Este atolón, a 3.200 kilómetros al oeste de Honolulu, fue reclamado por Estados Unidos en 1898 y desde entonces había permanecido en el olvido, hasta que la Pan American Airways eligió la isla como base para la ruta de sus clippers hacia a oriente en los años 30.

Aún así, en la planificación estratégica de preguerra de la Flota del Pacífico ya se preveía crear una base de hidros en dicho atolón para potenciar las misiones de reconocimiento de largo alcance en el Pacífico Central, aunque para el 7 de diciembre los trabajos aún no habían comenzado. Las primeras fuerzas americanas en llegar a Wake fueron elementos del Primer Batallón de Defensa de Marines, el 19 de agosto de 1941. El Mayor Putnam y sus 12 Wildcats del VMF-211 partieron hacia la isla lanzados desde el USS Enterprise el 4 de diciembre. Los F4F-3s habían sido recién entregados al escuadrón, por lo que sus pilotos no estaban todavía familiarizados con ellos.

Las obras de construcción del aeródromo, comenzadas a finales de agosto, estaban avanzadas para el mes de diciembre, y la longitud de la pista se consideró suficiente para garantizar la operatividad de los aviones; aunque de manera restringida ya que no era lo suficientemente ancha para que pudiera operar más de uno al mismo tiempo. Las instalaciones eran prácticamente inexistentes y no había abrigo para los aviones ni disposiciones para la dispersión de los aparatos. Los mecánicos no disponían de talleres de reparación y apenas había herramientas y piezas de repuesto para los Wildcats. El Batallón de Defensa no disponía de radar, pese a ser reglamentario, para evitar el riesgo de que pudiera caer en manos japonesas; y el único equipo disponible para las tareas de repostaje era el bombeo a mano del fuel desde barriles de gasolina de 250 litros.

Las noticias del ataque a Pearl Harbour se recibieron en la mañana del día 8. Inmediatamente una patrulla de 4 aparatos se puso en el aire, dirigiéndose hacia el norte a unos 3.660 metros de altitud. Sin embargo, el primer ataque japonés de 36 bombarderos bimotores llegó desde el sur a través de un chubasco a 457 metros de altitud. El ataque fue devastador, dejando al destacamento del VMF-211 solo con los aparatos que estaban en el aire y produciendo 20 muertos y 11 heridos. La mayor parte de las reservas de gasolina fueron destruidas, así como las herramientas, las piezas de repuesto y los manuales de mantenimiento de los aparatos. A las 11:45 se produjo un segundo raid, y esta vez los cazas americanos derribaron un bombardero. El día 10 volvieron los japoneses y el capitán Elrod derribó dos bombarderos con su Wildcat.

El día 11, una fuerza naval japonesa llegó por la parte sur de la isla y se dispuso a desembarcar. Las baterías del Batallón de Defensa repelieron el ataque logrando hundir un destructor japonés, mientras la aviación atacaba al resto de la fuerza en retirada con bombas de 45kg, haciendo blanco en dos cruceros ligeros y un transporte. Para rematar el ataque, los ametrallamientos de los cazas americanos provocaron la explosión de otro destructor a 32km de la costa. Como consecuencia de esta acción hubo que lamentar la pérdida de dos de los cuatro aviones disponibles. Cuatro horas después, 30 bombarderos japoneses volvieron a la isla, siendo dos derribados y uno dañado por los dos cazas supervivientes.

El día 14, un Wildcat es destruido en un bombardeo. Los mecánicos haciendo esfuerzos sobrehumanos lograron poner en funcionamiento un F4F con los restos de los aviones destruidos, elevando otra vez a 2 aviones la fuerza disponible en la isla para el día 17.

El día 20, un PBY de la Marina aterrizó en la isla e informó de una fuerza de socorro que estaba en camino. Fue el último contacto con la guarnición de Wake. 50 minutos después de que despegara, 29 bombarderos y 18 cazas procedentes de portaaviones japoneses atacaron la isla; y tres horas más tarde lo hicieron 33 bombarderos provenientes de la base de Roi.

En la mañana del 22, los dos aviones supervivientes del VMF-211 estaban de patrulla cuando aparecieron 33 bombarderos y 6 cazas procedentes de la flota japonesa. En la escaramuza que tuvo lugar seguidamente, uno de los F4F hizo un aterrizaje forzoso y del otro nunca más se supo. Con estas dos pérdidas la isla se había quedado sin cobertura aérea y sin aparatos, por lo que el personal de tierra del VMF-211 se unió al Batallón de Defensa como tropa de infantería.

Este mismo día, la fuerza de socorro estaba a unos 965km de Wake, pero un análisis detallado del material que había quedado disponible tras el desastre de Pearl Harbour llevó al Alto Mando a reconsiderar la misión de socorro, estimando que esta fuerza iba a ser de más utilidad en la defensa futura de otros enclaves; así que el día 23 se ordenó su vuelta a Hawai. Esa misma madrugada las primeras fuerzas japonesas empezaron a desembarcar en la isla y a las 7:00 de la mañana el comandante en jefe de la isla, Cunningham, ordenó la rendición.

Tras el revés de Wake, la aviación de los Marines no participó en más acciones defensivas hasta la batalla de Midway, casi seis meses después. Sin embargo, no había tiempo que perder respecto de algunos movimientos estratégicos de primer orden. En la línea vital de abastecimientos del Pacífico Sur, que comunicaba Hawai con Australia, había otras islas que defender de la amenaza japonesa. Se estaban construyendo aeródromos a marchas forzadas en la mayoría de ellas, y tan pronto como éstos estaban listos, aviones del Ejército, de la Marina o de los Marines eran apostados en ellos. Algunas de estas islas estaban en manos británicas, como el caso de Fiji, donde había una guarnición con 22 aviones británicos.

Extracto del estudio Aviación de Marines durante la Segunda Guerra Mundial

 

Si te gustó, no te pierdas   James Swett, Medalla de Honor en los cielos de Guadalcanal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.