Se podría pensar que habría sido «lógico» o «natural» que Dahlgren impulsara el desarrollo de la artillería estriada a su regreso a la oficina en 1868, habida cuenta de los acontecimientos europeos contemporáneos y de la retrospectiva.

Cañón Armstrong de retrocarga

Los británicos habían empezado a distribuir cañones de retrocarga Armstrong a su flota en 1861. En mayo de 1862, cada clase de buque de guerra de la Marina Real llevaba al menos un cañón Armstrong, desde los de 9 libras que se usaban en las lanchas hasta los de 110 libras que se llevaban en los grandes barcos. La precisión del Armstrong de 32 libras a 3.000 yardas era siete veces mejor que la de un cañón de avancarga comparable.

La retrocarga significaba que la tripulación no tenía que meter el arma para cargarla. La retrocarga eliminaba la posibilidad de doble carga del arma en la batalla, y la posibilidad de que los fragmentos quemados de la carga anterior pudieran provocar el segundo disparo. El Armstrong fue el primer cañón moderno de retrocarga en servicio regular.

Dahlgren, sin embargo, no percibió ninguna amenaza del arma Armstrong, o de cualquier otra pieza de artillería estriada. «El cañón no ha perdido totalmente su interés», escribió, «que con nosotros ha disminuido hasta el punto de dejar mucha menos presión para mejorar que antes – si el cañón estriado hubiera sido seguro – podrían haber gobernado – pero no lo han hecho».

Almirante David D. Porter

El desdén de Dahlgren no era infundado. Sir Alexander Milne, comandante en jefe de la Estación Británica de América del Norte y las Indias Occidentales de 1860 a 1864, fue escéptico del cañón Armstrong desde el principio. Descubrió que su recámara era propensa a explotar durante el disparo, y que su poco fiable pieza de ventilación, su delicada munición y su pequeño porte lo hacían difícil de manejar.

En una carta al Almirantazgo escrita en diciembre de 1863, Milne declaró que el cañón Armstrong «no era adecuado para el servicio a flote». La Marina Real volvió a los cañones de avancarga como su principal armamento al año siguiente. No fue hasta 1880 que se introdujo un cargador mejorado, terminando finalmente con el largo reinado de los cañones de avancarga.

Aunque Dahlgren había sido un defensor de la artillería estriada antes de la guerra, su actuación durante la guerra cambió su opinión. «No se ha fabricado ningún cañón pesado estriado que cumpla, incluso en grado moderado, los requisitos para armar buques de guerra», declaró en un informe al Congreso el 15 de abril de 1864.

Parrot de 100 libras estriado

Durante los ataques a Fuerte Fisher en diciembre de 1864 y enero de 1865, tantos los cañones Parrott de 100 libras explotaron en acción que, según el comandante del Escuadrón de Bloqueo del Atlántico Norte, Contralmirante (más tarde almirante) David D. Porter, los oficiales y los hombres «perdieron la confianza en ellos». Por el contrario, ni una solo cañón Dahlgren de 9 u 11 pulgadas que haya pasado la prueba ha estallado prematuramente en servicio.

Henry Wise dijo que «las ventajas reclamadas para el cañón estriado sobre los calibres lisos son en muchos aspectos visionarias, y no soportan la prueba del combate real». El Almirante Porter resumió la opinión prevaleciente en la Marina de los Estados Unidos al final de la Guerra Civil: «El cañón estriado no había hecho en ese momento tal avance que nos satisficiera de que sería el arma del futuro».

Viene de Batalla de Hampton Roads. Orígenes de la prueba de artillería contra blindajes y desarrollo de la artillería de la US Navy en la Guerra de Secesión (X)

Sigue en Batalla de Hampton Roads. Orígenes de la prueba de artillería contra blindajes y desarrollo de la artillería de la US Navy en la Guerra de Secesión (XII y final)

  1. Dani says:

    Recuerdo que en una serie de TV salía que un cañón de retrocarga explotaba. Precisamente cuando los sureños lo capturaban y trataban de usarlo contra los federales.
    Pues vaya chasco ¿qué problema tenían los parrot para explotar tan a menudo?

Leave a Reply to Dani Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.