, he echado mano de “Gaspar, misionero y comandante sandinista” que el propio entrevistado me suministró, y que la R.T. de Asturias le hizo llegar.

Es una forma distinta de entrar una historia poco estudiada, la participación activa e ilusionada de los sacerdotes en la guerrilla sandinista y los motivos que le llevaron a ella.

Descarga el artículo AQUÍ

Si te gustó, te puede interesar Expedientes matrimoniales como fuente de la investigación histórico-militar en el siglo XVII

  1. kelm says:

    He leído el artículo, reconozco mi desconocimiento de esa parte de la historia, salvo a grandes rasgos, pero leyendo el mismo, me han surgido dudas que puede que sean debidas a la redacción:
    a.- “marchan a Guatemala, tras una petición de su congregación para llenar el hueco en varias parroquias, llegando en noviembre, a San Juan del Sur del Departamento de Rivas, al sur de Nicaragua, en la frontera de Costa Rica”
    ¿si se marchan a Guatemala como terminan en Nicaragua?
    b.- “Era Guatemala una enorme finca de Somoza y unos cuantos terratenientes adictos de forma absoluta al dictador”
    He terminado buscando a Somoza en wikipedia, y tenían propiedades en Guatemala… pero no tantas como en Nicaragua. La redacción de esa frase solo caben dos interpretaciones, o Guatemala era propiedad de terratenientes 1.- “Nicaraguenses adictos al dictador nicaraguense” o 2.- “guatemaltecos adictos al dictador nicaraguense”
    No tengo claro si Nicaragua ha pertenecido en algún momento a Guatemala o al contrario…

    En otras palabras que aparece Guatemala en el texto varias veces, y la única relación que veo es que Somoza tenía propiedades allí (como en México o Costa Rica, según wikipedia). Tampoco veo como un sacerdote le envían a Guatemala y termina en Nicaragua, pero no en la frontera con Guatemala sino en la frontera con Costa Rica
    ¿podría aclararme mi pequeño lío mental?

  2. ESAU says:

    Buenas, evidentemente fue un error mío, y lo peor es que tras muchas lecturas no me diese cuenta. Tanto Pedro como Gaspar fueron a Nicaragua, desde un principio y allí ejercieron su apostolado, y como se menciona, llegaban a cruzar la frontera con Costa Rica, cuando así lo requirió la Guerrilla, al hallarse cerca de la frontera. Lamento el error, y la confusión.

  3. Dani says:

    Los famosos curas comunistas de los años 70’s Llegaron a un lugar en el que todo el mundo era católico y hoy día casi hay más evangélicos…………….

    • ESAU says:

      Buenas Dani, si lees en profundidad verás que se denunciaba la presencia de pastores evangélicos como una forma de control del pueblo que tenía el gobierno, auspiciado y financiado por los EEUU. Hoy en día hay más evangélicos, y se ha producido un retroceso en la visión revolucionaria de la población, y un retroceso en la mentalidad, hacia posturas más retrógradas. Criticamos mucho el wahabismo financiado por los países árabes, hab´ira que ver si no es un intento de otros gobiernos por extender su control…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>