Las armas provenientes de la Unión Soviética fueron las comunes en las filas republicanas.

Vistas izquierda yd erecha de la ametralladora ligera DP M1928

Una de las ametralladoras, ligeras en este caso, más comunes en los pelotones del Ejército Popular Republicano fueron las míticas DP M1928. Esta ametralladora ligera, considerado por algunas fuentes como fusil ametrallador, tuvo una gran actividad en el conflicto español. La DP M1928 era un arma reglamentaria en el Ejército Rojo, y una de sus características más icónicas eran sus cargadores de tambor conocidos como ‘sartenes’.

Los envíos de estas armas comenzaron pronto en noviembre de 1936, cuando se dejó ver el primer material soviético ante la batalla de Madrid. La llegada de estas máquinas no finalizó hasta enero de 1939, cuando para entonces habían llegado nada menos que 5.146 armas de esta clase. Era una ametralladora ligera robusta, fiable y que dio muy buen servicio en la guerra, y posteriormente en la Segunda Guerra Mundial donde también fue muy utilizada. Disparaba el cartucho 7,62 x 54 R como los fusiles Mosin-Nagant y disponía de bípode y apagallamas.

La historia de la DP M1928 es muy interesante en España, pues tras el conflicto militar fue capturada en grandes cantidades por el ejército rebelde. El cartucho 7,62 fue muy abundante en la España de posguerra, incluso se llegó a fabricar en la Fábrica de Armas de Sevilla durante largo tiempo hasta nada menos que la década de 1950. Con tal ingente cantidad de ametralladoras DP, las nuevas autoridades decidieron repartirlas entre los destacamentos de la Guardia Civil. Durante esos años se editaron boletines y manuales para su uso y despiece. Curiosamente se la empezó a conocer como “fusil ametrallador Napot”. El Napot provenía de que en los cargadores llevaban inscrito en cirílico Natpoh (Cartucho) en ruso.

Guardias civiles entrenando con una ametralladora Napot

La Guardia Civil las utilizó largo tiempo hasta que fueron sustituidas a su vez por nuevo material, en este caso el fusil ametrallador FAO (que a la vez se basaba en el fusil ametrallador ZB 26 checo). En el bloque comunista esta arma fue mejorada posteriormente para alargar su vida útil y que pudiera utilizar cintas de cartuchos y no cargadores de tambor. Hoy día sigue siendo una de las armas más famosa de la primera mitad del siglo XX, llegando su uso hasta cerca de 1970 ya durante la Guerra de Vietnam.

Características;

Longitud: 1,2 metros aproximadamente

Peso: cerca de 9 kilogramos

Calibre:  7´62 x 54 mm

Cargador: tambores de 47 cartuchos, cinta en la versión RP-46

Cadencia de disparo: 500 o 600 disparos por minuto

Viene de Ametralladoras de la Guerra Civil (XI): Bergmann MG15nA

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.